‘Justicia que no entiende el pueblo no es justicia’

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez Narváez
Licenciado en Ciencias de la Empresa 

En el artículo de la semana pasada, decía que los robagallinas cada día lo tienen peor. Y el mismo día en que se publicó el artículo la “justicia” ofrecía unos cuantos ejemplos que venían a justificar mi preocupación por la deriva del sistema judicial en España. No le miento si le digo que hoy estoy más preocupado aún.

Seguro que las magistradas del caso Nóos tienen sólidas argumentaciones legales y no van a ser tan ingenuas de  caer en la prevaricación. No obstante, y desde mi ignorancia legal, a mí me parece que han hecho un disparate y comparto el comentario del Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en Facebook.

El que la Infanta Cristina no sea condenada y ni siquiera tenga que devolver los seis millones de euros, saqueados por su amado esposo a las arcas públicas pero gastados al alimón, porque es tonta, me parece muy fuerte. ¿Inepta una señora que, no sé si ha estudiado, pero que tiene una licenciatura en Ciencias Políticas por la Complutense y  un máster de Relaciones Internacionales de la Universidad de Nueva York; que sabe navegar; que ha representado a la Corona en numerosos actos por el ancho mundo; que ha trabajado, o lo que sea,  para la Unesco en París y Barcelona; que trabaja, o lo que sea, en La Caixa desde 1993  por lo que recibe un sueldo de cerca de 300.000 euros anuales; que, simultáneamente, trabaja, o lo que sea, para la Fundación Aga Khan en Lisboa por la que también percibe una cantidad que sobrepasa la de La Caixa? ¿Qué no sabe? ¿Qué, escasa de entendimiento, no se enteraba?  ¡Voto a bríos, señoras magistradas!

Admítase que a ella no le importe pasar por necia, pero ustedes, señoras magistradas, no lo son y eso sí importa. Que Doña Cristina, hermana del actual Rey e hija del Rey emérito, para hacer creíble  su papel de lela responda 579 veces al juez “No me acuerdo”, “No lo sé” o “No me consta”, no es suficiente. Para que eso “cuele” entiendo que  hay que tener un certificado de un Centro de Valoración y Orientación específico que diga qué  discapacidad y grado de la misma. ¿Y, por otro lado, si sigue  vigente eso de que “La ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento” por qué puñetas no se aplica?

Por otro lado está el que, con una sentencia de más de 5 años de prisión, el tribunal no dicte, para el condenado Urdangarín, la prisión provisional. Eso  también se las trae. Y si esto es, digamos, singular no se pierdan la argumentación. No sé si queriendo pero a las señoras magistradas les ha salido la más sólida argumentación de que la justicia no es igual para todos. Entienden las magistradas que ni Urdangarín ni su socio se van a fugar y escriben en el auto que ambos tienen “arraigo suficiente en territorio nacional, especialmente, D. Ignacio Urdangarín, cuyas particulares circunstancias, sobradamente conocidas, nos eximen de su pormenorizado análisis”. O sea, que si eres un ladrón o un salteador de “guante blanco” bien emparentado, con trabajo, casa, dinero en abundancia y vives en Ginebra o en Lisboa, tienes un arraigo de la leche y te libras de la prisión provisional y hasta de la fianza. Pero ¡ay amigo!  Si eres el robagallinas del Sr. Lesmes te vas al trullo te pongas como te pongas. Me quedo con el dicho  de Revilla: Justicia que no entiende el pueblo no es justicia.

Pero al caso Nóos, en el ámbito judicial, se han añadido otros casos y otras cosas. Entre estas últimas la propuesta de nombramientos de fiscales que el miércoles llevó a cabo el flamante Fiscal General del Estado, José Manuel Maza. Si la renovación que propone el dilecto Fiscal General no es actuar desde la ideología, que me lo expliquen. Algún medio ha titulado la noticia con frase sobria pero explicativa: “La “limpia” ha sido profunda y sectaria”.

Pedro Antonio Sánchez, presidente de Murcia

Entre los descabalgados está, mira por donde, el Fiscal jefe de Murcia, Manuel López Bernal que tiene como investigado a Pedro Antonio Sánchez, Presidente de Murcia. Caso este que  el PP nacional lleva tiempo queriendo desactivar desde la Fiscalía del Estado y por el propio Ministro de Justicia,  Rafael Catalá. Rajoy no ve nada raro en la destitución del fiscal de Murcia. Como no sabe nada de que a Soria le pague el hotel un empresario: “¿Eso cuándo ha salido? No puedo opinar. Soria ya no está en la política y desconozco esa información”. Tampoco sabe nada del hostigamiento, amenazas, desprotección de los Fiscales. Rajoy hace lo mismito que la Infanta “No lo sé”, “No me consta”. Y, no podemos engañarnos,  a Rajoy esa táctica le va de maravilla. Como a la Infanta.

Y como está crecido, el Presidente envía un aviso urbi et orbi: “O en el país se aplican y se aceptan las reglas o este país acabará teniendo un problema”. Como si tener gobernando a un partido de derechas y hasta las trancas de corrupción y a un Presidente de Gobierno como Rajoy, no fuese ya, con mucho, el mayor problema para la mayoría de ciudadanos de este país. Por cierto, cuestión esta –que gobierne el PP- que se ha de agradecer al Psoe de las baronías y santones varios. Ese Psoe que, según Madina, no decide en los despachos. ¡Las cosas que hay leer!

Lo de las tarjetas black, o mejor, lo de esos 65  personajes de opereta, es esperpéntico y sus lamentaciones grotescas. En términos económicos no es el caso más relevante de la corrupción que nos invade pero, por su número y el perfil de los individuos, tal vez sea el mejor cuadro de la actual derechona española.  ¡Qué ramillete de individuos disolutos, rufianes, libertinos, gorrones, arrogantes! ¡Qué ejemplo más sublime de civismo, de ética política, de moral, de conducta empresarial!  Ese Rodrigo Rato  hacedor del milagro económico; ese semidiós melifluo de nombre Miguel Blesa; ese Ferrán: hay que trabajar más y ganar menos; ese Spottorno, nada menos que exjefe de la Casa Real, que se pulió 223.000 euros con su tarjetita negra. ¡Qué galería de retratos para colgar en todos los colegios de España!  Cada retrato con su leyenda: Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos.

Susana Díaz trasladó al alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), que la futura propuesta de soterramiento del AVE a su entrada a la ciudad contará con la “colaboración” de la Junta. Foto: Europa Press

Doña Susana anda distraída.

¡Por fin! después de siete meses y de la voladura de la fusión hospitalaria por parte de la marea popular granadina, la señora Presidenta, como Miguel Ríos,  vuelve a Granada. Ha sido el jueves pasado, previa estancia en la estación de esquí de Sierra Nevada que, por cierto, está de nieve hasta los topes.  Desde el mes de mayo en que Paco Cuenca (Psoe) accedió a la alcaldía  aún no había tenido un encuentro institucional con la Sra. Díaz.

Por el contenido de la visita institucional no queda  muy claro porque, al menos en la rueda de prensa posterior, todo fueron promesas. Y, además, sobre asuntos que  “apestan” a rancio.

Por ejemplo, habló de que el metro se pone en marcha el 31 de marzo. Ya toca Sra. Presidenta. Fue en el año 1998 -usted tenía 24 añitos- cuando el entonces delegado provincial de la Junta y el delegado de Obras Públicas presentaron el proyecto del metro o tranvía. Los granadinos llevan casi veinte años esperando el metro. ¿Promete usted el soterramiento del AVE por el barrio de la Chana cuando usted y su Gobierno no han sido capaz de solventar que Granada lleve 26 meses sin tren?  ¿Que habrá rehabilitación del ese barrio Patrimonio de la Humanidad llamado Albaicín? Pero si no hace falta, mujer. Mejor que, aburridos, los vecinos de toda la vida se vayan del todo y luego se reconstruye como parque temático. ¿Cómo va a desperdiciar esa oportunidad de colmarlo de turistas y camareros mal pagados? No sé si también prometió algo sobre el Centro Lorca. Centro que también se aburre esperando albergar el legado del poeta que nunca llega.

Creo Sra. Presidenta que, anda “distraída” de sus responsabilidades  para con Andalucía. Tal vez se deba a que día que pasa, día que ve su horizonte menos claro y eso la ocupa y preocupa más de la cuenta. No sé si no se fía de sus arteros barones, si tiene que dedicar mucho tiempo a su Gestora, si maneja usted encuestas que sólo usted conoce, o si,  a la postre, lo que le preocupa es el “difunto” Pedro Sánchez que, cual Cid Campeador, cabalga de nuevo.

Un pensament a “‘Justicia que no entiende el pueblo no es justicia’”

  1. Siempre estoy de acuerdo con tus comentarios. Y esta vez no iba a ser menos. La justicia está muy lejos de por donde vivo, y se nota un malestar resignado por donde quiera que mire.
    Sigo esperando un ILUMINADO que nos saque de este largo invierno.
    José Páez

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *