¿Qué hemos hecho nosotros para merecer un Sostres?

Antología de sandeces políticas (59)
Ángel Sánchez de la Fuente
Periodista

La semana pasada, el columnista/calumnista Salvador Sostres se subió al púlpito episcopal de la COPE para comentar el escrache de la CUP contra el PP catalán. Sabía a qué público se dirigía y dijo cosas como estas: “Esquerra y lo que queda de Convergència no se dan cuenta de que también la CUP irá a por ellos, de sus casas a las cunetas, como hizo la FAI con los catalanistas de orden que les rieron las gracias pensando que por Cataluña estaban en el mismo bando […] La extrema izquierda solo milita en el bando del crimen, de la muerte, de la Iglesia calcinada, de la noche que vinieron a buscar a tu abuelo o a tu padre.”

“El castellano es de pobres y horteras”

Quienes conocen la trayectoria periodística de Salvador Sostres i Tarrida (Barcelona, 3-3-1975) saben perfectamente que ha hecho de la provocación su medio de vida desde que empezó a escribir en el Avui en 2002. Entonces se confesaba independentista y menospreciaba la lengua castellana: “Es muy hortera hablar en español. Solo lo hablo con la criada y con algunos trabajadores” […] “El castellano es de pobres y horteras; es de analfabetos y de gente de poco nivel hablar un idioma que hace ese ruido tan espantoso por pronunciar la jota.” ¿Quién le iba a decir a él que acabaría emigrando a las páginas de periódicos madrileños como El Mundo y Abc? Como ironizaba Groucho Marx, Sostres tiene unos principios, pero puede cambiarlos por otros a gusto del consumidor que le pague. Ahora ya parece que el castellano no es de pobres ni de horteras. Hasta el académico de la Española Luis María Anson le piropeó así en abril de 2012: “No se puede escribir con más claridad, con más sagacidad, con más transparencia lírica. Leer a Sostres es un regalo para el buen gusto literario.”

Un asesinato “muy normal y nada monstruoso”

En diciembre de 2009 lo había fichado Pedro J. Ramírez para El Mundo, cuando sus protectores convergentes ya se habían hartado de él. No tardaron en hartarse de él muchos compañeros del mismo diario a causa de las infamias de sus artículos, como aquel en que equiparó la violencia del asesinato perpetrado por un joven rumano, con el abandono de la novia que le había confesado que esperaba un hijo que no era de él. “Me reconozco en su desesperación, muy normal y nada monstruosa,” llegó a escribir en abril de 2011. A pesar de que 120 redactores de El Mundo habían pedido la cabeza de Sostres, este siguió hasta mayo de 2012 en que Pedro Jota fue destituido. Dos días después, el niño Semon (así le apodan algunos porque la abuela materna de Sostres fundó en Barcelona la selectiva boutique gastronómica del mismo nombre) era contratado por la empresa Vocento, propietaria de Abc y aliada de la emisora COPE.

 

Una miserable misión del mundo

Hace tres años, en este mismo blog de La Lamentable, José María Cuenca expresó la preocupación que le producía que Sostres “goce de patente de corso” y que “pueda difundir sin ningún tipo de problema su miserable visión del mundo.” Este es el meollo de la cuestión. Sostres miente cuanto quiere, pero no engaña a nadie con sus denigrantes artículos. La culpa es de los medios de comunicación que le facilitan el altavoz para que insulte a vivos y a muertos (es un verdadero especialista en machacar a los fallecidos que no son de su cuerda). Quizá a las empresas del ramo no les entusiasme todo lo que dice, pero les compensa, por ejemplo, que ataque actualmente al nacionalismo catalán con la ferocidad de quien se ha sentido traicionado. No vamos a adjetivar aquí a Sostres de reaccionario, facha, xenófobo, sexista, misógino, clasista, amoral, etcétera. Basta con reproducir algunos de sus textos y comentarios para que los adjetivos surjan solos. Veamos.

–La bella motorista: “Lo que nos excita de las mujeres que van en moto es que sabemos que la conducen con la vagina […] Mira cómo sonríe la bella motorista […] Sonríe por lo que sonríe, y no quiero oír a una sola feminista quejándose de este artículo: yo también sonreiría si el asiento de la moto me alegrara la vagina.” (Avui, septiembre de 2005)

–Sin ácido úrico: “Todo el mundo sabe que las chicas jóvenes […] no huelen a ácido úrico […] Parecen lionesas de crema, elegantes, limpias, dulces.” (Telemadrid, noviembre de 2010)

–El físico de la mujer: “Hablar del físico de una mujer no es denigrarla, sino más bien reconocer el esfuerzo de horas y días de dieta, vestuario, maquillaje y gimnasio que hace para gustarse y gustarnos.” (El Mundo, marzo de 2011)

–La astucia femenina: “Las mujeres han aprendido a suplir con astucia su fragilidad y a utilizar nuestra fuerza en su favor […] Por eso los hombres cedemos el paso a las damas […] y pagamos las cuentas de los restaurantes.” (Abc, marzo de 2017)

–Pujol, el mejor en 2006: “Ya sabe la veneración que le tengo, presidente, y que pienso que ha sido el mejor político que hemos tenido nunca, y con diferencia…” (Avui, noviembre de 2006)

–Pujol, independentista en 2011: “Pujol ha justificado últimamente su giro independentista porque ‘Espanya ens vol fotre’. No es cierto. España no nos joderá. Somos los catalanes los que estamos todo el día jodiendo a España. Lo digo seriamente.” (El Mundo, marzo de 2011)

–Pujol, mala persona en 2013: “Pujol siempre fue mala persona. Malo, malo. La semana pasada llegó a decir que no respondía por sus hijos.” (El Mundo, junio de 2013)

–A favor de Franco: “Hitler le creó un problema al mundo y Franco resolvió el problema de España. Hitler asesinó a 10 millones de personas, nada que ver con las 23.000 [en la versión digital se corrigió la cifra de 2.300 que apareció en la edición en papel] que Franco mandó fusilar.” (Abc, noviembre de 2016). “Hasta Franco supo relacionarse con los catalanes de un modo más directo y útil: siempre que nos visitó le recibieron multitudes.” (Abc, marzo de 2017)

–A favor del Rey cazador: “Don Juan Carlos está en su perfecto derecho de irse a cazar donde le plazca sin tener que pedir permisos […] La gran lección no es que la cacería haya sido inoportuna, sino que la Monarquía es distancia, frialdad y poder simbólico. Porque, con la campechanía, al final, la turba, que no comprende nada y lo banaliza todo, se cree con derecho a fiscalizarte la agenda privada, la bolsa y  la vida.” (El Mundo, abril de 2012)

–A favor de las nucleares: “El antinuclearismo es una superstición basada en el resentimiento. Ayer, hippies, comunistas y colgados. Hoy, okupas y piojosos, antisistema y ecologistas.” (El Mundo, marzo de 2011)

–En contra del derecho de huelga: “El derecho de huelga es una antigualla del siglo XIX que carece de justificación en una sociedad que, como la nuestra, posee un completísimo sistema de garantías […] La huelga es predemocrática, precivilizada, dialéctica de barbarie.” (El Mundo, diciembre de 2010)

–Limpieza en Haití: “Eso de Haití es un drama, pero el mundo a veces hace limpieza. No podemos vivir todos tanto tiempo, y solo los mejores y los que viven en mejores condiciones perduran. El mundo menstrúa, como así tiene que ser. No me alegro de la tragedia de Haití, pero estas cosas pasan y equilibran el planeta.” (El Mundo, enero de 2010)

–Contra Pasqual Maragall: “Seis gin-tonic y yo también cambio de Gobierno […] Señor Maragall: ¿es alcohólico?” (Web de Salvador Sostres, abril de 2006)

–Contra Pilar Rahola: “Pilar no es una hija de puta, en serio […] Es una verdulera histérica. Es oportunista y mezquina, de una vulgaridad extrema. Resbala por un lodazal de infinitos tópicos y es lo contrario de la inteligencia.” (El Mundo, abril de 2013)

–Contra Ada Colau: “Ada Colau está gorda. No gordita: gorda. Yo también estoy gordo y lo reconozco sin problema […] Puestos a hacer su misma demagogia, si tanto sufre por la necesidad ajena, podría empezar por repartir su demasiada comida en lugar de exigir tanto a los demás […] Esta chica es más cínica que gorda, que ya es decir.” (El Mundo, abril de 2014)

–Contra Pablo Iglesias: “Son el matrimonio Ceausescu: Tania Sánchez y Pablo Iglesias.” (El Mundo, diciembre de 2014)

–Contra Artur Mas: “Mas ha podido escapar. Es un forajido que vigila desde la verja lo que pasa en la finca para poder entrar a hurtadillas cuando los nuevos dueños se vayan a dormir.” (Abc, enero de 2016)

–Contra Carles Puigdemont: “Artur Mas nos ha dejado de propina a un alcalde de provincias, bruto e incendiario, para que corra sin cabeza como las gallinas, y que sea lo que Dios quiera.” (Abc, enero de 2016)

–A favor de Esperanza Aguirre: “Solo hay en España una persona lo suficientemente inteligente y valiente para liderar la superación del Estado socialdemócrata y paternalista, de almas adormecidas por el subsidio y el convenio […] Solo ella es lo bastante inteligente, lo bastante valiente y lo bastante rica…” (El Mundo, septiembre de 2012)

–A favor de Albert Boadella: “Si Boadella no es catalanismo, ¿qué es catalanismo? ¿Qué mayor y más brillante prenda de amor a Cataluña podríamos encontrar en nuestra era?” (El Mundo, diciembre de 2011)

Despedida y cierre

Después de este empacho de opiniones de Techitos –como graciosamente le llama el citado José María Cuenca convirtiendo en diminutivo la traducción del apellido Sostres (techos, en catalán)–, solamente queda lamentarse de que haya individuos como él copando tribunas periodísticas. Un individuo capaz de contar sin rubor, en un reciente artículo de Abc, que en su familia (la referida tienda de delicatessen Semon), “la lucha contra la corrupción (despido de un asalariado ducho en la caja B) dio como resultado que el negocio ya no sea nuestro y una caja fuerte saqueada.” ¿Quién saqueó la caja fuerte? Según él mismo, fue su madre, que robó una colección de diamantes de su abuela.

Para acabar, he aquí el estrambótico desafío de este “chico blanco, católico y catalán,” tal como se definió Sostres en 2008: “Los que nacimos con talento podemos ser extraños, pero es inútil que os esforcéis en odiarnos. Es inútil y quedáis mal.”  Lo dicho: ¿qué hemos hecho nosotros para merecer un Sostres?

 

10 pensaments a “¿Qué hemos hecho nosotros para merecer un Sostres?”

  1. Sr. Sánchez de la Fuente ha fet una reflexió interessant i he estat reflexionant una mica des de que la vaig llegir. Per començar, quan vaig veure aquests dies sobre l’autocar del grup ultracatòlic “Hazte oír” vaig apuntar que per desgràcia la democràcia no sembla incompatible amb el salvatgisme, en el sentit que els grups reaccionaris demostren tant les febleses de la mateixa o més ben dit les seves altres possibilitats. Que és un abús de la llibertat d’expressió, segurament, però és la seva altra possibilitat en aquest cas, podrida. En segon lloc, tampoc cal tenir una por per un possible conductisme, en el sentit que influeixin sobre un ramat innocent de lectors. Al cap i a la fi, llegeix a aquest personatge qui compra lABC, on segons sembla ara treballa. LABC tampoc és que sigui un diari que es caracteritzi pel seu progressisme. De fet, es pot dir que té la raó la dita “Dios los cria y ellos se juntan”. Així que està on li pertoca. Què vol demostrar el seu director que hi ha “buenos catalanes” que són españoles y per arrodonir-ho catòlic reaccionari, que és com la dreta d’aquest país considera és l’autèntica espanyolitat? Si és així no és per mi cap novetat. Però voldria acabar aquesta reflexió, que no es tracta de convéncer lectors sinó adular la seva oïda.

    S’ha de reconèixer que en aquest país com a la resta del món hi ha dos tipus de persones: les que es creuen els millors i menyspreen als altres, que són considerats un obstacle per assolir cert estatus (és a dir que són cucs amb els de dalt i xacals amb els d’abaix) i altres que creuen que estimar als altres significa tractar al proïsme amb justícia i en peu d’igualtat. Si bé per assolir aquestes tipologies descrites donaria per tot un debat antropològic, és una decisió lliure que prenen els individus, ells sabran el perquè de la seva decisió. Per tant, més enllà de la fina ironia que cal exposar les provocacions reaccionàries, la millor forma de respondre és amb sang freda i no caure en el seu joc, a no ser que sapiguem jugar i derrotar-los en el seu propi tauler d’escacs, (o millor alegrar-nos que certa premsa escrita estigui en crisi, però això és una altra història…)

  2. Estic d’acord en el fons de les reflexions de Javier i Adolf, però tinc un dubte quasi metafísic. Si ningú denuncia les monstruositats d’aquests individus, sembla que no ens importa que se les creguin molta gent (perquè, no ens hem d’enganyar, tenen molts lectors que celebren les bajanades que diuen i escriuen) i això a mi m’indigna fins a dir prou. No sé si he sabut explicar-me.

  3. Com ve a dir Gonçal, el veritable mèrit d’aquest engendre de periodista és el que arriba a vendre amb els seus insults. Tan els que comulguen amb ell , com els irats contraris.
    Si ningú li fes el més mínim cas, a hores d’ara ja seria un cadàver periodístic i mediàtic.
    Com passa amb altres individus i polítics de la mateixa calanya: ni un minut d’atenció.

  4. Jo personalment no donaria masses voltes al personatge, perquè comptat i debatut és un reaccionari fins al moll de l´ós. Us ho dic perquè cal en tot cas tenir la sang freda o almenys girar-li l´esquena amb indiferència. Convindria que entenguéssim que els reaccionaris i antiintel.lectuals són uns buscabregues i uns provocadors que no accepten el progrés com a forma de superació de les desigualtats, les discriminacions i el tractament al proïsme amb justícia. Diguem-ne que és aquest el seu inconformisme. Ja veieu com és un bon lector de Nietzsche i del superhome, al creure´s un paio excepcional i els contravalors que predica a les seves columnes. I ja sabem que Nietzsche va inspirar al nazisme, com modernitat reaccionaria, o com a possibilitat que la modernitat fos reaccionaria. No en absolut justificar o engrandir la seva figura, sinó entendre que paios com a aquest no són el que són per casualitat, sinó que la millor venjança contra ell és comportar-se com un científic social que tanca la rata en un laboratori per estudiar les seves reaccions antropològiques. No ens rebotem doncs contra ell tant que aquesta és la reacció que busca el personatge per part nostra.

  5. Jo afegiria que aquest personatge va començar a La Vanguardia i a Ràdio Barcelona. A La Vanguardia feia articles (per dir-ne una paraula) on recomanava restaurants. A Radio Barcelona col·laborava al Fet a Barcelona. Aleshores el “pajarraco” el portava amunt i avall un xofer… En fi altres èpoques d’un personatge que em genera urticària…

  6. Acabo de leer un tuit de Sostres en respuesta a otro tuit del colega Xavier Campreciós. Este recomendaba mi artículo en La Lamentable de esta manera: “Las sandeces de un innombrable con una miserable visión del mundo. ¿Qué hemos hecho nosotros para merecer un Sostres?” ¿Cuál ha sido la respuesta de Sostres a Campreciós? Esta: “¿Innombrable? Però si vius de citar-me, rata.” De ratas y de cloacas sabe un rato largo el ‘exniño Semon’.

  7. Nació monstruo y se engordó en los abrazos de periodistas hoy en activo y muy poderosos. Con ellos compartió papel en los diarios, micrófonos en la pública Com Radio y manteles en Semon, donde el caviar Beluga y el champán estaban siempre a punto.

  8. Normal que piense así siendo gordo seboso pincha corta y con cara de cerdo. Normal que este peleado con el mundo y que hable así de las mujeres, me da pena ……pobrecito

  9. Sí, aunque solo sea para vomitar después de tanta inmundicia. Me siento mejor después de haber descendido a la cloaca. Tal era mi indignación, querido Gonçal.

  10. Angel: ¿Vale la pena ocuparse ni un minuto de este lamentable cretino?
    Gonçal Évole

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *