Sra. Díaz, deje el pluriempleo

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez Narváez
Licenciado en Ciencias de la Empresa

Estos días, y hasta que se celebre el Comité Federal, los integrantes del levantamiento contra el Secretario General, Pedro Sánchez, están dedicados a la costura. Una buena parte de los fontaneros que en el Psoe son, se han pasado a la noble actividad del corte y confección. Doña Susana, la maestra de taller, ha repartido los avíos de coser y con la radio de fondo, se animan entre sí que por España  y la estabilidad, lo menos malo es que  Rajoy siga gobernando.

“No hay posibilidad alguna de una alternativa de Gobierno”, repiten como un mantra entre zurcido y zurcido. “No hay más que dos opciones: elecciones sí o elecciones no”, recalca Mario desde la esquina mientras inicia un pespunte. “Peor que un gobierno en minoría de Rajoy, es un gobierno de Rajoy en mayoría”, dice Javier desde el otro lado de la mesa de corte. La maestra de taller no pierde ripio mientras reparte tareas.

Ella, que puede “masticar chicle mientras camina”, les arenga: “Soy capaz de defender los intereses de Andalucía y al mismo tiempo los de mi país, al que quiero y al que amo”. Y mientras no les pierde ojo a sus peones, organizar un motín, memorizar los titulares que ha de soltar un día tras otro, hacer pirulas en el Parlamento andaluz y apropiarse proposiciones de ley presentadas por otros grupos políticos. Hay que estar en todo, piensa para sus adentros. Estos, por sí solos, no van ni al tranco de la puerta.

La última pirula tiene que ver con la iniciativa de acabar con la discriminación y las fobias hacia el colectivo LGTBI. El grupo parlamentario de Podemos presentó una proposición de  ley hace tres meses. Y qué hizo el Psoe, pues presentar otra –para muchos copiada de la anterior- hace cuatro semanas. La proposición podemista ha contado con el apoyo de todos grupos de la cámara excepto el Psoe, que ha votado en contra. En la votación de la proposición presentada por el Psoe, Podemos, al contrario que el Psoe, ha votado a favor.

expreso-del-sur-felipe-susana-diaz
Susana Díaz, junto a Felipe González

Felipe González, que parece estimarla y conocerla bien, ha dicho: “Susana Díaz es sinónimo de triunfo en el PSOE y será lo que ella quiera que sea”. En plena juventud, a tope su ambición política e inasequible al desaliento, Doña Susana puede con todo o eso creen en el Psoe. Al menos los de su facción. Hay otro grupo creciente que esperan, más o menos agazapados, que se la pegue cualquier que día.

Es de sobra conocido que por tierras andaluzas, por diversos motivos, son muchas las personas  “enganchadas” al Psoe andaluz. Pero es evidente que el partido de la Secretaria General Sra. Díaz pierde cada día más fans. En la calle el Psoe-A y la propia Susana pierde día a día  predicamento. Puede que, como dice el Felipe González, la Sra. Susana Díaz sea sinónimo de triunfo, pero cada vez son más los que creen que se trata de su triunfo personal.

Y  son más los ciudadanos convencidos de que no se puede estar las 24 horas del día, y un día tras otro, en el plato y las tajadas. Y ella lo está o pretende estarlo. Está minuto a minuto pendiente de salvaguardar los intereses de España por encima de todo; lleva meses y meses pendiente de los trenes con destino Madrid; pelea para no ser contaminada con ERE, cursos de formación, etc.; lleva meses de permanente pulso con Ferraz; mantiene con puño de hierro su federación andaluza en la que pobre el que rechiste; desde que lo colmó de avales ha andado en conspiraciones para moverle el sillón a su Secretario General hasta que lo ha conseguido; y ahora se ha  metido a costurera.

Cuando se está, a la vez, en tantas cosas urgentes se descuidan las importantes. Y doña Susana desde que el Sr. Griñán la aupó a la presidencia de la Junta siempre está en cosas urgentes. Y la Junta a ralentí  y, lo que es peor, la Andalucía real va como va. Parece un sueño que Andalucía salga del furgón de cola donde lleva sumida decenas de años y, además, tiene todas las papeletas para seguir distanciándose aún más de la cabeza.

Cifras que hablan por sí solas

En septiembre, según los servicios públicos de empleo,  en Andalucía estaban en paro 910.875 personas. Andalucía es la penúltima comunidad  en ingresos por persona con 7.924 euros al año. La última es Extremadura. En Andalucía la tasa de riesgo de pobreza es de 35,7%. La siguiente, Murcia, tiene 4 puntos menos (31,8%) y Navarra, la que menos, está en un 9,6%. El 55,0% de los hogares de Andalucía no tuvieron capacidad para afrontar gastos imprevistos en 2015. En el lado contrario se sitúa el País Vasco (18,5%). En Andalucía  el 55,0% de hogares no pudieron permitirse ir de vacaciones fuera de casa en 2015.  La comunidad autónoma con mayor porcentaje de población con menores ingresos es Andalucía con un 32,6%. Le preceden  Región de Murcia (28,0%) y Castilla-La Mancha (26,7%).

Cuarenta mil sevillanos han votado en el referéndum de la Feria
Cuarenta mil sevillanos votaron que sí al referéndum que preguntaba sobre adelantar el comienzo de la Feria de Abril

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, con ocasión del referéndum llevado a cabo por el Ayuntamiento de Sevilla para alargar o no la feria de abril, se hacía estas preguntas: ¿Ampliamos la feria de Sevilla? ¿Acabamos con la pobreza? ¿Erradicamos el chabolismo? ¿Garantizamos unos mínimos vitales para la población? Y se contestaba: De momento solo nos han consultado por la Feria de Abril, parece que esto es lo prioritario para el Ayuntamiento de Sevilla. En su artículo la APDHA  que No es casualidad que el INE nos recuerde que entre los cinco municipios más pobres del Estado español tres sean andaluces. No es casualidad que el barrio sevillano de Los Pajaritos (Tres Barrios-Amate) sea el barrio más pobre del país y no es casualidad que de los trece más pobres, siete sean también sevillanos”.

Por más que en los informes del INE, trimestre tras trimestre,  Andalucía siga apareciendo entre los últimos tres puestos en los ítems buenos y en los tres primeros en los ítems malos: tasa de desempleo,  tasa de  pobreza, etc. El Psoe, partido que gobierna en Andalucía desde 1978, ahora apoyado en la muleta naranja, no da la más mínima señal de preocupación. No parece sentirse concernido. La reacción, en el caso de ser interpelados, es mirar hacia otro lado.

No es aventurado afirmar que, con tanto trajín como se trae, la Sra. Díaz no habrá leído el artículo de APDHA. No tendría mayor importancia si la Presidenta de Andalucía, durante todo su horario laboral, se centrase en hacer el trabajo por el que se le paga el sueldo todos los meses. Sueldo, dicho sea de paso, que no está nada mal. Los 64.000 euros anuales que percibe son siete veces el salario mínimo actual (9.172). Mientras ello no sea así, a los andaluces el piropo del Sr. González a la Presidenta les sonará a burla. La población andaluza no le paga a la Sra. Díaz para que triunfe en el Psoe y haga del mismo lo que ella quiera que sea. Le paga para que resuelva los problemas de la gente de esta tierra  empezando por  aquellos que sobreviven en perores condiciones.

Desde el 27 de agosto de 2013 (VIII legislatura) en que José Antonio Griñán le pasó los trastos a Doña Susana Díaz Pacheco hasta hoy, mitad ya de la X legislatura,  parece que el Gobierno andaluz haya estado en funciones. Entre la ruptura táctica de la coalición de gobierno con IU, las consiguientes elecciones andaluzas, la negociación con la muleta naranja para formar gobierno, capear la larga nómina de casos de corrupción judicializados y en curso en el  que el PSOE-A y la propia Junta se ven implicados, casi el año y medio de elecciones generales, pareciera  que Andalucía se sostiene gracias a la respiración asistida y la bolsa de suero.    

Sra. Presidenta, váyase o quédese. Si es lo primero hágalo ¡ya! pero si es lo segundo, póngase de una vez por todas a lo que importa y deje el pluriempleo.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *