Javier Arenas ¡Qué te vaya bonito!

E-mail de Andalucía
Jesús Páez 

15/6/2012 (11:30)
Nació en Sevilla hace 55 años, por cierto, un 28 de diciembre.  Se licenció en derecho y no hay noticia de que haya trabajado, alguna vez, en empresa  privada alguna. Hablo de Francisco Javier Arenas Bocanegra, quien acaba de anunciar que tras ser derrotado en las últimas elecciones no volverá a presentarse a presidente de la Junta de Andalucía. A muy temprana edad ya parecía decidido a vivir toda la vida a costa del erario público. Antes de cumplir los 20 años, ingresó en el Partido Demócrata Cristiano (PDC) de Fernando Álvarez de Miranda, que pronto quedaría integrado en la UCD de Adolfo Suárez. Parece que para consolidar su plaza de funcionario en el Ministerio de Cultura, no necesitó mucho tiempo. Fue designado presidente de las Juventudes de UCD y, a renglón seguido, Secretario Provincial adjunto de UCD en Sevilla y miembro de su Ejecutiva Regional. Tal vez tenga que ver en esta meteórica carrera que, por entonces, D. Manuel Clavero Arévalo,  profesor de muchos políticos de la época en que Javier Arenas estudió Derecho, ya era diputado en el Congreso y Ministro Adjunto para las Regiones y, desde 1979. Ministro de Cultura y Presidente de la UCD andaluza. Sin cumplir los 22 años Arenas ya  fue candidato al Congreso de los Diputados, por Sevilla, en las elecciones  de marzo de 1979.

Los años pasaban y su ascenso político también, ya que en 1982 Arenas era director de la Fundación Humanismo y Democracia en Andalucía, comienza a militar en el Partido Demócrata Popular (PDP) de Oscar Alzaga y en 1983 salió elegido concejal del Ayuntamiento de Sevilla y llegó a ser Teniente de Alcalde. Sin querer incordiar… Juan Ignacio Zoido Álvarez, nacido 11 meses antes que Arenas, también sevillano, ha llegado a alcalde de Sevilla con 55 años. Mientras Arenas fue Concejal y Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla antes de cumplir los 26.

En 1986 ingresó, como diputado, en al Parlamento de Andalucía  en la que además de otros menesteres fue jefe de la oposición e hizo de portavoz  de Coalición Popular (CP),  la marca electoral  formada por Alianza Popular de Fraga Iribarne, el PDP y otros por la que se presentó. El joven Arenas no hacía ascos a nada.

Javier Arenas, incansable trabajador de su carrera profesional y, posiblemente, no satisfecho del papel  de “opositor”, para cambiar a ganador, un año después es candidato a la Alcaldía de Sevilla por el PDP aunque, desgraciada o afortunadamente, no le acompañó la suerte. Este revés parece que le descolocó. Es posible que, dada su fulgurante carrera política y su obstinación por llegar más alto, el Parlamento de Andalucía no le fuese suficiente o le aburriera mucho por lo que quiso conocer otros aspectos de la vida. Lo cierto es que abandonó el PDP y, con otros abogados, crearon un bufete. Pero estas veleidades no le duraron mucho, su carácter le empuja a cosas más estables y metas más altas, su signo zodiacal se lo marca. De modo que en 1989, un poco antes de terminar la legislatura del Parlamento Andaluz, el 7 de febrero, se  incorpora con armas y bagajes  al Partido Popular.  Y  unos meses después, el 29 de octubre de 1989, fue elegido Diputado al Congreso, por Sevilla, en la lista del PP. Llegar y besar el santo. A Madrid con 32 añitos ¡ahí es ná!

Ocupa su escaño en las bancadas del PP y empieza su imparable ascenso hacia la cúpula de este partido. No se puede negar, es un escalador nato, explosivo, como un Pantani de la política: quince meses después, el 21 de enero de 1991, es ya Vicesecretario General de Organización Territorial. Para situarse: en esas mismas fechas, su compañera Dolores de Cospedal, con 26 años, ingresaba en el Cuerpo Superior de Abogados del Estado. Eso sí, tras superar la correspondiente oposición. El Sr. Arenas,  desde sus dotes naturales como escalador, desde muy pronto,  se fue convirtiendo en un “todo terreno”. Fue pasando de Pantani a un estilo Induraín y siguió engrosando su curriculum político de manera exponencial: a su escaño en el Congreso y la Vicesecretaría General añade legislaturas en el Parlamento de Andalucía en varias ocasiones,  Presidente del PP de Andalucía,  Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Secretario General  del PP nacional, Ministro de Administraciones Públicas,  Ministro de la Presidencia, Vicepresidente Segundo del Gobierno, (la época de Aznar le fue estupendamente), Presidente del PP de Andalucía, Vicesecretario General de Política Autonómica y Local del PP  y, ahora, Vicesecretario del PP para Asuntos Territoriales que debe ser lo mismo que el anterior pero distinto.

Su curriculum vitae político no se lo salta un galgo. Lo ha sido todo. Todo,  menos -como dice la copla- lo que más quería: que lo quisieran los andaluces. Es decir Presidente de la Junta de Andalucía.  Lleva muchos años, esperando ese milagro que le redimiese de su gran pecado y no ha podido ser. Y después de 35 años persiguiéndolo ha tirado la toalla. Ha abandonado y que se vaya para Madrid es lógico. Su sueño era la Presidencia de la Junta no una Andalucía próspera, respetada, democrática, con altos índices de desarrollo humano, social responsable y económicamente viable y sostenible.

En mi opinión y hablando en términos políticos, creo que quien más lo va a echar de menos en Andalucía es el PSOE-A. No parece que puedan encontrar otro adversario que les pueda dar más votos que Javier Arenas.  Por lo demás, Andalucía no va a perder gran cosa. Que este político, del que sus compañeros hablan maravillas y que desean fervientemente que vaya a Madrid para arreglar el desgobierno del partido y salga de la escena política andaluza, no va a suponer ningún duelo para los andaluces. De todos modos este ferviente defensor de la austeridad y preocupadísimo por los más de un millón de parados andaluces, se va de la escena política andaluza, pero  imagino que no dejará su escaño de parlamentario andaluz , que seguirá, también, de Senador en Madrid y que De Cospedal le permitirá seguir de Vicesecretario para Asuntos Territoriales del PP.  Eso son tres puestos de trabajo, cada uno con un sueldo y demás prebendas. Espero que,  en solidaridad con  los parados andaluces renuncie a dos de los trabajos o,  al menos, a dos de los tres sueldos.

 

DE CARGO EN CARGO

  • Concejal del Ayuntamiento de Sevilla (1983-1987).
  • Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla (1983-1987).
  • Diputado por la provincia de Sevilla en el Parlamento de Andalucía (1986-1989).
  • Diputado por la provincia de Sevilla en el Congreso de los Diputados (1989-1994).
  • Presidente del PP de Andalucía (1993-1999)
  • Diputado por la provincia de Sevilla en el Parlamento de Andalucía (1994-1999).
  • Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales (1996-1999).
  • Secretario general del PP (1999-2002).
  • Diputado por la provincia de Sevilla en el Congreso de los Diputados (2000-2008).
  • Ministro de Administraciones Públicas (2002-2003).
  • Vicepresidente Segundo del Gobierno y Ministro dela Presidencia(2003-2004).
  • Presidente del PP de Andalucía (Desde 2004).
  • Diputado por la provincia de Almería en el Parlamento de Andalucía (Desde 2008).
  • Presidente del Grupo Parlamentario Popular en el Parlamento de Andalucía (Desde 2008).
  • Vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP (Desde 2008).
  • Vicesecretario del PP para Asuntos Territoriales (Actualidad)