Un tal Heredia

Por José Martí Gómez

Las conversaciones en plan distendido de muchos de nuestros políticos son de una zafiedad y un machismo delincuencial. El líder de los socialistas de Málaga, pieza clave en el futuro de Susana Díez, definió a Margarita Robles como una hija de puta.

El diputado en cuestión, un tal Heredia, ha aclarado que lo dijo en un ambiente relajado. Es normal. Voy a llamar a un amigo y le voy a decir que el tal Heredia es un puto gilipollas y espero que el tal Heredia me disculpe porque lo voy a decir en privado y en un ambiente relajado.

Tanto relajamiento ya es alarmante. En el juicio del caso Pretoria la fiscal de la sala solicitó se dejase escuchar una grabación en la que dos de los imputados llamaban puta, tía mal follada, y varias ordinarieces más a una interventora decente que se oponía a los chanchullos que tramaban los dos socios socialistas, un alcalde y un diputado. También lo dijeron en plan privado, sin ánimo de insultar, la madre que los parió.

El problema  político empieza  a ser grave en varios frentes.

El de la corrupción que afecta a todos los partidos que han tenido o tienen cuota de poder.

El de la falta de un proyecto político que vaya más allá de asegurar el momio a los que viven del tinglado.

El de la baja calidad humana y cultural de parte de la clase política.

Y sin clase política, sin partidos políticos, la democracia no funciona.

El tal Heredia malparió su reflexión ante las juventudes de su partido en Málaga.

Eso es educarles bien para el futuro, majete.

3 pensaments a “Un tal Heredia”

  1. Martí: ¿Recuerdas el personaje del zapatero remendón de “Réquiem por un campensino español” de Sender, cuando le dice a la “loca” del pueblo,la Gerónima: “Tengo un barrunto…” Pues a mi me está ocurriendo que también ” tengo el barrunto” porque al buen hombre le llegaban noticias preocupantes que se cocían lejos de aquella aldea aragonesa, que este ambiente no me gusta y que no puede acabar bien. Estoy con Didac, entre ese tal Heredia y otros de su calaña empleando un lenguaje tabernario, con nuestra sangre latina caliente, cualquier día “alguien” decide que, ante la colosal desmemoria, conviene repetir la historia. No sé, Martí, sólo es un “barrunto”.
    Gonçal Évole

  2. Olvidas lo que ayer se oyó en la comisión del Congreso sobre la ‘Operación Catalunya’ y Fernández Díaz. Escuchar las conversaciones ‘privadas’ entre Alfonso y Fernández ya fue un escándalo en su día. Pero ver al diputado Rufián intentando acorralarlos demostrando ser tan zafio como ellos, fue lamentable.
    Entre el cinismo de unos y la búsqueda de ‘me gustas’ de otros, uno se siente a la intemperie.

  3. ¿Cómo la ciudadanía le corta las alas a estos “elementos”, ? por mucho que lo miro y remiro, no le veo salida. A no ser que el sistema funcione desde arriba hacia bajo (alguien con 4 dedos de frente ), ya que el de la representación por sufragio no se vé que dé muchos resultados. Y ahí se cogen las señorías…..

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *