‘Los chicos de la Doris’ (y otras gentes de mal vivir)

Mutitudinario homenaje ‘comunero e internacionalista’ a Doris Benegas

Email de Castella i Lleó
Fernando Valiño
Periodista

Bastaba con decir Doris. Aunque no se compartieran sus ideas políticas para reconocer su compromiso y entrega generosa en defensa de los más desfavorecidos, de las mujeres, de los pueblos que luchan por su libertad… como quedó acreditado en el multitudinario ‘Homenaje comunero e internacionalista a Doris Benegas: una luchadora del pueblo’, celebrado el 15 de octubre en Valladolid.

homenaje-doris-069
Fotografias de Javier P. Miñambres

Doris Benegas Haddad había nacido en Caracas en 1951, de padre vasco exiliado y madre libanesa que regresaron a finales de los años 60 al País Vasco. Pero Doris tuvo que abandonar sus estudios de Derecho, que concluyó en la Universidad de Valladolid, ciudad que la acogió sin que olvidara nunca su Euskadi de adopción.

En Valladolid continuó su activismo político que ha marcado toda su vida. Su participación en las asambleas de fábrica a la hora del bocadillo en Fasa-Renault a principios de los 70, revolucionó la factoría. Era la primera vez que una mujer bajaba de las oficinas –ella era secretaria de dirección– para intervenir en asambleas en las quue solo había hombres. Fue su tarjeta de presentación en Valladolid, menos para la policía pues ya era una vieja conocida, pese a su juventud. A medida que crecía su ficha policial, aumentaba su credibilidad, reforzada por su brillatez como letrada en la defensa de los afectados por el envenenamiento por la colza, de las procesadas por abortar, de los detenidos políticos… La quema en diciembre de 1979 de su despacho profesional, incendio en el que fallecieron dos ancianos que vivian en el mismo inmueble, ni las detenciones, ni las multas… jamás hicieron dar un paso atrás a Doris.

homenaje-doris-128
Fotografias de Javier P. Miñambres

Tampoco las campañas diseñadas por el Ministerio del Interior, la Abogacía y la Fiscalía General del Estado, dignas del franquismo, que alcanzaron su momento cumbre cuando Doris Benegas fue número dos de la candidatura que encabezó Alfonso Sastre a las Europeas de junio de 2009 por ‘Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos’. Esta campaña de descrédito, a partir de este hecho, se ha mantenido viva hasta el día de su fallecimiento: 29 de julio de 2016, en Valladolid. Desde sus suspuestos contactos con etarras a su supuesta enemistad con su hermano Txiki Benegas (dirigente socialista tres años mayor que ella y fallecido once meses antes, junto con el que descansa en el cementerio de Polloe de San Sebastián desde el pasado 6 de agosto), han sido temas recurrentes comprados por los mal llamados medios de comunicación de las grandes corporaciones.

Hablar y defender la soberanía de Euskadi, Catalunya, Galiza… nunca ha sido fácil y mucho menos si se hace desde Valladolid.

Doris, consciente de que su vida se terminaba por un cáncer detectado en el verano de 2015, manifestó no arrepentirse de nada: “Solo pido perdón por no haber luchado más y mejor”.

homenaje-doris-037
Fotografias de Javier P. Miñambres

El inefable exalcalde de Valladolid León de la Riva acuñó la frase de “los chicos de la Doris”, para intentar desacreditar cualquier protesta ciudadana. Pero el homenaje organizado por una asamblea de organizaciones y con un teatro abarrotado (800 localidades) con gente en la calle que seguía desde una carpa el acto, así como la manifestación desarrollada al finalizar el mismo, confirman que Doris era querida no solo por ‘sus chicos’.

En el homenaje intervinieron por vídeo varias organizaciones en nombre del Foro de São Paulo, del que Doris Benegas era asidua; se leyeron numerosos mensajes de adhesión -entre ellos uno del juez Baltasar Garzón, su representante legal en el procedimiento abierto por la detención -la última- el 4 de octubre de 2014 en una protesta contra la monarquía convocada por la Coordinadora 25 S en Madrid-; representantes de los movimientos sociales y de partidos políticos como BNG, Unidad Popular (ella fue candidata al Senado el 20 D de 2015), EH Bildu, IzCa (partido en el que militaba la homenajeada)… Por Cataluña estuvieron Eudald Calvo, de la CUP, que empezó su intervención: “Vengo en representación de los chicos catalanes de la Doris”. También participó Joan Tardà, que, además de recordar que el 15 de octubre de 1940 fue fusilado el presidente de la Generalitad Lluís Companys, dijo: “Vamos a proclamar la República de Catalunya. Lo haremos. Contribuiremos a reventar el ‘status quo’ del 78 y el día que lo hagamos, el primer recuerdo que tendremos, igual que lo tuvo Francesc Macià el 14 de abril de 1931, será para todos las naciones ibéricas”. El diputado de ERC según venía a Valladolid en tren, fue amenazado por un viajero: “Colgado tendrías que estar”.

Pero ‘los chicos de la Doris’ proclamaron en el homenaje: “Tu recuerdo y tu sonrisa son nuestra mejor arma. Los que piensan que has muerto tienen un problema y ese problema somos nosotros, tu pueblo; vives en cada puño en alto y tu sonrisa es nuestro ejemplo. Valladolid ya no es Fachadolid, comienza a ser VallaDoris”.