“No nos falta de ná”

SusanaDiaz2808121
Susana Díaz. Foto: Canal Sur

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez
Asesor de cooperativismo

Susana Díaz, alcanzó ayer 22.000 avales, Luís Planas no alcanzó el mínimo y el alcalde de Jun (Granada) prefirió ir a los tribunales. Estas tres personas son los candidatos  en las “primarias-expres” que el Presidente Griñán convocó hace unos días. Susana Díaz es la mano derecha y parte de la izquierda del actual Presidente. Y, según cuentan, en el mimo PSOE-A, no le tiembla el pulso lo más mínimo al empuñar el hacha para cortarle la cabeza (figuradamente) a aquel o aquella militante que ose salirse del guión lo más mínimo. Con lo cual así se hubiera presentado el mismísimo encantador de serpientes que es Felipe González –hoy dedicado a menesteres más lucrativos-  o Paco, el Papa de Roma, Susana Díaz hubiese ganado las primarias.  Todo huele a elecciones en Andalucía y ha podrido en España entera.

Pero, entre tanto, la vida sigue. Y, por ejemplo, la Ley de Dependencia se desmorona en Andalucía –aunque no solo en Andalucía- y una causa muy principal es que el Gobierno de Madrid solo aporta –mal y tarde- el 25% del total del 50% que debería aportar para, con el  50% de la Comunidad, cubrir el 100 por 100. En Andalucía se dice que -los dos socios del Gobierno andaluz están de acuerdo en ello- esto no es solo producto de los “recortes” sino que el Gobierno de Rajoy pretende privatizar este servicio –subjetivo y universal- que, por otro lado, llegó tan tardíamente y que aún no atiende al cien por cien de los demandantes. Si a ello se le une la disminución de las pensiones y el hecho (triste donde los haya) de que en muchos hogares es esencial, para la supervivencia, la pensión del abuelo, la cosa pinta muy negra.

Ana María es la cabeza de familia que podría sumarse  a  las seis que se han beneficiado, hasta ahora, del decreto andaluz que entró en vigor el 11 de abril. Digo podría porque a Ana María la llamaron, desde la Junta, para decirle que cumplía todos los requisitos para poder beneficiarse del Decreto contra los desahucios. Pero ha tenido la desgracia – una más- de que, casi al mismo tiempo,  el Gobierno Central  ha presentado ante el Tribunal Constitucional  un recurso contra la norma andaluza y, a éste, al TC, le ha faltado tiempo para dejarla en suspenso 5 meses. Y ahora puede ir prorrogando dicha suspensión hasta que las ranas críen pelo. El socio “radical” del Gobierno andaluz hizo esta semana pasada un llamamiento a la ciudadanía en las ocho capitales andaluzas convocando a concentrase a las puertas de las subdelegaciones  del Gobierno central para rechazar el recurso de dicho Gobierno. Pero convocar concentraciones a las 12 de la mañana, en día laborable y sin haber hecho ni lo mínimo para que las convocatorias fuesen conocidas es como “el que tiene un tío en graná, que ni tiene tío ni tiene ná”. En definitiva que para darme la razón, el Decreto que venía a poner un cierto freno a los desahucios, como auguramos aquí cuando se publicó, ha durado más bien poco. Pero el Gobierno de la Junta no tiene culpa, claro.

Valoración Andalucía
EGOPA (andaluces.es)

De modo que los andaluces siguen pensado que el futuro está cada día más lejos y que durante mucho tiempo va a ser presente. Un presente adusto, agreste, de secano, un presente  sin florecillas ni  brotes verdes que valgan. El 91% de nosotros seguimos opinando que la situación es mala o muy mala. Desde hace más de seis meses el número de andaluces con dicha opinión solo ha descendido 0,4 décimas. Alguno que no contestó a la encuesta porque le pilló cogiendo tagarninas, collejas o caracoles. El 0,2 que calificaba que la economía andaluza era Muy Buena sigue pensando igual. Claro, son pocos, y les va de maravilla.

Esto son porcentajes, números, las criaturas de carne y hueso –cada vez más hueso que carne- están en sus pueblos y ciudades intentando sobrevivir desesperadamente. Y muestran, dentro de su desesperación, mucho más sentido común y sentido cívico que esos 125 banqueros españoles que ganan más de un millón de euros al año. La media les sale a nuestros banqueros a 2,4 millones de euros, la cifra más alta de Europa. No me diga usted, lector o lectora, que visto desde un jornalero en paro, por ejemplo, o un camarero con media jornada en blanco y la otra media en negro, no es para encabronarse mucho, muchísimo. Porque, encima, nosotros corremos con los 48.000 millones de euros del rescate de la banca. Y, ante esas cifras mareantes, seguimos haciendo nuestra perra vida diaria, sin inmutarnos. Y si se tercia nos ponemos a cantar: “no nos falta de ná”.

Frente a ese “presunto” latrocinio de avaros que echan a familias enteras a la puñetera calle, defensores ultramontanos de la sagrada propiedad privada, que se pasan la Constitución y el sentido de humanidad por el arco del triunfo y se pasean con Rajoy por la Moncloa, está la situación de decenas de militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). El SAT, un sindicato pequeño y con pocos medios, que actúa de manera pacífica, tiene 350 sindicalistas procesados, entre todos tienen 60 años de petición de cárcel y acumula 400.000 € en multas. Al SAT se le criminaliza día tras día. En una carta abierta dirigida a Gordillo y Diego Cañamero que firman  once profesores  universitarios de Francia, se puede leer: “La burguesía, los terratenientes, el neoliberalismo, y sus fieles políticos, les persiguen (a los militantes del SAT) por “bandoleros”, “ladrones”, “subversivos”, “terroristas”… Así llamaban en Francia a los que tomaron las armas contra los nazis para liberar el país, entre los cuales muchos republicanos españoles exiliados….Hoy día son esos “guerrilleros” que figuran en los monumentos, en los libros de historia, en el panteón nacional, y a sus perseguidores se les considera como “vendepatrias”, “traidores”, “colaboracionistas”…” No cabe duda, con independencia de errores  y del histrionismo que se achaca a alguno/s de sus dirigentes, que es de los poquísimos sindicatos existentes en la actualidad en España que guían su acción desde una postura de clase, de clase obrera, y tienen muy claro que, en este sistema neoliberal-capitalista, a los trabajadores se les explota, se les denigra, y se les persigue cuando, aunque sea pacíficamente, defienden sus derechos y su dignidad. Todos esos sindicalistas procesados, multados, encarcelados del SAT por actuaciones que ni siquiera son delitos o en caso de que lo fuesen en alguna ocasión, nimiedades. Infinitesimales comprado con el latrocinio legal o ilegal (paraísos fiscales, defraudación a Hacienda; corrupción, comisiones, destrucción de empresas, etc. etc.) de los que se paseaban el otro día por La Moncloa. Uno solo de esos sindicalistas tiene más honradez, más generosidad, más capacidad de sacrificio y hace más por la clase trabajadora y por el pueblo y, por tanto, por España que esos  “Díaz Ferrán” que se pasean por La Moncloa o son recibidos en La Zarzuela.

Con permiso del maestro Martí Gómez no puedo no decir nada del “caso Rajoy” . Lo llamo así  pues es sabido que el Sr. Rajoy nombró al Sr. Bárcenas. Delegó en él una función clave en una organización,  sea partido o sea un equipo de baloncesto, como es el manejo  de las finanzas del partido. Pues bien,  si al Sr. Bárcenas lo nombró el Sr. Rajoy, este es  el responsable de los desvaríos del Sr. Bárcenas. De todos es sabido que el que delega, delega la autoridad necesaria para la función pero no la responsabilidad.  Ésta queda en el superior jerárquico que delega. Por lo tanto, ante tamaño embrollo de, según los del PP, ese sinvergüenza y delincuente y no sé cuantas cosas más, que es Bárcenas, el que lo nombró debe dimitir  de inmediato. Y debe dimitir, aunque él no se haya llevado ni un euro, que ya es pensar ingenuamente a estas alturas, porque la responsabilidad del desaguisado es suya, del Sr. Mariano Rajoy. Así que Sr. Rajoy, váyase cuanto antes.

 

 

 

 

2 pensaments a ““No nos falta de ná””

  1. Muy buen artículo. El caso de Andalucía es muy peculiar pero se parece a todos los demás en la parte que toca a corruptelas, amaños, tejemanejes, etc… Desgracia de país, cuya gente está dormida o zombi trás unos cuantos años de consumismo desenfrenado y manipulación mediática.

  2. Buen artículo. De siempre los males de Andalucía llegan del centro. Desde Lo reyes Católicos ha sido la despensa ocasional para cuando les apretaba el hambre. Y zona de recreo de los herederos del reparto que hicieron.

Els comentaris estan tancats.