Rajoy

Por José Martí Gómez

Siendo ministro de Interior cené con Mariano Rajoy una noche de verano. Le recuerdo como un hombre tranquilo, con sentido del humor y un tono displicente tirando a cínico en su visión de la política. Una frase me quedó grabada.

-Cuando sucede algo grave lo mejor es estar por ahí.

Mariano Rajoy debe haber estado “por ahí” cuando el Partido Popular andaba en el lodazal de la corrupción. Estar “por ahí” era la mejor forma de no enterarse de lo que pasaba… sabiendo lo que pasaba.

Ahora le llaman a declarar como testigo por el caso Gürtel. En teoría, un testigo viene obligado a no mentir en su declaración, cosa que si pueden hacer los acusados. Ahí está su ex colega de gabinete, Rodrigo Rato, mintiendo como un bellaco en sus declaraciones por corrupción.

Dicen algunos expertos que los casos de corrupción ya están amortizados políticamente. Lo dudo. La sombra de la corrupción sigue ahí, latente, oprimiendo a la sociedad y a la credibilidad de los partidos políticos. Y hay para años.

Sube ahora al escenario la versión teatral de la novela de Chirbes En la orilla. Relato dramático de como la corrupción política ha llegado a corromper a amplios sectores de la sociedad civil.

Esa es la responsabilidad que han contraído los líderes políticos que, como Rajoy, han estado “por ahí”, mirando hacia otro lado mientras la corrupción de los suyos  – el PP, el PSOE, CiU- se expandía.

Un pensament a “Rajoy”

  1. Martí: Este hombre me tiene pasmado. Es increíble como aguanta los chaparrones para luego sacudirse la chaqueta y decir con una cara de “que pasaba por ahí” “Son sólo cuatro gotas”. Y aun es más increíble observar como se ha ido quitando de enmedio todos los que en algún momento podían hacerle sombra -Aznar incluído-. La jugada a Esperanza ha sido su obra maestra. Primero deja caer las ramas -Acebes – Alvárez Cascos – Gallardón- Rato- Granados- González- y, por fin ha arrancado de cuajo el tronco. Y todo, según tu explicas “mejor estar por ahí”. Lo más alucinante del lamentable asunto es que tiene un soporte de votos de aquí te espero. Mi vaticinio, que poca importancia tiene, no es otro que seguirá “estando por ahí” durante unos cuantos años más.
    No voy a decir la memez de que “es lo que nos merecemos”, pero sí afirmo rotundamente “es lo que hay”.
    Gonçal Évole

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *