La presidenta se nos va

e-Mail desde Andalucía
Jesús Páez Narváez
Licenciado en Ciencias de la empresa

Con igual tranquilidad  que Rajoy nombra  ministra a una señora cuya empresa familiar sale en la lista de morosos de la Agencia Tributaria, el Sr. Montoro, que repite de Ministro, nombra a un paisano suyo como secretario de Estado de Hacienda. Claro que no es un paisano cualquiera. Don Enrique Fernández Moya es profesor titular de Derecho financiero de la Universidad de Jaén. Aunque no sé si esto le servirá de mucho, pues el Sr. Fernández Moya lleva mucho tiempo ocupado en otros quehaceres.

Jose Enrique Fernández de Moya
Jose Enrique Fernández Moya, secretario de Estado de Hacienda

De 47 años, ya en 1991, con 22 añitos, Moya se afilió al PP. Para 1994 ya era presidente provincial de las Nuevas Generaciones jienenses. Entre 1995 y 2000 fue secretario general y desde el año 2000, todavía con 31 primaveras, ya era Presidente del PP de Jaén. Entre 2002 y 2015 vicesecretario general del Partido Popular de Andalucía, mientras era diputado en el Parlamento andaluz de 2004 a 2012 (legislaturas VII y VIII) y senador de 2011 a 2015. Cargo este que compagina con el del Alcalde de Jaén, su ciudad de nacimiento. Ahora, de primero en la lista del PP de Jaén, es diputado en el Congreso,

Como ven un carrerón el de este chico de provincias. Y ahora, aunque del derecho financiero ni se acuerde, la guinda: Secretario de Estado de Hacienda. Tal vez el sibilino y bromista Sr. Montoro lo haya nombrado para que pague sus culpas por haber dejado el Ayuntamiento de Jaén en quiebra.  Con una deuda que es más de cuatro veces su presupuesto anual de 170.107.009,22 €.

Y hablando de Hacienda estaría bien que, de motu propio u obligado por la insoportable presión a que se va a ver sometido por el grupo abstencionista del Psoe en el Parlamento, Montoro cumpliese con la, todavía, Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia (Lapad), en especial con la  financiación que corresponde al Estado. Yo supongo que el Sr. Rajoy deseará que todas las personas en situación de dependencia, en especial aquellas con dependencia severa y gran dependencia, estén atendidas, al menos, como su señor padre.

El estado del Bienestar no marcha

Según las conclusiones del XVI Dictamen del observatorio de la ley 39/2006 de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, “en España hay más de 1.180.435 personas en situación de dependencia reconocida. Un 2,5% de la población española no puede desarrollar las actividades básicas de la vida diaria sin apoyos de mayor o menor intensidad”. Un tercio de esas personas dependientes se encuentran en el limbo de la Dependencia (con el derecho reconocido pero desatendidas).  Después de nueve años de vigencia de la Ley hay casi 400.000 personas no atendidas.  La llegada del  PP de Rajoy en 2011, y su Real Decreto ley 20/2013 de 13 de julio estancó, y de qué manera, el desarrollo del sistema de dependencia.

Bien es verdad que el año pasado ha habido una mejora en la aplicación de la Lapad que, aunque más aparente que real, al fin y al cabo ha maquillado algo la gestión del  Gobierno.  Da la coincidencia que 2015 ha sido un año los más electorales que se conocen y que el ambiente electoral se ha prolongado hasta casi finalizado el 2016. Otro factor de esta  mejoría viene dada por el mero trasvase “al sistema (SAAD) de  personas valoradas con Grado I de dependencia, que ya venían siendo atendidas” desde los servicios sociales municipales.

En realidad el estado de  este, llamado cuarto pilar del Estado de bienestar, no marcha. La muestra es que la ley obliga a dividir la financiación de la dependencia a partes iguales entre el Estado y comunidades autónomas y eso el Gobierno del PP se lo salta a la torera. Pero según lo establecido en la Ley 39/2006 (Lapad) en el  Art.9. apt.3:  “La financiación pública de este nivel de protección correrá a cuenta de la Administración General del Estado…” Y  dice el Art. 32. apt.3.  “La aportación de la Comunidad Autónoma será, para cada año, al menos igual a la de la Administración General del Estado (AGE) como consecuencia de lo previsto en este apartado y en el anterior.” Ni de broma.

2011 MM % 2015 M % Difer.
AGE 1.658 24,1 AGE 1.192 18,0 -6.1
CC.AA. 3.881 59,6 CC.AA. 4.080 62% +2.4
Usuarios 1.068 16,4 Usuarios 1.314 19,90% +3.5
  6.607     6.589   -18M

 

De modo y manera que durante la primera legislatura de  Rajoy y a pesar del maquillaje del año 2015 la financiación total ha bajado en 18 millones de euros y, en cuanto a la distribución las Comunidades  han incrementado su aportación en 2,4 puntos,  los usuarios ponen ahora 3,5 puntos más y el Estado financia  6.1 puntos menos o sea 466 millones menos. De acuerdo a esta tónica hay que esperar que concluido el mercadeo electoral del 2015 y 2016 y con el PP gobernando, es de temer  que las personas mayores, en situación o no de dependencia,  no vuelvan a ser “necesarios” hasta que de nuevo se les necesite para llenar las urnas.

En este ámbito de la atención a personas en situación de vulnerabilidad un estudio, también  de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, señala que “116 de los 350 ayuntamientos españoles que tienen más de 20.000 habitantes, es decir más de un 30%, invierten menos de 50 euros por persona al año en servicios sociales y promoción social. Y que 37 de estos municipios no llegan a 30 euros.”  Los últimos de la lista son los municipios de Los Barrios (Cádiz), con 16,9 euros por habitante al año y Leganés con 14,9 euros. Únicamente 12 municipios invierten más de 100 euros por habitante/año. A la cabeza de estos se encuentra Baza, localidad de la zona norte de la provincia de Granada, con 167 euros por habitante y año. A Baza le sigue Vélez Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Linares (Jaén), La Rinconada (Sevilla) Zaragoza, etc.

Manuel Jiménez Barrios, Consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía
Manuel Jiménez Barrios, Consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía

El amable y leal Vicepresidente

El rostro amable del Gobierno que preside Susana Díaz ha salido a pasear por Andalucía. Manuel Jiménez Barrios es Consejero de Presidencia, Vicepresidente y, a la vez, Consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía.  En la baja por maternidad de la Presidenta ejerció como Presidente en funciones de la Junta de Andalucía.

Jiménez Barrios (Bornos 1957) estudió Relaciones Laborales y es funcionario de la Diputación. Inició su ya larga trayectoria  como concejal del Ayuntamiento de Chiclana en 1983. Tenía 26 años. Entre 1991 y 1995 fue Vicepresidente de la Diputación de Cádiz; desde 1994 hasta 2004 Alcalde de Chiclana y, entre 1999-2004, Vicepresidente segundo en  Unicaja, la caja de ahorros de Braulio Medel. También siendo Alcalde presidió la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). Y dando un salto de lo local y provincial a lo autonómico, desde 2004 a 2011 fue secretario general para el Deporte  de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte,  Andalucía y Presidente del Consejo de Administración del Estadio Olímpico de La Cartuja. De ahí pasó a Delegado del Gobierno andaluz en Cádiz (2011-2012). Saltando, desde ese cargo, a Diputado por Cádiz en el Parlamento de Andalucía en 2012. Ya como diputado pasó a ser Portavoz adjunto del Grupo socialista, Consejero de Presidencia de la Junta desde 2013, Vicepresidente de la Junta desde 2015 y Consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía.

Desgranar el currículo político de Jiménez Barrios es para quien siga esta columna tenga una referencia de esta persona. Pues me malicio que Doña Susana ya tiene en mente quién la va a sustituir en su cargo de Presidenta y no en funciones precisamente. De ahí que, pensando que en ello le haya Manué hay que dejarse ver y si hay que besar niños se besan. Me  imagino a Doña Susana explicándole al amable Vicepresidente que  aunque tengamos nuestro calendario fijado para ocupar el reino de Ferraz, hemos de estar en vigilia y con todo dispuesto, no sea que la cosa se precipite. Y qué le va a negar don Manué a la niña de sus ojos. y se ha puesto manos a la obra.

El Sr. Jiménez Barrios no es de la hornada de los ninis. Los jóvenes a los que, no sé si por necesidad o fruto de su visión de futuro abrió la puerta Griñán para que, con su desfachatez y medianía se hiciesen con las riendas del Psoe-A y que ahora se quieren hacer con las del Psoe y todo el abecedario. Los Marianos, Verónica, Pradas, la propia Susana, etc. Aunque tenga  59 años tampoco aparece entre aquellos 12  elegidos de la famosa foto de la tortilla.  Y de él todos resaltan su carácter afable, dialogante, nada estridente. Y, según dicen, con escasos enemigos.

Otro detalle que apunta a que la Sra. Díaz tiene su marcha decidida son sus movimientos para neutralizar al PSC de Iceta. Conseguir que, sin romper definitivamente con la importante federación socialista catalana, esta ni pinche ni corte en la  tomar de decisiones el Psoe nacional.

Cuando estoy terminando recibo un whatsapp de un amigo escandalizado de lo dicho  por nuestra cada día más desbocada Presidenta:  “La música de Donald Trump contra la casta corrupta ya se la habíamos escuchado en este país a Podemos”.

Dice esto la jefa de la partida que ha dado un golpe de mano en su propia casa, a su propio Secretario General  y que ha puesto mucho más que empeño para que su Psoe de su alma se abstenga para que gobierne el PP de Mariano Rajoy Brey. Eso sí, por el bien y la unidad de España.