Rafael Hernando viste por los pies

José María Mena
Jurista. Ex fiscal jefe de Catalunya

Este señor se cree ingenioso y pretende ser llano, popular (han desgraciado la palabra popular). Con ocasión del nombramiento, al parecer ya frustrado, de Fernández Díaz como presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso, este Hernando ejerció de portavoz del PP, y se dedicó a defender a su compañero de partido. Dijo lo que tenía que decir. Que Fernández es muy amable, que ellos nombran a quien quieren, que si a otros no les gusta que se aguanten, que a él no le gustan los de Podemos, etc. O sea, lo normal. Pero no es de esto de lo que quiero hablar ahora.

rafael-hernando-opozo-644x362En su tono, pretendidamente llano y popular, argumentaba que los pactos hay que cumplirlos. Y para poner el mayor énfasis en su afirmación y mayor credibilidad en su argumentación, sostuvo que eso lo dice él que es hombre serio “que viste por los pies”.

Hacía mucho tiempo que no se oía esta antigua expresión de “vestir por los pies”, como sinónimo de seriedad, sensatez, honorabilidad. La expresión, al parecer, está de moda, y ya la había usado Rajoy para ofender a adversarios políticos (creo que a los de Podemos), diciendo que no visten por los pies. Se emplea esta expresión para aparentar un buen hablar, culto, clásico, antiguo.

vestirse-por-los-piesSin embargo, la expresión sería ofensiva si no fuera estúpida y extemporánea, desacertada en la actualidad. En su día significaba que se viste de abajo a arriba, “por los pies”, con pantalones, como los hombres, que, según la cultura entonces imperante, eran los que detentan la seriedad, sensatez, inteligencia y honorabilidad. A diferencia de las mujeres, que, frívolas e ignorantes, carecían de esas virtudes varoniles, y sólo se vestían por la cabeza, de arriba abajo, con trajes que llegaban a los pies. Pero luego vinieron otras formas de vestir, y después los pantalones femeninos, y la frasecita pasó a la historia, hasta que ha sido resucitada por ignorantes presuntuosos.

Lo que interesa ahora no es señalar la notoria ignorancia locuaz de este Hernando, del mismo modo que habrá que dejar para otro día o para otros comentarios lo de Fernández Díaz. Ahora sólo quería señalar lo que implica que el tal Hernando aporte como garantía de inteligencia, sensatez y seriedad que lo dice él como hombre, y por lo tanto con seriedad, inteligencia y honorabilidad. Y, correlativamente, está asumiendo aquellos criterios antiguos, que siempre fueron atávicos, sobre la capacidad intelectual de las mujeres.

La afirmación es, por lo tanto, retrógrada y falocrática (valga la redundancia), de un machismo ahistórico absolutamente inaceptable. Sólo le faltaba a Rafael Hernando poner de manifiesto que además de ser todo lo que es (que el lector ponga aquí lo que sabe que es el portavoz del PP), además, es un machista trasnochado, o un ignorante pretencioso, o las dos cosas.

Lo lamentable es que vamos a tener que seguir soportándole.

Un pensament a “Rafael Hernando viste por los pies”

Els comentaris estan tancats.