Soledades

Por José Martí Gómez

Las fundaciones Pere Tarrés y Cuberes Dono han llevado a cabo un trabajo sobre el envejecimiento en Catalunya y, más concretamente en Barcelona. Creo que, en líneas generales, el resultado del trabajo sería extrapolable al resto de población española. Es un hecho que el proceso de envejecimiento es una bomba de relojería a medio plazo que afectará a las pensiones y al coste de la sanidad.

En Catalunya viven 1.385.476 personas mayores de 65 años. Barcelona es el municipio que concentra más de un 25% de esas personas. Un 25% vive sola, el 20% presenta algún tipo de discapacidad y un 25% solo percibe 523 euros al mes de pensión.

En el ámbito personal la vejez es un mundo de soledad y de precariedad económica.