Arxiu d'etiquetes: José Martí Gómez

Sobre ética y exclusión social

1366897314832José Martí Gómez
Periodista

El colombiano con nacionalidad española trabajó en la construcción y se quedó en el paro. Se pasó al taxi pero tuvo que dejarlo por problemas con su espalda. Patronista en su país, sabía que los taxis tienen que pasar una revisión semestral técnica y también estética. Con la ayuda de un crédito compró una máquina de coser  y en su domicilio hizo la primera tapicería para taxis. Le llegaron más peticiones y pidió a Acció Solidaria Contra l’Atur un crédito de 7.000 euros para comprar materias primas y tener más tesorería. Hoy tiene un local  y da trabajo a cuatro personas.

Continua llegint

Share

El amable pederasta, la Generalitat que no se enteró y el abogado Sapena

2010_3_23_PHOTO-b611334afb7d79eb59f6afddcee6c60f-1269367398-25
Foto: Raúl Arias

La sala de los pasos perdidos
José Martí Gómez
Periodista

El abogado leridano Francesc Sapena es un tipo bregado que se las ha visto con asesinos, explotación de putas a cargo de proxenetas y expolio de obras de arte. Conversador torrencial, asegura que le ha impresionado el caso del pederasta que abuso de una veintena de menores, hijos de familias desestructuradas, que la Generalitat dejó a su cargo. Lo que pasó en la habitación cerrada con llave en el tercer piso el abogado lo define como horrible. La Generalitat pide perdón pero no explica porqué dio esa tutela a un auxiliar administrativo y como ha sido posible que ningún control detectase a lo largo de los años lo que pasaba en aquella casa de tres pisos. Esto último el abogado lo tiene claro: no se supo lo que pasaba porque los controles los realizaban empresas privadas que contratan personal sin experiencia.

Continua llegint

Share

Carlos Fabra, al final de la escapada

1275388352_0
Fabra, el Berlusconi de aquí

La sala de los pasos perdidos
José Martí Gómez
Periodista

Carlos Fabra es el prototipo de político caciquil, chulo y corrupto, según la sospecha de hacienda y de los jueces que han llevado su casa a lo largo de los años. Refleja lo peor del populismo valenciano, con gusto por la dentellada verbal en la yugular del rival político. No es de extrañar que Fabra llamase hijo de puta a un opositor socialista. Es un lenguaje descarnado que se usa mucho por esas tierras.
Me contaron un día que en un pleno municipal un concejal llamó maricón de mierda a un colega de la oposición. El pleno se está grabando, le recordó la joven secretaria municipal, recién llegada al pueblo. El maricón de mierda tomó la palabra y pidió a la secretaria que constase en acta el insulto de su oponente y que por su parte añadía que se cagaba en su puta madre.

Continua llegint

Share

Hilarante… pero drama

violencia-de-géneroJosé Martí Gómez
Periodista

“Esto parece sacado de un guión de Torrente“, se dijo perpleja la abogada cuando acabó de leer el sumario. “Es hilarante…pero es un drama”, añadió para sí.
La sinopsis del sumario nos dice que, harta de su marido, la esposa contacto con un hombre y le encargó que le matase. Siguiendo la lógica capitalista imperante, el hombre subcontrató a otro y este subcontrató a un tercero, un pringado tan torpe como los demás: primero se les encasquilló la pistola y después le dispararon a la víctima cuatro tiros, le patearon, le golpearon la cabeza con una piedra y no consiguieron matarle, y eso que les decía “ya estoy muerto”.

Continua llegint

Share

El caos, si se le da tiempo, acaba poniendo las cosas en orden

El-vater-de-Onetti-183x300Eladio Gutiérrez
Periodista

Admitamos como cierta la teoría de que el batir de las alas de una mariposa londinense es capaz de desatar una tormenta en Hong Kong.

A partir de ahí, conviene contar que Juan Tallón quiso ser taxidermista, contagiado por la ocurrencia de un padre (el suyo) que entre otras cosas fue taxidermista, no porque tuviera vocación (en realidad, este hombre siempre soñó con ser escultor) sino porque le pidieron un huevo por disecar una zorra cazada a lazo en su huerto. En el relato de su vida –un escritor tiene la obligación de poner sobre el tapete sus miserias, llega a declarar en público Tallón–  consta que su madre no le dejaba salir a la calle sin peinarse. También consta que esa misma madre le vistió cuando era niño con pantalones verdes y jersey rojo para que fuera al fútbol por primera vez. Esa mezcla de colores, más propia de la bandera portuguesa que de uniforme de crío, lejos de amilanarle –de mayor, se compró una camisa color salmón con la esperanza de comerse el mundo, lo confiesa él mismo en era poco matarlo (búsquese en Google)–, le instruyó para que fuera capaz en el futuro de detectar el fracaso a destiempo.

Continua llegint

Share

Ava Gardner y Mario Cabré

24146
La actriz Ava Gardner junto al torero, poeta y actor Mario Cabré

Vides Contades
José Martí Gómez
Periodista

Hasta la noche del 8 de mayo de 1976 Mario Cabré vivió en technicolor.

Esa noche, en el transcurso de una cena en un homenaje a un personaje del mundo taurino, Mario Cabré se levantó en uno de los salones del viejo hotel Oriente que tanto gustaba a Tennesse Williams porque la balconada de su habitación le ofrecía el cotidiano espectáculo de la Rambla de Barcelona, abigarrada de día, tirando a canalla en la madrugada. Esa noche de 1976, en el momento preciso en el que Mario Cabré se levantó sonriente de su silla para pronunciar las palabras que iban a cerrar el acto su vida volvió al blanco y negro. Muchos años después sólo recordaba que entre gritos de deprisa, deprisa, lo tumbaron en una camilla, que lo introdujeron en una ambulancia y que a partir de entonces se iniciaron los años del vacío. De un inmenso vacío que recordaba como un tiempo en el que pareció haber dormido largamente sin tener un solo sueño.

Continua llegint

Share

Bandrés en años de plomo

Juan-Maria-Bandres
Juan Mari Bandrés. Foto: EFE/Antonio Alonso

Vides contades
José Martí Gómez
Periodista

Acababa de entrevistar a Juan Mari Bandrés en su despacho, por entonces en el centro de Donostia. Antes de despedirme le  pregunté si tenía a mano algún poli-mili en vías de reinserción al que pudiera presentarme. Negó con la cabeza. Abría la puerta un joven de aspecto a mí me las den todas que me alcanzó en la puerta de la calle tras bajar corriendo la escalera supongo que tras recibir el santo y seña de Bandrés.

-He oído lo del poli-mili. A lo mejor te pudo conseguir uno. ¿Dónde estás hospedado?

-En el Maria Cristina. Habitación 317.

Continua llegint

Share