Precio justo

Mateo Seguí
abogado

Leo en la prensa: “Joan Miró, en La Modelo”. Los reclusos manufacturarán bolsos y complementos que se venderán en la clausura de la exposición del artista en su fundación “la escalera de la evasión”.

En su día los Tribunales de “justicia”, declararon que a los internos (es decir los presos en las cárceles), no les amparaba la normativa laboral común, y que su relación “laboral” era atípica y que por tanto sus derechos económicos por sus trabajos realizados en la cárcel no estaban sometidos a la inspección de trabajo.

Resolución que puede ser legal, pero jamás justa. Todo ello nos lleva, otra vez, a la esclavitud, mano de obra barata, sin derechos, etc. Y, ahora, los de la Fundació Miró, pretenden (humanamente) beneficiarse. ¿A qué precio venderán el trabajo de los presos? O quizás bajo el nombre de la exposición “la escalera de la evasión” ayudarán a eso, a evadirse. Mis sinceros respetos a Joan Miró, es probable que si viviera no permitiría burla alguna a los presos.