Arxiu d'etiquetes: Santi Vinyals

Cascos delatores

delatarSanti Vinyals
Periodista

En 1939, porteros de edificios, taxistas y dueños de hoteles fueron convertidos a la fuerza en delatores por el nuevo régimen franquista y se crearon cuerpos especiales de delatores gratificados (300 pesetas al mes, equivalentes entonces al salario de un obrero). Muchos no necesitaban tanto. El espíritu de venganza más primario, rencillas vecinales o las posibilidades de lucro personal les llevaban a la denuncia voluntaria. En palabras del coronel Ungría, jefe de los servicios de Seguridad del Estado, durante una visita a Barcelona a finales de febrero de aquel año, “la delación policial subirá al prestigio de aviso patriótico”.

Continua la lectura de Cascos delatores

El hígado y los redaños

Santi Vinyals
Periodista

Un periodista que, hace muchos años, entrevistó a Camilo José Cela en su casa de Mallorca me contaba a la vuelta dos de las sorpresas que le había deparado la visita. La primera, que Cela le recibió recién salido de la ducha, y que permaneció toda la entrevista sin otra cobertura que un albornoz que, al estar él sentado y con las piernas abiertas, mostraba sin pudor cuanto tenía bajo el ombligo. La segunda, un rudimentario y más bien humorístico escudo de armas situado a su espalda, sobre el sillón, donde se leía el lema: “En este país, el que resiste gana”. Continua la lectura de El hígado y los redaños

Precarios de todo el mundo, ¡uníos!

El_precariado_portadaSanti Vinyals
Periodista

The precariat. The new dangerous class (El precariado. La nueva clase peligrosa) es el título original del libro que se publicó en lengua inglesa el año 2011. Acaba de publicarse en castellano con un título diferente, El precariado. Una nueva clase social, y con un prólogo para el lector español escrito ad hoc por el autor. Un prólogo que pretende dar una nota de color local a un contenido muy basado en los mecanismos institucionales de la sociedad británica. Ese prólogo es una especie de cajón de sastre de los más recientes acontecimientos políticos, económicos y sociales en España, confeccionado con unos cuantos datos estadísticos, noticias de actualidad y algunas informaciones obtenidas directamente por el autor. De esta forma se mezclan totum revolutum las cifras de la economía sumergida y del paro, una crítica a la actuación de los sindicatos, los megaproyectos urbanísticos en Tarifa, la política laboral del ayuntamiento malagueño de Alameda y la Associació de Joves de Gràcia, de Barcelona.

Continua la lectura de Precarios de todo el mundo, ¡uníos!

Ser obrero no es ninguna ganga

LAMENTABLE DIA 8[2]
Obreros en una obra. Foto: PILAR AYMERICH
Santi Vinyals
Periodista

El día 1 de mayo del año 1890 en muchas ciudades del mundo los obreros celebraron por primera vez como jornada conmemorativa el Primero de Mayo. Había sido instituida el año anterior por la Segunda Internacional para recordar la condena a muerte de cinco dirigentes obreros de Chicago en un proceso falseado. Fueron colgados el 11 de noviembre de 1887 (uno de ellos se suicidó la víspera de la ejecución). Una revisión posterior del proceso demostró en 1893 su inocencia. Se les había acusado de ser los responsables de la manifestación del 4 de mayo de 1886 en la que, al disparar la policía contra los huelguistas, hubo muertos tanto entre los obreros como entre las fuerzas del orden. La manifestación, de miles de obreros, se había organizado para apoyar una huelga que había empezado el 1 de mayo anterior en demanda de las ocho horas de trabajo.

Continua la lectura de Ser obrero no es ninguna ganga

Del Estado del Bienestar a la beneficencia

1364424852253
Foto: ‘El Periódico’

Santi Vinyals
Historiador y periodista

Hubo un tiempo, no hace tanto, que la Iglesia católica tenía en sus manos todos los aspectos del registro civil. Al nacer, uno quedaba inscrito en el libro de bautizos; al casarse –con una mujer, claro–  debía pasar igualmente por el templo, sin posibilidad de divorcio posterior, y al morirse también era un eclesiástico el que tomaba nota, después de ungir al que finaba con los santos óleos. Los historiadores lo saben muy bien, porque la única información biográfica hasta el siglo pasado se encuentra en los archivos parroquiales, si es que no han sido destruidos por el anticlericalismo revolucionario o por la incuria contrarrevolucionaria.

Todo eso empezó a cambiar con la Revolución Francesa. Poco a poco, todos los gobiernos, en un proceso que duró dos siglos, se fueron haciendo cargo de los datos básicos de los ciudadanos. Los registros civiles fueron quedando como la base de datos, legalmente obligatoria, para todo el mundo, y la Iglesia fue perdiendo sus atribuciones registrales. Al mismo tiempo el número de bautizos, matrimonios por la Iglesia y últimos sacramentos entró en una caída en barrena.

Continua la lectura de Del Estado del Bienestar a la beneficencia

Del Desastre de Annual, en 1921, al Instituto Noos, en 2013

702px-Guerra_del_Rif_1922_-_2
Cadáveres españoles en Monte Arruit. La foto fue tomada meses después del desastre, tras volver a recuperar las posiciones el ejército español.

Santi Vinyals 
Historiador y periodista

Con Urdangarín en Qatar, la propuesta de imputación de la infanta en manos de Miquel Roca, una progresiva insensibilización ciudadana por el amontonamiento de manos metidas en la caja, y los calores veraniegos en puertas, los asuntos de la Monarquía entran en una vía de apaciguamiento. La Casa Real ha optado por aparcar el arriesgado principio constitucional de que “la Justicia es igual para todos”  y sustituirlo por el consejo popular de “una de cal y otra de arena” pero no en su sentido primigenio sino en el de que lo mejor es, una vez metidos los asuntos delicados en la fosa, cubrirlos con paladas de arena y asegurarse tirando encima cal viva, para que no quede rastro.

Continua la lectura de Del Desastre de Annual, en 1921, al Instituto Noos, en 2013