Lo que conviene saber del machista Arias Cañete

Antología de sandeces políticas (39)
Ángel Sánchez de la Fuente
Periodista

No ha sido la primera vez ni será la última que Miguel Arias Cañete, cabeza de lista de la candidatura del PP al Parlamento Europeo, acapare los titulares de los medios de comunicación por su prepotencia machista e incontinencia verbal. Ahora ha sido noticia al explicar su visión del debate electoral con la socialista Elena Valenciano, de la que no quiso abusar con su “superioridad intelectual.” “El debate entre un hombre y una mujer –le confesó a la periodista Susana Griso, de Antena 3—es muy complicado, porque si haces un abuso de superioridad intelectual, o lo que sea, parece que eres un machista que está acorralando a una mujer indefensa.”

Tiene razón el dirigente del PSOE Óscar López cuando dice que Cañete lo hizo muy mal leyendo sus papeles en el debate televisivo, pero que “todavía es peor cuando dice lo que piensa, porque le sale lo que lleva dentro: su machismo, su prepotencia y soberbia en estado puro.” Ciertamente, tampoco debía de leer cuando, en octubre de 2000, siendo ministro de Agricultura del Gobierno de Aznar, intervino en el Foro Jaén de Opinión y Debate y defendió la tesis de que España no podía desarrollar tantos regadíos como se solicitaban, porque habría sobreproducción de cultivos. “El regadío hay que utilizarlo como a las mujeres, con mucho cuidado, que le pueden perder a uno,” fue el ramalazo sexista soltado por Cañete. También en aquel octubre de 2000 nos ofreció otra muestra de buen ejemplar de macho alfa cuando se reunió con agricultores murcianos y les habló del Plan Hidrológico Nacional en estos términos: “Yo os lo digo ahora que va a ser así. Esta vez sale por cojones. Va a ser un paseo militar […] Aznar ha dicho en Consejo de Ministros que esto salía por huevos.” Doce años después, recién nombrado nuevamente ministro de Agricultura, no tuvo más remedio que subrayar que el nuevo PHN “no será como el del pasado.” Y aludió a que los trasvases serían “solidarios.”

Arias-Canete-pedira-aumento-capturas_EDIIMA20131029_0367_13El tufo señoritingo de xenofobia y clasismo

Además de machista, Cañete ha pecado también de xenófobo y clasista cuando es “él mismo y entra a matar.” En febrero de 2008, estando en la oposición y de secretario ejecutivo de Economía del PP, participó en Madrid en el Foro Cinco Días y arremetió contra los inmigrantes de un modo inmisericorde. Primero dejó claro que eran los responsables de “un crecimiento económico de baja calidad” y después los acusó de protagonizar escenas desagradables en los colegios (animó al público a visitar alguna escuela de la periferia madrileña en pleno recreo). Acto seguido, descargó toda la batería: “Tenemos las urgencias colapsadas, porque los inmigrantes han descubierto la grandeza del Sistema Nacional de Salud. Claro, alguien que para hacerse una mamografía en Ecuador tiene que pagar el salario de nueve meses llega aquí, a urgencias, y se la hacen en un cuarto de hora.”

El gracejo y donaire de este jerezano de adopción que es Cañete podría quedar grabado en los anales del clasismo cuando, en el citado foro, se refirió a los inmigrantes del sector de la hostelería subrayando que ya no eran como los profesionales de antes: “Aquellos camareros maravillosos que teníamos, que les pedíamos un cortado, mi tostada con crema, lo mío con manteca colorá, y a mí una de boquerones sin vinagre…, y te lo traían todo con una enorme eficacia.” Ay, ay, Cañete… ¡Manolo, dos con leche y uno solo!

Fercam 2_tcm7-287903

Un ministro de Medio Ambiente contra el ídem

La última andadura de Cañete en el Gobierno nos ha servido la paradoja de haberle visto como responsable de Medio Ambiente en un ministerio que agrupaba Agricultura y Alimentación. Fue él quien reconoció que del tema medioambiental no sabía demasiado. Mejor. De lo que se trataba era de “evitar que el medio ambiente sea un freno para la economía.” Dicho y hecho: las 10.000 viviendas situadas en el dominio público costero, que habrían de ser demolidas en 2018 según la Ley de Costas de 1988, han visto alargadas las concesiones de las propiedades hasta casi el siglo XXII. Al secretario de Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, no le ha sorprendido nada: “Toda la actividad empresarial privada de Cañete se lleva a término en contra del medio ambiente.”

En cuanto a la alimentación, aún no se sabe por qué llegó a defender los yogures caducados: “Ya pueden poner la fecha que quieran que yo me los como.” Hablando de comer, ¿quién no recuerda su exhibición engullendo chuletones durante la crisis de las vacas locas en 2001? Tal vez le sobró hablar después de comer: “Es prácticamente imposible que un animal contaminado pase a la cadena alimentaria.” Como también le sobró frivolidad cuando, en noviembre de 2002, tres días después de que el Prestige empezase a verter fuel en aguas de Galicia, aseguró: “Afortunadamente, la rápida intervención de las autoridades españolas alejando el barco de las costas hace que no temamos una catástrofe ecológica ni graves problemas para los recursos pesqueros.”

f38b617fdc793554e2d371747f7354d5

El empresario metido a político o viceversa

A pesar de todo lo que llevamos escrito aquí, el pecado capital de Miguel Arias Cañete (Madrid, 24-2-1954), abogado del Estado en excedencia, ha sido haber mezclado la política con los muchos negocios que ha tenido y tiene. En 2001, intentó justificar su actividad empresarial diciendo que pretendía “no dedicarse de lleno a la política.” Pero no ha hecho otra cosa desde que en 1981 se afilió a Alianza Popular. Cuando en 1986 estaba próximo el relevo de Manuel Fraga Iribarne al frente del partido conservador, Cañete profetizó: “Hernández Mancha y yo formamos un tándem que dará mucho que hablar.” Y tanto que han dado que hablar los dos. Antonio Hernández Mancha hizo el ridículo como presidente de AP durante dos años y Cañete está en boca de todos y de todas (sobre todo de todas).

Afincado en Jerez de la Frontera después de casarse (“en régimen de separación de bienes,” le gusta recalcar a él) con Micaela Domecq Solís, de estirpe ganadera de toros bravos y cortijos mansos, Cañete fue diputado autonómico andaluz y senador por Cádiz (1982-1986); parlamentario europeo 13 años (1986-1999); concejal de Jerez y fracasado candidato a alcalde en 1995 y 1999; ministro de Agricultura con Aznar, que le perdonó su reciente pasado junto a Hernández Mancha (2000-2004); y ministro de nuevo de Agricultura con Rajoy, hasta optar ahora al Parlamento Europeo otra vez (ha dicho sentirse como el que “vuelve a casa en Navidad”).

Paralelamente –he aquí el detalle—ha ido tejiendo una red empresarial que no siempre ha sabido compaginar con la Ley de Incompatibilidades de 1995, que vela por “la independencia de los altos cargos en el ejercicio de su función.” En distintas etapas de su vida ha sido presidente, consejero, administrador, apoderado, etcétera, de empresas agrícolas; ganaderas; de ocio (dedicadas al juego como el bingo); suministradoras de combustibles a barcos; de compraventa de automóviles; sociedades de cartera…

arias-cañete
Arias Cañete y su mujer Micaela Domecq Solís

Un marido que procura el bien de su esposa

En alguna ocasión se le olvidó declarar determinadas actividades incompatibles (por ejemplo, su vinculación a la Petrolífera Ducar, que trabaja mediante concesión pública) como ha evidenciado Cayo Lara, máximo dirigente de Izquierda Unida: “Tiene tantas cosas, tantas acciones y tantas propiedades, que luego le cuesta trabajo ordenarlas, y cuando va a hacer una declaración en el Parlamento no se da cuenta.” De lo que sí parece darse cuenta es de utilizar informaciones privilegiadas –según denunció el socialista extremeño José Luis Viñuelas en enero de 2002—para beneficiar a su esposa (una explotación agraria de Micaela Domecq se dividió por ocho para beneficiarse de la propuesta de la Unión Europea referida a subvencionar las rentas de la citada explotación antes que su superficie).

El pasado mes de abril, la portavoz parlamentaria socialista Soraya Rodríguez no desaprovechó la ocasión para difundir un contrato de 41.000 euros que la empresa Petrologis Canarias, de Cañete, tenía con un organismo público de la islas. Y se desmelenó de esta guisa: “El señor Arias Cañete mintió, mentirosos, este es un Gobierno de mentirosos.” El Gobierno no dijo ni mu. La misma diputada tampoco se calló que Cañete habría cobrado “sobresueldos” del PP entre 2004 y 2011 por un monto de 300.000 euros. Pero, vamos a ver, diputada Soraya Rodríguez, ¿no ha advertido usted que entre 2004 y 2011 el señor Cañete estaba en la oposición y de algo tenía que vivir?

 

5 pensaments a “Lo que conviene saber del machista Arias Cañete”

  1. Yo no creo que haya que llamarle machista, sino reaccionario. Desde luego él no está a favor de la igualdad y la emancipación de las personas. Lo único que podríamos lamentar es que su mujer, a lo mejor aludida por su marido por esas declaraciones, en vez de reprender a su marido en la cama, se despeche gritando a la “chacha” latinoamericana o filipina que hayan contratado para hacerles la comida.

  2. Tienes toda la razón, querido Gonzalo Évole, no me he enterado de lo buen candidato que es Miguel Arias ‘Machete’. También tiene razón Rajoy: Cañete es el mejor. El mejor para animar una campaña electoral que estaba bajo mínimos de los mínimos.

  3. Buenos dias Ángel: Es que no te enteras. Tantos datos investigados y comprobados del ínclito Miguel y tu sin enterarte: Es que no escuhaste el otro dia a don Mariano, el Registrador, diciendo a grito pelado, con su habitual donaire y aplomo: “Escuchadme bien: He de decir lisa y llanamente que Miguel Arias Cañete es el mejor, que digo el mejor, el más sublime candidato a representarnos en Europa, difícilmente, por no decir imposible encontrar otro que defienda los intereses de España”. Y tú, sin enterarte. Tienes que ir al neurólogo echando hostias, por tu propio bien.
    Gonzalo Évole.

  4. Gente como este Cañete, o (Machete de Macho) con un nivel intelectual mas que dudoso pero con una materia gris de nula calidad, mas bien negra , com este los hay a montones y desgraciadamente en todos los lugares, pero en este PP es que se pasan. Hay demasiados como el Cañetes/as ya que quien calla otorga, solo hay que repasar las acciones de estos que nos ¿gobiernan? o nos estafan y las manías Inquisidoras de este clan, lo peor es que sus mujeres les apoyan ciegamente, las habrá que estén atemorizadas pero la mayoría son dignas del reposo del guerrero. Cuando retornan al pasado y sacan leyes atrasada en el tiempo, como por ejemplo, contra el derecho a abortar donde su sadismo es tal, que eliminan todas las ayudas a los que más las necesitan para poder dar una vida semi-digna a nacidos con deficiencias o por falta de medios (25% de niños desnutridos), falta de trabajo o por que la mujer decide no traer al mundo un futuro esclavo para estos “intelectuales” (que indigna forma de degradación del significado de las palabras) llamar intelectuales a estos energúmenos y ¿que dicen los Intelectuales a todo esto? Otra ley “divina” es la eliminación de los derechos del ciudadano, del trabajador , la corrupción en la Enseñanza y en la Sanidad donde los recortes provocan la horrible foto, de esos cientos de cadáveres troceados en un centro Sanitario, mientras ellos con sus juergas, sus camareros y sus buenas cuentas en su “Paraíso Fiscal”, tienen suficientes paraísos fiscales donde escoger.

Els comentaris estan tancats.