Visitas urbanas

el puente de Oresund
El puente de Oresund, obra de ingeniería e imaginario simbólico de Dinamarca

e-Mail de Copenhague
Ander Gurrutxaga
Sociólogo

Me marcho de Copenhague. He intentado comprender la vida de las sociedades que son pequeñas, robustas, homogéneas y singulares. Me voy acompañado de la convicción y la ignorancia: qué poco sabemos de la relación entre religión, cultura, economía, política y valores.
He visto cómo se puede ser religioso sin acudir a la iglesia, cómo la carga de la fe no reposa en el culto, la asistencia dominical o la liturgia religiosa sino en valores que representan y concretan la cultura y los compromisos que tienen con la comunidad o el pacto entre ésta y lo que hacen o dicen. Continua la lectura de Visitas urbanas

La burgesia nacionalista: un animal mitològic

Josep-Oliu-presidente-del-Banc_54330048432_54028874188_960_639
Jaume Guardiola, director general i Josep Oliu, president del Banc Sabadell
faine (1)
Isidre Fainé, president de la Caixa i de la Confederació Espanyola de Cajas de Ahorros (CECA)

Josep Fontana
Historiador

Amb motiu dels debats sobre el sobiranisme tornem a sentir com s’evoquen a Madrid les malvestats d’aquella fera mitològica anomenada “burgesia nacionalista catalana”. Fa un parell de setmanes, per exemple, un lector de Público expressava l’opinió (seleccionada pel propi periòdic com la millor sobre el tema) que el PSOE havia de lluitar per evitar que el PSC caigués víctima de les males arts de la tal “burgesia nacionalista”.

I pensar que fa vuitanta-un any que visc a Catalunya i no he aconseguit veure mai ni un sol exemplar d’aquest animal mitològic! He vist, això sí, polítics burgesos que usaven un llenguatge de ressons nacionalistes per tal de satisfer els seus votants; però que, a l’hora de fer política a Madrid, es deixaven de brocs i optaven per negociar els seus interessos, valent-se, això sí, dels mèrits que els permetien presentar-se com els únics capaços de contenir i neutralitzar el perill nacionalista.

Continua la lectura de La burgesia nacionalista: un animal mitològic

‘Andalucía libre de desahucios’

1352721388_0
EFE

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez
Asesor de Cooperativismo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha emitido el 14 de marzo una sentencia que responde a una petición prejudicial planteada por un Juzgado de lo Mercantil de Barcelona, sobre el proceso judicial de ejecuciones hipotecarias. Con tanta gente, supuestamente, de izquierdas; con tantos grupos, grupitos y grupúsculos, presuntamente de izquierda y de ultraizquierda radical, con tanto santo varón estudioso del derecho, con miles de opinantes y opinadores en medios de comunicación, centenares de encendidas tertulias y  otros programas al rojo vivo, resulta que a nadie se nos había ocurrido dirigirse a Europa. Y si se nos ha ocurrido hemos esperado que lo hiciese otro. Continua la lectura de ‘Andalucía libre de desahucios’

Sigamos bebiendo

Diego Velázquez, Els borratxos. Museu del Prado
Diego Velázquez. ‘Los borrachos’. Museu del Prado

Juan Tallón
Escritor

Ya entramos en esa fase extravagante en la que estar imputado es algo bueno, como estar enfermo. Bueno para el afectado, bueno para la justicia, bueno para la sociedad, bueno para todos. Muy bueno. En fin, buenísimo. Esto demuestra que tenemos una magnífica falta de preparación para la vida. No acabamos de advertir con claridad dónde se esconde la felicidad. Nosotros, por si acaso, buscamos también en la infelicidad. No vaya a ser. Esta manera tan ridícula de recibir tu implicación en las pesquisas de un delito, recuerda mucho al escritor Evelyn Waugh cuando le restaba relevancia al sexo y a toda esa algarabía acerca de dormir juntos. «Yo para obtener placer físico prefiero ir al dentista», decía. Ese es, en cierto sentido, el camino en el que avanzamos alegremente. De momento, ya tenemos cargos públicos que experimentan alivio al saber que están imputados. El placer posee muy distintas vías de acercamiento, y ni siquiera son una buena paja. Galeano lo decía a su manera, cuando señalaba que «vamos derechos al desastre, pero joder en que coches». Esa es otra marca de la casa: no sabemos hacia donde vamos, de hecho habitualmente no vamos a ningún sitio, pero preferimos ir cómodos.

Continua la lectura de Sigamos bebiendo

Soberanía de la tierra, no al ‘fracking’

amocambic-republica-dominicana-catalunya-eua_araima20130316_0047_10Gustavo Duch
Coordinador revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas

En Mozambique, empresas brasileñas y japonesas están haciendo prospecciones de tierras en la zona conocida como Corredor de Nacala para llevar a cabo en 14 millones de hectáreas una agricultura industrial de cultivos que alimentarán a las multinacionales de la venta de piensos para animales o agrocombustibles para camiones. En la República Dominicana, la población se manifiesta ante la embajada de Canadá para detener la mina a cielo abierto que busca oro en Pueblo Viejo; a la gente campesina les preocupa la contaminación con cianuro de sus tierras. La biodiversidad agrícola argentina en pocas décadas se ha convertido en un monocultivo de soja que, en manos de pocos terratenientes, es un fabuloso negocio para engordar la ganadería europea. Y ahora, en Cataluña, como en otros muchos lugares, afloran las intenciones de perforar el territorio rural en la búsqueda de cuatro gotas del gas denominado de esquisto. Continua la lectura de Soberanía de la tierra, no al ‘fracking’

El año de los desahucios

stop-desahucios-mponce--644x362 Marc Andreu
Periodista e historiador (*)

Tras la chispa prendida el 15-M del 2011, durante el 2012 no se produjo la explosión social por muchos esperada pero, sin embargo, se siguió consumiendo a buen ritmo una mecha de longitud desconocida y que, en cualquier momento, puede hacer estallar el polvorín de la crisis con efectos impredecibles para España y Europa. Así puede resumirse el año 2012 en lo que a los movimientos urbanos se refiere, cuando ni tan siquiera dos grandes huelgas generales en ocho meses (el 29 de marzo y el 14 de noviembre), amplias y generalizadas movilizaciones estudiantiles y contra los recortes en sanidad y educación, un millón de catalanes clamando por un Estado propio el 11 de septiembre y, durante todo el año, la onda expansiva del 15-M no lograron, en barrios y ciudades, el impacto social y el eco político y mediático que sí tuvo un movimiento social de base territorial y vecinal como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Sería necio negar que todas las dinámicas sociales mencionadas se retroalimentaron de una forma u otra. Pero es justo señalar que el eco obtenido en el 2012 por la campaña Stop desahucios situó a la PAH i al difuso movimiento vecinal y urbano en que se apoya al frente -que no a la vanguardia, una terminología desfasada en tiempo de redes y nódulos- de la responsabilidad de liderar la respuesta social y solidaria a la profunda crisis económica y política en la que seguimos inmersos desde el 2007. Y sin haber tocado aún fondo en el 2012.

Continua la lectura de El año de los desahucios

Utilització de cookies

La Lamentable utilitza cookies. Si continua navegant està donant el seu consentiment a les cookies i acceptant la nostra política de cookies, cliki l'enllaç per a major informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies