Viva Susana ‘manque’ pierda

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez Narváez
Licenciado en Ciencias de la Empresa

Egopa es el acrónimo de Estudio General de Opinión Pública de Andalucía,  el cual periódicamente realiza el grupo de investigadores que integran el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía (Cadpea) en la Universidad de Granada.

El último Egopa se corresponde con la oleada de invierno. El trabajo de campo se realizó entre el  3 de noviembre y el 12 diciembre de 2016 sobre  una muestra de 3.200 entrevistas telefónicas. El estudio se ha hecho público en enero de 2017. Estos estudios tratan de recoger la opinión de los andaluces e ir constatando la evolución  de la misma.  Ya son catorce años desde el primer estudio efectuado en 2002. Vamos a ver qué dice.

Para empezar por lo sustantivo, según el Egopa, los andaluces se muestran pesimistas sobre la situación económica. Se ha interrumpido “la tendencia descendente de las percepciones negativas sobre la situación económica de Andalucía y de España iniciadas en verano de 2013. En la actualidad, el 73,9% de los andaluces califica como mala o muy mala la situación económica de la Comunidad, mientras que el 70,7% tiene una opinión negativa de la situación económica de España. Y más de la mitad de los encuestados considera que la realidad económica andaluza 59,3% (Egopa invierno 2016 un  57,2%) se mantendrá igual en los próximos meses.

Tampoco la situación política regional y nacional se ve con optimismo. Aumenta en 9 puntos la percepción negativa desde comienzos del año pasado, de tal forma que el 64,6% de los encuestados califica la situación política en Andalucía de mala o muy mala, frente al 17,2% que la considera como buena o muy buena. Por el contrario, las valoraciones negativas del panorama político nacional se han reducido en el último año en 7,4 puntos”.

En opinión de los andaluces el “desempleo” (83,8%) continúa siendo el primer problema de la comunidad. Le siguen “educación y enseñanza” (32,7%), “sanidad” (31,7%), “corrupción” (28,7%), “política” (24,4%), y “marcha de la economía” (23,8%). Para los andaluces, cabría decir que curiosamente, después de la marcha de la economía los demás asuntos no son un problema. Así, la “desigualdad social” lo es sólo para un  10,6 %, y mucho más abajo quedan la “seguridad ciudadana” (4,2 %), “infraestructura de comunicaciones” (3,9%), “inmigración” (3,65), “vivienda” (2,6%),  “drogas y el alcohol” (2,6%), “medio ambiente” (1,4%), ”terrorismo islámico” (0,9 %) y “terrorismo de ETA” (0,1%)

Para los andaluces “la política en general (54,9%), española (57,5%) y andaluza (58%) despierta mucho o bastante interés. Aunque con tendencia al descenso en este último año. Ese descenso del interés es mucho más acusado respecto a los sentimientos que despierta la actividad política [tal vez sea más propio hablar de la ineficiencia de la actividad política, digo yo. Así, al 63,8% de los andaluces la actividad política le despierta sentimientos negativos, tales como desconfianza (38,9%) o irritación (24,9%).

La opinión sobre la gestión del Gobierno presidido por la Sra. Susana Díaz  incrementa las valoraciones negativas en diez puntos.  Un 52,2% de la población (Egopa invierno 2016, 42,1%) califica la gestión como mala o muy mala, frente al 21,5% que la considera buena muy buena. Y en cuanto a la situación económica de la comunidad, el  75,4%  de la ciudadanía -siete puntos por encima del Egopa anterior y 15,4 respecto al Egopa del invierno 2016- tiene poca o ninguna confianza en que el Gobierno de Susana Díaz  pueda mejorarla.

Tal vez por ello la Sra. Díaz, aunque continúa siendo la más conocida entre los andaluces con el 91,5%, suspende cuando se pide la valoración -0 a 10- de los distintos líderes andaluces. La presidenta baja de un 5,2 del invierno pasado a un 4,52. Quedando detrás de Juan Marín de Ciudadanos (4,68) y Antonio Maíllo de IU (4,67). A la par de  Teresa Rodríguez (4,51) y con 0,18 por encima de Juan Manuel Moreno Bonilla (4,38).

De “celebrarse elecciones” ahora el Psoe de Susana Díaz bajaría respecto al  Egopa del invierno de 2016 en 3,5 puntos obteniendo un 28,6%. Le sigue el PP que sube un 1,1% obteniendo un  20,2%, Podemos que  queda con un 17% y Ciudadanos e IU que pierden 0,9% y 2,3% respectivamente. Para un partido cuya Secretaria General y Presidenta de Andalucía está las 24 horas de promoción, perder un 3,5 puntos en un año no parece un dato baladí. La ideología de los andaluces permanece estable.

Ese dato, según Juan Marín, la muleta naranja de Doña Susana, es estupendísimo. Por ello aplaude  a dos manos que “el 69,6% de andaluces se sitúen en el centro”. Lo del 69,6% lo obtiene de sumar los porcentajes de votos del Psoe-A (28,6%) PP-A (26,2%) y Ciudadanos (12,1%). Siempre que el Psoe-A no cambie su línea, el Sr. Marín seguirá viviendo su sueño. Haciendo la bisagra sí, pero como un marajá. Así que él y los suyos están la mar de contentos.

Pero en el Psoe deben estar con las carnes abiertas. Ahora que la  Sra. Presidenta va a trabajar a media jornada y desde el AVE en vez de hacerlo a jornada completa y desde San Telmo, a los ciudadanos andaluces se les “ajuma el pescao”. Verás tú si no tenemos que hacer nosotros de bisagra para Podemos e IU, está pensando más de uno.

A las y los políticos que viven en y de su partido desde su  adolescencia, hay que reconocerles una habilidad especial para dar la vuelta a la verdad más incuestionable. El comentario de la Sra. Susana Díaz a un Egopa realmente negativo es un ejemplo palmario:  “Incluso cuando estamos mal en España volvemos a ganar en Andalucía” dijo a la prensa sin despeinarse y con una sonrisa que podía parecer hasta guasona. Le bastaron once palabras. Primero parece asumir que el Egopa le ha propinado un buen golpe. Pero ella, cual Messi, con un quiebro insólito a cámaras, micrófonos y, sobre todo,  ciudadanía andaluza, mete un gol a  España por toda la escuadra. A renglón seguido se dirige al fondo sur y agitando sus brazos, grita aquello de ¡viva Susana manque pierda!

Siguiendo a pie juntillas  la conocida frase “No dejes que la verdad te estropee un buen reportaje”  la Sra. Presidenta dio, con la frase antedicha, por expuestas las exhaustivas y pertinentes explicaciones que los andaluces esperaban y  la, de momento, Presidenta de Andalucía  se puso a preparar su peregrinaje por Castilla y León. Comunidad en la que, al parecer, la  esperaban como agua en mayo.

PD. Al fervoroso practicante del tancredismo político,  Sr. Rajoy, le da igual estar en minoría que con mayoría absoluta. Él, ante cualquier tipo de problema, sólo baraja dos salidas: Los problemas que se pudren en el cajón y  los que soluciona el tiempo. Como por ejemplo:  el precio de la energía eléctrica que se resolverá cuando llueva.

Así lo aclaró la semana pasada en una entrevista radiofónica: “Es preocupante, sí, pero no todo en esta vida y en este mundo depende del Gobierno”.

Es verdad que todo no depende del Gobierno y menos mal. Pero como diría el propio Rajoy “algunas cosas” sí dependen del Gobierno. Como las leyes anti renovables, el “impuesto al sol”, el déficit de tarifa, el IVA, acabar con el monopolio de las tres grandes, etc.
El  Sr. Rajoy sabe que el de la energía, es un sector esencial y básico. Y que es una cuestión de Estado y de derechos de los ciudadanos  y que  por mucho que le guste hacerse el Don Tancredo es obligación del Gobierno asegurar de forma sostenible el interés general. A un precio razonable y llueva o no llueva. Porque como el mismo Rajoy dijo  en agosto de 2015: “Esto no es como el agua que cae del cielo sin que se sepa exactamente por qué”. Si no sabe por qué llueve cómo va a dejar el precio de la electricidad a la lluvia.

Un pensament a “Viva Susana ‘manque’ pierda”

  1. ¿Se acuerda Ud. señor Páez de “la pertinaz sequía? ¿De aquel, que sin mover un músculo de su cara espetaba: “Haga como yo, no se meta en política”. Del que tenía en su despacho un montón de carpetas a su izquierda y derecha y le decía, sin inmutarse, a su interlocutor: “¿Ve Ud. todos estos legajos a mi izquierda? Son asuntos a resolver y los de mi derecha son los “pendientes de revisar. Si viene la próxima semana, los de la izquierda estarán a la derecha y vice-versa” Y se quedaba tan pancho. ¡Qué gran maestro tuvo nuestro don Tanceredo actual! Para sus adentros pensará: si “AQUEL” duró casi cuarenta años, por qué no los voy a cumplir yo? En fin…
    Gonçal Évole

Els comentaris estan tancats.