Arxiu d'etiquetes: Pujol

‘El meu avi’

Jordi Pujol a Manresa 29012008

 

José María Mena
Jurista. Ex fiscal jefe de Catalunya

Ha sido un mal verano para los bañistas. No ha dejado de llover desde que Pujol cantó desentonando cívicamente, moralmente, políticamente, estrepitosamente. La gente, y también su gente, abochornada, entre la desilusión y la irritación, ha optado por añadir humor, negro, a su desconcierto. Sus veladas veraniegas acababan entonando “el meu avi”, pero con otra letra. En el nuevo estribillo en vez de “quan el català sortia a la mar”, entonaban “quan Jordi Pujol parava la mà”.(1) A esta gente, crítica y lúcida, nadie la derrotará ni desalentará con desengaños. Ni siquiera los suyos. Continua la lectura de ‘El meu avi’

Des dels Piteus

Manolo Vazquez Montaban (dreta) amb Jaume Fuster (esquerra) amb el xef del restaurant L’Odissea. Barcelona, 1984. Foto: PILAR AYMERICH

Gonzalo Pontón
Pasado & Presente 

Diumenge vaig pujar als Piteus (*). Frisava per parlar del resultat de les eleccions amb el meu padrí, el Pere Pagès. En Pere es un savi: premi extraordinari de llicenciatura a la Universitat de Barcelona, es va doctorar en Filosofia a la de Münster, a Westfàlia, on va conèixer el Manolo (Sacristán), amb qui va discutir durant setmanes sobre la qualitat “interna” de l’acusatiu de Verwertung, en el context del famós pas marxià de la conversió de diner en capital. De tornada a Barcelona va il·lustrar el Manolo (Vázquez Montalbán) sobre les causes fonètiques de la caiguda de la ‘d’ en posició intervocàlica mentre s’estaven a la Modelo. Que a la universitat no li oferissin feina va ser molt enraonat. Ara fa de masover al mas d’en Pujol de Sant Llorenç de Morunys, ha envellit molt i, de tant en tant, el cap se li’n va. Maldava per ficar a la cort una truja prenyada quan va alçar el cap i em va veure.

-Hola, noi!  Què m’expliques? És veritat que als Jardinets de Gràcia van penjar un cartell enorme amb el Mas fent de Moisès tot dient “Doneu-me la majoria absoluta i us daré una Catalunya gran”? –va etzibar-me, burleta. Continua la lectura de Des dels Piteus

O Tempora o mores. La privatización de la sanidad y el Hospital Clínic como ejemplo

Vista aérea del Hospital Clínic i Provincial de Barcelona

Joan Grau
ex Gerente del Hospital Clínic

A primeros de mayo me permití pedir: Hablemos en serio  de la Sanidad. Evidentemente los políticos siguieron demostrando su capacidad y el interés que el tema les produce, nombrando una ministra del ramo que hacía buenas a sus predecesoras. Pero hoy nos enseñan el trasfondo de todas las decisiones políticas tomadas. La solución a todos los problemas que han creado es la privatización. Como es un caso que parece estar sobre la mesa y conozco bastante bien, voy a centrarme en la petición de privatizar el Hospital Cínic de Barcelona. Vayamos por pasos.   Continua la lectura de O Tempora o mores. La privatización de la sanidad y el Hospital Clínic como ejemplo

Sobre la propuesta candeliana de 1964

Josep Maria Cuenca

Cuando allá por los años sesenta del olvidado siglo XX (por calificarlo a la manera del añorado y admirable Tony Judt) Paco Candel andaba metido en la escritura de Els altres catalans no fueron pocos ni invisibles los que se interesaron por el asunto. Sin ir más lejos, Joan Reventós y Jordi Pujol
corrieron a ver a Candel y le brindaron su apoyo: el primero le dio doce mil pesetas reunidas mediante suscripción popular y el segundo le dio un legajo de fotocopias repleto de estadísticas. Nadie en aquel momento, ni tan siquiera quienes se apellidaban Reventós o Pujol, podía imaginar que la obra de Candel que vio la luz en 1964 se convertiría en uno de los libros más citados, vendidos y elogiados de la literatura antifranquista en Catalunya. Continua la lectura de Sobre la propuesta candeliana de 1964

Xavier Trias, el político que no se enfada casi nunca

 

Por Ángel Sánchez de la Fuente, periodista

Barcelona ha cambiado de alcalde, pero continúa teniendo en la cúspide de su Ayuntamiento una figura apacible, aunque con diferencias. Si Jordi Hereu parecía haber nacido para estar donde estaba, dado el entusiasmo –probablemente desmedido- que demostraba en sus gestos y palabras, Xavier Trias da la impresión de que ha llegado al cargo porque ya le tocaba, después de haberlo intentado en vano en 2003 y 2007. Continua la lectura de Xavier Trias, el político que no se enfada casi nunca