¿Igualdad de derechos?

DIA DE LA MUJER 2017

Redacción

¿Es necesaria una jornada reivindicativa para que la mujer consiga la igualdad de derechos? Júzguelo a partir de estos datos:

  • El 50,3% de las mujeres ocupadas tienen estudios superiores, frente al 39,8% de los hombres.
  • El salario anual de las mujeres es un 26% inferior al de los hombres por el mismo trabajo.
  • Según la Encuesta de Población Activa, el 2016 se cerró en España con una tasa de paro entre las mujeres del 20,7% frente al 18,85 de los hombres.
  • En Catalunya, el paro femenino es del 15,9% y el masculino del 13,9%.
  • El porcentaje de mujeres que trabajan a tiempo parcial en Catalunya triplica el de los hombres: el 21,6% frente al 8,6%.
  • Por término medio, las mujeres de la UE ganan alrededor de un 16% menos por hora que los hombres. La brecha salarial entre hombres y mujeres no son las mismas en toda Europa. Es inferior al 10% en Eslovenia, Malta, Polonia, Italia, Luxemburgo y Rumanía, pero superior al 20% en Hungría, Eslovaquia, la República Checa, Alemania, Austria y Estonia.
  • Aunque la brecha salarial entre hombres y mujeres se ha reducido ligeramente en la última década, hay algunos países donde se ha incrementado (Hungría, Portugal). Esas diferencias existen a pesar de que las mujeres obtienen mejores resultados académicos que los hombres en la escuela y la universidad.
  • Por término medio, el 83% de las mujeres jóvenes de la UE ha cursado al menos estudios de secundaria, frente al 77,6% de los hombres. Las mujeres representan el 60% de los graduados universitarios de la UE.
  •  Uno de cada cinco artículos de opinión de la prensa escrita, el 18%, está firmado por mujeres, según el estudio realizado por el grupo #OnSonLesDones durante el último semestre del 2016 en cuatro diarios que se publican en Catalunya. De los 15.160 artículos analizados, tan solo 2.355 llevaban firma femenina. El mismo estudio constata que la presencia de mujeres en las tertulias de los programas de Catalunya Ràdio (El matí de Catalunya Ràdio, Catalunya Migdia y Catalunya Vespre) es del 37%. En RAC1 las mujeres suponen el 25% en las tertulias de los programas El món a RAC1Via lliure.

    Con el eslogan “Derecho al propio cuerpo”. Festival feminista en el TeatrE GREC con mercadillo y música. Barcelona, 1977. Foto superior y ésta: PILAR AYMERICH
  • El Informe Global de la Brecha de Género 2016 del Foro Económico Mundial determina que el mundo se enfrenta a un desperdicio del talento al no actuar con rapidez para frenar la desigualdad de género. El documento concluye que la igualdad económica entre sexos podría tardar unos 170 años en producirse al ritmo actual y advierte de un drástico frenazo en los avances de los últimos años. La ralentización se debe en parte a los desequilibrios crónicos en los salarios y en la participación en el mercado de trabajo, pese al hecho de que en 95 países, el número de mujeres universitarias es igual o mayor que el de hombres.
  • El mismo informe estima que la brecha de género se sitúa en el 59%, la mayor tasa de desigualdad desde 2008. El empeoramiento de la situación de las mujeres se debe al aumento de la desigualdad salarial. Las mujeres ganan de media poco más de la mitad de lo que ganan los hombres, a pesar de que en general trabajan más horas, teniendo en cuenta tanto el trabajo remunerado como el no remunerado.
  • La proporción de mujeres directivas ha caído desde el 19,5% de 2008 hasta el 11,8% en 2016, es decir, casi ocho puntos. También han aumentado las diferencias de retribución, pese a que el mismo estudio acredita que las directivas están mejor formadas. Si antes de la crisis la brecha salarial era del 11,9%, ahora las mujeres cobran de promedio un 17,1% menos que los hombres.

Un pensament a “¿Igualdad de derechos?”

  1. Les xifres objectiven la realitat; una realitat palpable cada dia a la sortida de les escoles, a les sales d’espera dels pediatres, a les reunions de l’Ampa, a… per no parlar de l’atenció i cura de les persones grans.
    Em sento estafada. No em cal un Dia de la dona. Ho trobo una hipocresia. Em calen realitats, i no bones paraules, esperit de canvi i comprensió.
    Els homes no canviaran la nostra realitat, la de les dones, el nostre dia a dia d’arribar a tot i sense alçar massa la veu, no sigui que… que alguna s’emporti una bona plantofada.
    A ells ja els està bé. La feina invisible no agrada a ningú, tampoc a les dones. La fem. I punt. Sense pensar massa. Perquè si ens posem a pensar, segurament ens deprimiríem.

Els comentaris estan tancats.