Masterízate bien y no mires con quien

Mario Ruoppolo

El otro día en este blog se pronosticaba para el PSC una castaña de dimensiones murcianas. No me extraña. Estas gentes están desnortadas o casi.

Si se entra en este enlace pueden verse cosas llamativas

Por ejemplo, fijándose en el cuadro de actores (profesorado) cuesta entender cómo algunos se pueden atrever a disertar/enseñar una materia tan compleja como la “comunicación de la gestión política”, cuando está de sobras demostrado que han sido incapaces de desarrollar eficazmente ese cometido. Muchos recuerdan al celebrado maestro Ciruela que sin saber leer daba escuela. Eso se llama actuar sin complejos (y sin entender por qué las encuestas hablan de altos índices de desafección con la clase política).

También llamaba clamorosamente la atención el párrafo referido a quién iba dirigido el máster  Digo llamaba porque a estas horas ya ha sido enmendado (deprisa y corriendo, tras el pollo de protestas que se había montado en los círculos universitarios) el punto en el que se decía casi textualmente, y con entera rotundidad, que el master se abría (tras pagar 2500€ del ala) para personas pertenecientes al PSC. Ahora, ese punto queda, después de enseñar el culo los organizadores, en un discreto “el master es el resultado de la propuesta de la Fundación Rafael de Campalans del PSC para la formación corporativa de personas de su organización, etcétera, etcétera”.

No soplan los vientos a favor de estas gentes, no. Claro que si sus cuadros se preparan con un master como el referido a lo mejor la castaña sale… pilonga.