Arxiu d'etiquetes: la lamentable

La Generalitat debe 35.000 euros a cada farmacia catalana

M. Eugenia Ibáñez
Periodista

La Generalitat mantiene su alta deuda con las 3.147 farmacias de Catalunya. De acuerdo con el concierto vigente, el pasado día 5 estos establecimientos debían haber recibido 119,5 millones de euros, pero el dinero no llegó a destino. El nuevo compromiso es que el abono se haga efectivo a finales de mes. Con todo, si eso es cierto, los farmacéuticos cobrarán casi con un mes de retraso de la fecha fijada y con una media de dos meses después de haber dispensado los medicamentos a pacientes de la sanidad pública. Continua la lectura de La Generalitat debe 35.000 euros a cada farmacia catalana

Ferran Mascarell, Millet y el Hotel

Millet-Montull-Barcelona-PERE-TORDERA_ARAIMA20140224_0116_10
Fèlix Millet y Jordi Montull en la Audiència de Barcelona. Foto: Pere Tordera

Carlos Jiménez Villarejo
Jurista. Ex fiscal Anticorrupción

A mi hija Ana

Estos días está celebrándose el Juicio Oral contra Millet y Montull (como Presidente y Director que fueron de la Fundació Orfeó Catalá-Palau de la Música Catalana)  y, además Ramón García-Bragado y otros cargos públicos del Ayuntamiento de Barcelona. El centro de la acusación es la pretendida construcción de un hotel en la inmediata proximidad del Palau, según describe el detallado escrito de acusación del Fiscal; con un evidente propósito lucrativo de los dos primeros en perjuicio de la Fundació y de la Generalitat y a través de decisiones, relaciones personales y procedimientos que se califican de delictivas. Continua la lectura de Ferran Mascarell, Millet y el Hotel

“Lo importante hoy no es la transmisión de conocimientos sino los criterios para seleccionarlos”

Entrevista a Marina Subirats. Socióloga especializada en educación y género y catedrática emérita de la UAB, fue concejal de educación de Barcelona entre 1999 y 2006. Ha publicado recientemente Barcelona: de la necessitat a la llibertat. Les classes socials al tombant del segle XXI (2012) y Forjar un hombre, moldear una mujer (2013)

fc_060214_7740
Marina Subirats. Foto: Frederic Camallonga

Toni Merigó
Periodista

¿Qué espera de la educación una sociedad asustada por la crisis? ¿Presiona sólo para que dé trabajo al final del proceso?
Algo así. Yo diría dos cosas, primero, que es una trampa concebir la educación como una fábrica para ir colocando a la gente en el mercado de trabajo. Este punto de vista ha tenido mucha influencia en el sistema educativo, que se ha convertido en una máquina distribuidora en que cada individuo sale con un tampón que indica si puede ir más arriba o más abajo en el mercado laboral. Eso ha sido así durante mucho tiempo, y más o menos ha funcionado. Continua la lectura de “Lo importante hoy no es la transmisión de conocimientos sino los criterios para seleccionarlos”

La fiesta de Fabra

Aeropuerto De Castellón
El aeropuerto de Castelló continúa cerrado

e-Mail del País Valencià
Javier Andrés Beltrán
Periodista

Alberto Fabra también quiere la suya, su fiesta, el día que llegue el primer avión a Castelló. No quiere ser menos que el ‘otro’ Fabra quien, al menos por un día, disfrutó como niño con aeropuerto nuevo. Tanto que lo enseñó orgulloso a su nieto con una frase, y una imagen, que resume el legado del fabrismo en esta provincia, aquel inolvidable “¿te gusta el aeropuerto del abuelito?” Este Fabra que manda ahora, y que aún no es abuelo, también lo quiere mostrar orgulloso… aunque no se sabe muy bien a quién.

Continua la lectura de La fiesta de Fabra

La insoportable españolidad del ser

“De todas las historias de la historia, la más triste es la de España”
Jaime Gil de Biedma

396px-Francisco_José_de_Goya_y_Lucientes_-_The_sleep_of_reason_produces_monsters_(No._43),_from_Los_Caprichos_-_Google_Art_Project
El aguafuerte «El sueño de la razón produce monstruos», grabado de Goya

Alex Vidal
Periodista

Comuneros, reformistas, austracistas, afrancesados, la canalla marxista en contubernio judeomasónico… Todos fueron aplastados. El pueblo español nunca terminó de conquistar un rango paritario frente a su élite estamental. Mucho menos, el tradicionalismo interiorizó un contrato social real. Sin factor revolucionario, sin comunión identitaria, un manto de oscuridad cubrió secularmente la península. El sello de la españolidad quedó ligado a su rúbrica aristocrática, a su apostólica sanción. Tras cinco siglos de supremacía reaccionaria, un arraigado sentido patrimonial del Estado llegó intacto a la orilla democrática de 1978. España nunca dejó de ser otra cosa que la oportunidad de negocio de una minoría.

Continua la lectura de La insoportable españolidad del ser