Arxiu d'etiquetes: Alex Vidal

La insoportable españolidad del ser

“De todas las historias de la historia, la más triste es la de España”
Jaime Gil de Biedma

396px-Francisco_José_de_Goya_y_Lucientes_-_The_sleep_of_reason_produces_monsters_(No._43),_from_Los_Caprichos_-_Google_Art_Project
El aguafuerte «El sueño de la razón produce monstruos», grabado de Goya

Alex Vidal
Periodista

Comuneros, reformistas, austracistas, afrancesados, la canalla marxista en contubernio judeomasónico… Todos fueron aplastados. El pueblo español nunca terminó de conquistar un rango paritario frente a su élite estamental. Mucho menos, el tradicionalismo interiorizó un contrato social real. Sin factor revolucionario, sin comunión identitaria, un manto de oscuridad cubrió secularmente la península. El sello de la españolidad quedó ligado a su rúbrica aristocrática, a su apostólica sanción. Tras cinco siglos de supremacía reaccionaria, un arraigado sentido patrimonial del Estado llegó intacto a la orilla democrática de 1978. España nunca dejó de ser otra cosa que la oportunidad de negocio de una minoría.

Continua la lectura de La insoportable españolidad del ser

Capitalismo zombie

zombies_Alex Vidal
Periodista

Los zombies están de moda. Marchas, festivales, series de TV… hasta los derechos arrebatados se reivindican entre coreografías zombies. Pero la moda, como el lenguaje, nunca es inocente. Las modas imperantes se validan por los prescriptores de unos referentes morales y éticos simultáneos a cada momento histórico. La instintiva muchedumbre no sólo resulta abominable, es individualista, carece de legitimidad, no persigue la consecución de logros colectivos o causa alguna. Son naturalmente malos frente a una minoría capaz de cambiar su destino. En el Apocalipsis zombie no hay perspectiva ni esperanza. Sólo existe el hoy, basta con sobrevivir hasta el día siguiente y los únicos valores a preservar son patrimonio de la minoría elitista. Los zombies dejan de ser muertos vivientes, para convertirse en vivos moribundos que es justo eliminar.

Continua la lectura de Capitalismo zombie

‘Participar’ de la caridad de una Europa sin careta

Principe o mendigo_
‘El príncipe y el mendigo’

Alex Vidal
Periodista

No por gracia de Dios, sino fruto de un texto elaborado por el gobierno socialdemócrata de Holanda, o si se quiere, por la izquierda partenaire del neoliberalismo, el rey Guillermo Alejandro viene de anunciar la sustitución del “Estado del Bienestar de la segunda mitad del siglo XX por una nueva sociedad participativa”. Con el eufemismo, el sistema se confiesa sin que nadie se lo pida; es desde dentro como se comunica la lúgubre metamorfosis teórica; el reconocimiento de su propia incapacidad. ¿Qué queda entonces a partir de ahora sino la huida hacia adelante, sino el desesperado intento de subsistir mediante la represión?

Continua la lectura de ‘Participar’ de la caridad de una Europa sin careta

Fiscales paraísos

Carey_chapotea
Mariah Carey

Alex Vidal
Periodista

“Se impone el biquini que nunca se fue”, asegura una promotora de biquinis. La banalidad es lo único a tomar en serio en un mundo al revés. Otros dogmas o aparentes verdades, no cobran vida por sí solos. No “se imponen” como las mareas o los solsticios por un instintivo misterio que se apodera de nuestra voluntad. Se imponen desde una hegemonía tan intangible como absoluta; un pensamiento único que se propaga como una sola voz por supuestos sabios y expertos que no encuentran refutación.

Continua la lectura de Fiscales paraísos

¿Por qué la Educación?

Wert dice que las becas no son "limosna" y que el alumno debe corresponder
Foto: EFE/Kiko Huesca

Alex Vidal
Periodista

Hace doscientos años, la tan denostada invasión de las tropas napoleónicas, buscaba también, instaurar un nuevo orden de derechos ciudadanos, difundir la enciclopedia, la ciencia y el conocimiento; desamortizar latifundios y manos muertas. En la península, la clase dominante hizo creer al pueblo que venían a arrebatarle su idioma, a quitarle el crucifijo de sus iglesias, a imponerle el culto a Satanás… y éste se lo creyó. Ni la versión liberal autóctona, la Pepa, moderadísima, fue consentida. Los españoles más cultos, partidarios del cambio y de transformar la sociedad, fueron tachados de “afrancesados”, aniquilados por el absolutismo y por un vulgo sin ilustrar, al que paradójicamente se pretendía despertar. El tradicionalismo se aseguró así la perpetuación de sus propias aspiraciones.

Continua la lectura de ¿Por qué la Educación?