Tarde de nubes y claros en Madrid

Participantes en la protesta frente al domicilio de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Foto: Twitter de @lulm.
Participantes en la protesta frente al domicilio de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Foto: Twitter de @lulm.

e-Mail de Madrid
Lourdes Lancho
Periodista

Salgo de trabajar. Viernes por la tarde, primavera, Madrid, Gran Vía. En un extremo el cielo cargado de nubarrones negros. En el otro un sol que deslumbra.
Enfilo con mi moto Gran Vía. Al tráfico siempre complicado a estas horas hay que añadir el séquito, escoltado por la policía municipal con todas las señales luminosas y acústicas, de los representantes de Naciones Unidas que han estado reunidos en Madrid para comentarse lo mal que está el Tercer Mundo, y por enésima vez, condenar el hambre, la desnutrición infantil y bla, bla, bla…

Desde el carril contrario veo los coches oficiales, avasallando e invadiendo carriles contrarios para ir más rápido. Veo ventanillas bajadas y caras de rasgos orientales mirando con curiosidad ese paisaje tan nuestro. Deben ir camino del Madrid de los Austria, que es muy bonito y además se come muy bien.

Voy para casa y al lado un grupo de ciudadanos están haciendo un escrache a la vicepresidenta del gobierno. Vaya, no sabía que la tenía de vecina. Me acerco y es un grupo de gente que grita pero no consigue parecerme amenazante. A diferencia de los fornidos policías que custodian y acordonan el domicilio de Soraya Sáenz de Santamaría. Dicen los diputados del PP que estos ciudadanos se asemejan a lo etarras o los nazis. Entre otros lo ha dicho una diputada del PP, también concejal del barrio de Vallecas, Eva Durán, que ha dicho: “los escraches me recuerdan a cuando los nazis marcaban viviendas”… Se da la circunstancia de que un día antes esta misma mujer había paralizado el desahucio de una familia de su barrio.

Quienes intentan paliar el hambre del mundo van blindados avasallando al resto de mortales por la ciudad, con sirenas y coches oficiales. Quienes nos representan un día criminalizan y otro son ellos mismos quienes reconocen la injusticia. Lo dicho. Tarde de nubes y claros en el cielo madrileño, el tiempo está muy loco. La realidad no digamos. Buff, necesitaremos un buen complejo vitamínico esta primavera, pero me temo que el gingseng se va a quedar corto.

Share

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>