Zaida Ben-Yusuf, la retratista de Nueva York

Aunque estuvo a punto de ser engullida por la historia, cada vez se conocen más obras de Zaida Ben-Yusuf, la retratista más reconocida de Nueva York en el primer cuarto del siglo XX. 

Colita
Fotógrafa

Zaida Ben-Yusuf (1869-1933) nacida y educada en Londres, fue una fotógrafa, de padre argelino y madre alemana,  muy conocida tanto en Europa como en América. Aunque estuvo a punto de ser engullida por la historia, Franck H. Goodyear descubrió un retrato suyo y empezó a escarbar, a investigar, y a descubrir más sobre su vida y su trabajo, que poco a poco ven la luz.

Se trasladó  a América en 1890, pero no fue hasta 1895 que cogió por primera vez una cámara. Cuando volvió a a Europa, en 1896, le mostró  una fotos a George Davison, que era el representante de la “Photo Secesión” en París. Davison alabó su obra y le dio ánimos para continuar trabajando, y Zaida, sin gran experiencia, se lanzó  a abrir un estudio propio en 1897  en pleno corazón de Nueva York, en  la 5ª Avenida. Se especializó en el retrato.

Theodor Roosvelt (1899)

Uno de sus primeros encargos importantes, fue una colección de retratos entre los cuales figuraba el presidente Teodhore Roosvelt  para la Revista Century, y Zaida se convirtió  en la fotógrafa de moda de Nueva York. Chaplin, Edith Wharton , Julia Marlowe…frecuentaron su estudio.

Los retratos de Zaida nos la describen atractiva, glamurosa y a la ultima moda, su amigo y fotógrafo F. Holland Day, así nos la transmite, una joven segura de si misma, comprometida con la cultura contemporánea, asidua de los círculos bohemios.

Autorretrato

En cambio, el crítico Sadakichi Hartmann, que escribió mucho sobre ella, la eleva  a los altares o la condenaba a los infiernos,  en un confuso ejercicio de amor – odio de rencores y alabanzas.

El éxito le llegó  rápido a Zaida, y desde 1897 a 1902 sus fotos se expusieron en Nueva York, Filadelfia, Glasgow, Londres, Viena. Y notablemente en la gran manzana, de la mano de Stieglitz, en el Camera Notes y el Camera Club.

Una de sus obras titulada Un estudio llamó poderosamente la atención. Acabó en manos de Stieglitz. Zaida había entrado ya en el mundo del arte. Por todo ello se convirtió en portavoz de la Eastman Kodak Company.

La influyente fotógrafa Frances Benjamín Jonson, gran animadora del mundo fotográfico-cultural femenino, la incluye en la primera colección de fotografía, únicamente producida por mujeres  americanas, en 1900, que se expone en Moscú y París (Exposición Universal 1901). La colección consta de 142 originales cuidadosamente seleccionados por Frances, de un total de 28 mujeres. Zaida esta representada con cinco obras, entre las cuales se encuentra un autorretrato.

Frances B.J. escribe un artículo sobre ella en el Lady’s Home Journal, que Zaida ilustra con sus fotos. “La  Srta. Ben Yusuf  llegó a la fotografía como una novata, pero enseguida alcanzó el reconocimiento con sus retratos poco convencionales, imbuida por sus ideales artísticos, su fuerte carácter y personalidad”. Cuando en 1901 Stieglitz organiza la publicación de 36 fotógrafos americanos en Camera Notes, titulada Fotografía Pictorialista  Americana en Glasgow, el autor del texto Allan C. Mackencie, menciona especialmente la excelente contribución de Zaida. Stieglitz la toma bajo su protección,  e incluye “Study” en su colección privada.

Daniel Chester, escultor

En el conjunto de la obra de Zaida, se cuentan numerosos retratos femeninos de imposible identificación, ya que en principio  no se informaba del nombre completo de la modelo, solo sus iniciales, como el hermoso retrato de “miss Mc.” Los hombres, en cambio,  se identificaban con sus nombres, apellidos, profesiones, títulos, entre otros aspectos.

Tanta fue su prominencia, que en 1903 un artículo publicado en el Current Literature, incluye a la “Artista fotógrafa Zaida Ben Yusuf”, junto a otras celebridades como Lady Curton, Virreina de la India, y el millonario industrial Alfred Krupp, entre otros.

Zaida también viajó mucho. Estuvo en Europa y Japón, y enviaba los artículos y y sus fotos de viajes a Estados Unidos, donde se publicaban en prestigiosas revistas. Japón a través de mi cámara (1904)  y en 1905, la revista American Art News publicó una selección de 31 retratos de los artistas americanos mas importantes, y Zaida contribuyó con siete originales, junto a  la conocida fotógrafa Jessie Tarbot Beals, que  estuvo presente con 17 retratos.

Zaida, a la vez que fotografiaba, continuaba su carrera de escritora en el Architectural Record en 1906.  En el Century de 1907, publicó una exquisita colección de fotografía de Japón.

Zaida brilló, para luego desaparecer de la escena. No publicó ni texto ni fotos, se desconoce el porqué. Solo una fecha, su muerte acaecida en  1933. Hasta que aparece un articulo sobre ella en el  Wilson’s Photographic Magazine titulado  “Unos cuantos Retratistas Americanos” que firma Sadakichi Hartman, que por lo visto, al margen de sus acidas críticas, no la olvidó. Zaida figura como la única fotógrafa, mezclada con  un listado de conocidos pintores.

Muchos años mas tarde, en el 2008, la Smithsonian  National Gallery, organizada por su redescubridor Goodyear, exhibe una antológica de la artista. Zaida Ben Yusuf, fotógrafa de retratos en Nueva York. 60 originales recuperados del olvido de la retratista más reconocida de Nueva York en el primer cuarto del siglo XX.

BIBLIOGRAFÍAA RECOMENDADA

Zaida Ben-Yusuf. New York portrait photographer” Catálogo. Merrell 2008.

 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *