Ginés Morata en The Royal Society

El biólogo Ginés Morata es elegido nuevo miembro de la sociedad científica The Royal Society del Reino Unido.

Javier López Facal
Profesor de investigación a.h. del CSIC

A comienzos del siglo III de nuestra era, un tal Ateneo de Náucratis escribió un libro en 15 largos capítulos titulado Deipnosophistaí, que viene a significar algo así como “el festín de los sabios”. Describe este libro un  banquete, con toda su sucesión de manjares y platos variados, al que asisten unos cuantos sabios que, como suele ser propio de este gremio, no dejan de hablar de mil cosas y de citar a centenares, literalmente centenares, de autores y obras, quizá para ver quién era el más listo de todos ellos.

Es curioso que en este libro se menciona, por primera vez en la historia, un invento que hoy conocemos con el nombre de “patente”, que sirve para proteger la propiedad intelectual de un descubrimiento o una novedad. Por aquel entonces, la propiedad quedaba protegida solamente durante un año, pero es que aquella era una sociedad tirando a poco previsora.

Tengo para mí que las versiones actuales de aquel banquete de los sabios son las sociedades científicas y entre ellas quiero hablarles hoy brevemente de la Royal Society of London for Improving Natural Knowledge que sigue siendo, probablemente, la más prestigiosa de todas .

La Royal Society se fundó en 1660 y en ella han debatido sabios como Newton, Leibnitz, Benjamin Franklin,Adam Smith, Darwin, Einstein, Hawking y una larguísima e impresionante nómina de los más brillantes científicos de la historia.

Físicos en frente del edificio de la Royal Society, 1952, en Londres

En 2011 la Royal Society fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Hasta la fecha, solo cuatro españoles habían sido elegidos miembros de la Royal Society: Santiago Ramón y Cajal, Severo Ochoa, Antonio García Bellido y Avelino Corma.

El jueves se hizo publica la elección de un nuevo miembro, Ginés Morata.

Tiene toda la razón José Martí de que esta flamante elección merecía un comentario en La Lamentable.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *