Reunión de pastores

Hace más de una década se hablaba todavía del “capitalismo caritativo”, un invento de Blair y acólitos para blanquear conciencias y pescar votos en la clases medias. Esquilmado el caladero y vendido todo el pescado, ahora ya pocos creen que el capitalismo sea capaz de mutar sus artes cualitativamente. Tras una metódica campaña política de acoso y derribo del trabajo digno y de severos recortes a los gastos sociales del estado del bienestar, ahora la tijera apunta a las pensiones.

Severino es un amigo, soriano recio que ha entrado ya en los ochenta, viudo y con una pensión de poco menos de quinientos euros. Fue pastor durante toda su vida laboral y hoy acude a un comedor social junto a mi casa. Le pregunté el pasado viernes su opinión sobre el debate sobre las pensiones que hoy empieza. Con una mueca irónica que frunció la telaraña de arruguillas sobre el vértice de sus ojos azules me contestó:

–“Patricio –así me llama–: reunión de pastores… oveja muerta”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *