Arxiu d'etiquetes: Josep Maria Cuenca

Progresos

Slavoj_Zizek_in_Liverpool_cropped
Slavoj Zizek, filósofo y psicoanalista esloveno

Josep Maria Cuenca
Escritor

Basta con echar un ligero vistazo mental a la historia de la humanidad para topar en seguida con una constatación sumamente desagradable: la disparidad existente entre el fabuloso progreso técnico protagonizado por nuestra especie y su incierta evolución moral. El trayecto histórico que va de los utensilios ingeniados en Altamira al motor del Concorde ha sido, en efecto, acumulativo y vertiginoso. Sin embargo, somos rotundamente incapaces de asegurar que un ser humano del Neolítico ocupa un punto inferior al de cualquier ciudadano occidental del siglo XXI en la escala de nuestra evolución moral (si es que puede hablarse de semejante escala).

Continua la lectura de Progresos

Cráneos desaprovechados

imagesJosep Maria Cuenca
Escritor

En el origen del actual nacionalismo catalán se encuentra sin duda el contraste derivado del complejo de superioridad económica y el complejo de inferioridad política de la burguesía catalana respecto al poder central español. Esta constatación elemental pone inmediatamente de relieve dos hechos incuestionables. Por un lado, que se trata de un fenómeno cuya temporalidad es irrisoria, ya que en términos históricos el asunto entró en escena en el siglo XIX, es decir, hace dos millonésimas de segundo, lo cual revela hasta qué punto es ridículo retrotraer el agravio patriótico a 1714 o a la jamás existente Corona Catalano-Aragonesa. Por otro lado, cuán inaceptable resulta racionalmente promover a la categoría de axioma social los lemas litúrgicos del expolio fiscal o de la condición de Catalunya de territorio colonizado. ¿Dónde y cuándo se ha visto que una colonia pueda ser mucho más rica que la mayoría de territorios no coloniales de la metrópolis e incluso que ésta, en más de un sentido? Por no hablar de las no menos obvias condiciones jurídicas y administrativas, idénticas en Madrid, Logroño, Badajoz o Barcelona.

Continua la lectura de Cráneos desaprovechados

La fortuna de Guimarães

FOTO CUENCA
‘Frame’ del documental ‘Vidros partidos’ de Víctor Erice

Josep Maria Cuenca
Escritor

En el año 2012, con motivo de la capitalidad europea de la cultura ejercida por la ciudad de Guimarães, cuatro cineastas fueron invitados a realizar una película breve y libre: Aki Kaurismäki, Pedro Costa, Víctor Erice y Manoel de Oliveira. Antes de iniciar su trabajo, los cuatro autores recibieron del crítico João Lopes, en nombre de la Fundación Guimarães, una orientación genérica enunciada mediante dos preguntas diáfanas: “¿Quién soy yo a través de mi memoria? ¿Cómo puedo compartir mi memoria con la de los demás?” El resultado final de esta iniciativa a cuatro bandas acabó titulándose Centro Histórico y en Barcelona fue proyectada en una única sala -la Verdi Park- entre los días 20 y 30 de diciembre del recientemente concluido 2013. Dadas las circunstancias de nuestros excitados tiempos actuales, incluso hay que estar agradecido por la fugaz permanencia en la cartelera del film en cuestión. Mucho menos es nada.

Continua la lectura de La fortuna de Guimarães

Cenizas Brechtianas

Josep Maria Cuenca
Escritor

El pasado mes de diciembre asistí a una modesta, peculiar e interesante representación teatral en el Cafè-Teatre Llantiol del Raval de Barcelona. Se trata del primer montaje de una compañía del Moianès llamada Arbredecabra (no confundir con el grupo musical Arbre de Cabra) que lleva por título Cendres y es el resultado de la fusión de diversos fragmentos de varias obras de Bertolt Brecht. Como no podía ser de otra manera, su argumento es brechtianamente conciso: tres prostitutas ofrecen sus servicios en el vagón de un tren en plena Segunda Guerra Mundial.

Continua la lectura de Cenizas Brechtianas

Volver una y otra vez a Thomas Bernhard

pressefoto_bernhard_schmied_1988
Thomas Bernhard

Josep Maria Cuenca
Escritor

Como sucede con otros escritores desaparecidos, también Thomas Bernhard, a pesar de su ya lejana y prematura muerte en febrero de 1989, viene viéndose expuesto a la aparición goteada de textos suyos que más que complementar su espléndida obra satisfacen la curiosidad y mitigan el desconsuelo de los bernhardianos, entre los cuales me encuentro desde hace muchos años. La última gota hasta ahora inédita es la entrevista que Peter Hamm realizó al autor de Corrección una noche de 1977 en la casa que el escritor habitó en Ohlsdorf. La conversación lleva por título ¿Le gusta ser malvado?, la ha editado Alianza y la ha traducido, como no podría ser de otro modo, Miguel Sáenz.

Continua la lectura de Volver una y otra vez a Thomas Bernhard

Devastaciones

2013111118350530901
Filipinas cifra en 1774 los muertos por los efectos del tifón ‘Haiyan’. Foto: Nueva Tribuna

Josep Maria Cuenca
Escritor

Las trágicas consecuencias del tifón que recientemente ha arrasado algunas regiones del centro de Filipinas han activado por enésima ocasión uno de los automatismos narrativos más estimados por el periodismo dominante en nuestro enigmático planeta. Dicho automatismo presenta la particularidad muy nutritiva de crear opinión en varios frentes y de una sola tacada, y de hacerlo, además, bajo una apariencia neutra, ajena a lo ideológico. Una vez más, y al mismo tiempo, un cataclismo con víctimas humanas ha podido ser atribuido en exclusiva a la acción de la naturaleza; ha servido para invocar la imperiosa necesidad de reflexionar sobre el cambio climático; y ha permitido exhibir su infinita bondad a periodistas, burócratas, miembros de ONGs, actores de espectáculos “de interés general” y otros ciudadanos de variable relevancia mediática.

Continua la lectura de Devastaciones

Contenidos y continentes

31Josep Maria Cuenca
Escritor

No parece demasiado aventurado afirmar que la historia del siglo XX expandió con nuevos matices y una tenacidad digna de mejor causa la célebre afirmación de Karl Marx acerca de que hechos e individuos solían irrumpir dos veces en el territorio de la historia: una como tragedia, la otra como farsa. A mi parecer, la expansión a que aludo se manifestó sobre todo en dos versiones. Por un lado, combinando simultáneamente tragedia y farsa, y, por otro, convirtiendo la farsa en algo mucho más trágico que la tragedia y a ésta en más engañosa que aquélla. Son tantos los ejemplos que se prestan a ser enumerados que tengo problemas para mencionar tan sólo siete u ocho. Por lo demás, la expansión de marras sigue progresando adecuadamente en el todavía imberbe siglo XXI.

Continua la lectura de Contenidos y continentes

¿Dónde está el patriota Wally?

1377962215845cadena-detallec4
Cadena humana por la independencia en la muralla China durante el mes de agosto. Foto: EFE

Josep Maria Cuenca
Escritor

Faltan cinco minutos para que haga un año de la memorable manifestación de 11 de septiembre de 2012 en Barcelona. Los mismos minutos que han de pasar para que algunos monten una nueva cadena en lugar de deshacer alguna de las miles que asfixian nuestro pasmoso mundo venteado sin cesar por las alas del Ángel de la Historia. Es evidente (y no es menos evidente que casi todo el mundo mira hacia otro lado) que en el año transcurrido entre la Diada de 2012 y la inminente, algunos en Catalunya han decidido vivir peligrosamente. No tengo nada que objetar a quienes optan por el riesgo como forma de vida, a condición de que las consecuencias recaigan exclusivamente en los arriesgados. Pero, por desgracia, los dirigentes de la comunidad nacionalista catalana practican juegos peligrosos cuyo precio ya hemos empezado a pagar algunos de quienes no queremos tener nada que ver con patrias y banderas.

Continua la lectura de ¿Dónde está el patriota Wally?

Nostalgia del mes de julio

TOUR DE FRANCE - STAGE SEVENTEENJosep Maria Cuenca
Escritor

Cada año me pasa lo mismo: concluye el Tour de Francia y una tenue melancolía invade mi ánimo. Desde hace décadas mi vida y mi memoria se ordenan en verano a través del Tour. Durante trece años fui ciclista, he escrito muchas páginas sobre ciclismo y me iré al “barrio de los callaos” manteniendo una estrecha relación con esta singularísima actividad. Toda carrera ciclista -y en especial la más bella y codiciada: el Tour- es una alegoría completa y perfecta de la condición humana; en ella el tiempo es despiadado, el riesgo es constante, y la alegría y la desdicha dependen de un detalle o de un capricho displicente del azar. Si en ellas no interviene ninguna desgracia insalvable -circunstancia en absoluto infrecuente-, las competiciones ciclistas sólo las concluyen quienes porfían hasta el final sobreponiéndose a las pájaras y a los más variados contratiempos.

Continua la lectura de Nostalgia del mes de julio