La Generalitat debe 35.000 euros a cada farmacia catalana

M. Eugenia Ibáñez
Periodista

La Generalitat mantiene su alta deuda con las 3.147 farmacias de Catalunya. De acuerdo con el concierto vigente, el pasado día 5 estos establecimientos debían haber recibido 119,5 millones de euros, pero el dinero no llegó a destino. El nuevo compromiso es que el abono se haga efectivo a finales de mes. Con todo, si eso es cierto, los farmacéuticos cobrarán casi con un mes de retraso de la fecha fijada y con una media de dos meses después de haber dispensado los medicamentos a pacientes de la sanidad pública.

A partir del 2011, las farmacias de Catalunya se sumaron a la larga lista de víctimas propiciatorias de los problemas de financiación del gobierno catalán y de una crisis económica mal gestionada. Los impagos se acumularon, los farmacéuticos se movilizaron, hubo conatos de paro y los mayores problemas los sufrieron los establecimientos situados en las zonas más castigadas por el paro, donde un alto porcentaje de los ingresos de las farmacias provienen de los medicamentos prescritos por médicos de la Seguridad Social. En enero de este año, la Generalitat debía a las 3.147 boticas catalanas una media de 108.000 euros, impagos que, desde hace años, obligan a estos establecimientos a recurrir a La Caixa para obtener créditos con el pago correspondiente de intereses.
La presión de los colegios farmacéuticos ha llevado a la Generalitat a aceptar el compromiso de reducir el retraso en el pago a 25 días durante los meses de julio y agosto. El 24 de junio, la Generalitat abonó 208,5 millones correspondientes a la factura íntegra de abril (117,2 millones) y el 76% de marzo (91,3 millones). El problema no se resolverá si, en el mejor de los casos, el gobierno catalán cumple su compromiso en estos dos meses, porque quedará pendiente la forma de pago que adopta para el último cuatrimestre del año.
Con tan mal pagador, parece probable que los farmacéuticos deban seguir haciendo cola ante La Caixa.

4 pensaments a “La Generalitat debe 35.000 euros a cada farmacia catalana”

  1. Bueno , no es exclusivo de éste periódico que ud cita o del llamado , con permiso del Sr Martí Gómez, equipo de investigación.

    http://www.elcritic.cat/investigacio/la-cup-denuncia-un-possible-cas-de-corrupcio-a-la-sanitat-catalana-durant-el-segon-govern-dartur-mas-8964

    http://diarisanitat.cat/comin-reconeix-que-lhospital-moises-broggi-te-problemes-dorigen/

    Que un incompetente funcionario con delirios de grandeza presuma de ser el responsable de la quiebra del sistema sanitario público catalán no debe ocultar una larga historia de colusión de intereses y poco sentido de la realidad.
    Mejor dejarlo para otra ocasión ,con ambiente más fresco. Feliz verano

  2. Gracias, Antoni, por su aportación al debate y por el Link. Sin duda hay chanchullos y martingalas en el ámbito sanitario en Cataluña, como casi en todas partes en España. Haberlos, haylos.. Pero, ello no obsta para reconocer que los problemas de fondo del sistema sanitario catalán provienen de una financiación deficiente desde hace muchísimos años, a lo que ahora se ha sumado una presión económica asfixiante por parte del Estado, por razones exclusivamente políticas y que perjudican gravemente los intereses de todos los ciudadanos de Catalunya, independientemente de su ideología o lengua. El presupuesto de la sanidad en Catalunya ronda los 8.500 millones de euros y corresponde a un 40 % del presupuesto de la Generalitat.
    Por otra parte, la fuente de la información sobre el tinglado sanitario, y ello no es óbice para sea cierta, es una pena que provenga de un periódico que antaño fue un ejemplo de buen hacer y que hoy es un pasquín más al servicio de la derecha, así como el resto de los medios que, en su inmensa mayoría, están a su servicio.

  3. Los farmacéuticos tienen toda la razón. Ellos no tienen porqué avanzar el pago de los medicamentos. Pero se pasa muy de puntillas sobre la razón de fondo de los impagos por parte de la Generalitat de Catalunya: los mencionados, casi de pasada, problemas de liquididad de la Institución catalana provienen, casi en exclusiva, de la política medieval del Estado español de cerco por hambre, a la que hay que sumar “la guerra sucia” destapada recientemente y asumida por muchos sin ningún rubor… Por lo que se refiere a la mala gestión de la crisis económica, ese es un argumento más propio del mentecato de Albert Boadella, que afirma que los políticos catalanes tendrían que ser reos de un juicio como el de Nüremberg…Seguramente, el bufón de la corte de Esperanza Aguirre, no ha leído el último libro de Claudio Magris “ No es procedente” sobre el fascismo italiano en Trieste – en los años 20 se cerraron todas las instituciones culturales eslovenas y se italianizaron los nombres propios a rajatabla- i sobre el horno crematorio nazi de la Risiera en Trieste – el único de Italia- donde más de 5.000 personas se convirtieron el humo….

Els comentaris estan tancats.