Arxiu d'etiquetes: Manuel Fraga

El país de las placas

S26C5F3
Alberto Nuñez Feijoo en el acto inaugural de la calle de Manuel Fraga en el Gaiás. Foto: Xoán A. Soler

e-Mail de Galicia
Juan Tallón
Periodista

En Galicia la inauguración era un tótem, a la altura de la vaca o las cigalas. No existía aldea sin placa, que reflejase que ahí, tal día, Fulanito o Menganito, que a menudo era o presidente o consejero, habían inaugurado. Nada quedaba sin fundar como se debía, con banda de música, o un par de curas. Era un mantra, como pedir una subvención o el ‘pulpo a la gallega’. Todo se inauguraba, aunque fuese la supresión de un bache, un semáforo, o una cascada de agua. Existía, incluso, una economía de la inauguración, boyante. En nuestra mejor época, con Manuel Fraga y sus consejeros a docena y media de actos por día, a tope, la locura llevaba a inaugurar a veces sobre el horario fijado. Hace algunos años se cortó la cinta en un puente sin la presencia del alcalde de la localidad porque había llegado a la hora prevista. Fraga, sin embargo, había aparecido con adelanto, alegando que tenía otras cosas que inaugurar. Esa Galicia no existe. Ya no se inaugura, y cuando se hace, como homenaje a la muerte de la inauguración, nos sentimos repentinamente incómodos, como ante cualquier situación patética.

Continua la lectura de El país de las placas

El lenguaje grosero-machista no distingue entre derecha e izquierda

1344870012_0
Sánchez Gordillo. Foto: ABC

Antología de sandeces políticas (27)
Ángel Sánchez de la Fuente
Periodista

“Queremos soberanía, ser dignos, y que la Europa de los mercaderes se vaya al coño de su puta madre.” Esta frase pronunciada el domingo por el alcalde de Marinaleda y diputado autonómico andaluz por Izquierda Unida, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ilustra muy a las claras cómo la formulación de un anhelo perfectamente legítimo y digno de admiración –la soberanía y la dignidad de un país— se ve lastrada gravemente por la alusión machista y tabernaria del final. Si este artículo arranca con este comentario de Sánchez Gordillo se debe a que es el más actual de los que se recogen a continuación, aunque no el más vejatorio para las mujeres. La violencia de género verbal no distingue entre derecha e izquierda. El diputado Gaspar Llamazares acierta cuando dice: “La cultura machista es transversal. No tiene clase.”

Continua la lectura de El lenguaje grosero-machista no distingue entre derecha e izquierda

El escupitajo de Rajoy

tarantino
Foto: Django (2013), Quentin Tarantino.

e-Mail de Galicia
Juan Tallón

Escritor

Esa imagen de Rajoy compareciendo con los suyos, y la prensa escuchando en una habitación aparte, como cuando pones algo de comer al perro, pero en el suelo, confirma que entre periodistas y políticos habrá siempre una distancia de hierro. Un camino imposible de completar. Los separa un asco mutuo, fructífero, que actúa como muro. La repugnancia los protege, aunque sin llegar a separarlos demasiado, porque también la lejanía y el adiós son irrealizables. Ambas partes disfrutan, en secreto, sintiendo repulsión entre sí. En el fondo, la vida se volvería insoportable si no pudiésemos escupir de lado, como Django. Un escupitajo lateral, que no parece nada, es mucho. Todos nos reservamos, de vez en cuando, el placer del asco. Continua la lectura de El escupitajo de Rajoy

A Mariano Rajoy le queda retranca, pero poco crédito

Gobernantes, políticos, banqueros, empresarios, militares, jueces, eclesiásticos, intelectuales y personajes influyentes de nuestro país caen a menudo en excesos dialécticos que podrían definirse como sandeces. Esta serie  pretende dejar constancia de algunas de ellas difundidas tanto en el presente como en el reciente pasado.

Antología de sandeces políticas (12) 

imagesÁngel Sánchez de la Fuente
Periodista

A ningún presidente del Gobierno que no fuese el gallego Rajoy se le habría ocurrido responder con un irónico “sí, hombre” al periodista que recientemente le preguntó a bocajarro si en el PP había habido sobresueldos para los dirigentes del partido. Si algún día se demostrara con pelos y señales que hubo sobres hasta para el Tato, nadie podrá decir que Rajoy dijo que no. He aquí, por tanto, un ejercicio de retranca. Si por retranca gallega muchos entendemos una fina ironía teñida, o no, de cierta coña, Rajoy es un ejemplo. También lo es de la retranca a secas, esa que el diccionario define como intención disimulada u oculta. ¿O acaso no es el actual inquilino de la Moncloa un gran simulador?

Continua la lectura de A Mariano Rajoy le queda retranca, pero poco crédito

Fraga Iribarne, in memoriam

José Martí Gómez

Diciembre de 1975. Franco ha muerto y Fraga Iribarne  regresa de su exilio dorado como embajador de España en el Reino Unido para hacerse un hueco en la batalla política. El semanario Por Favor le dedica la portada: bajo el título “Operación Fragamanlis” el rostro de Fraga aparece cantando “este amor apasionado anda muy alborotado por volver, volver, volver…”.

El primer acto de Fraga fue visitar al cardenal Jubany. Me apunté a la comitiva. Continua la lectura de Fraga Iribarne, in memoriam