El show caritativo

Rajoy-11-de-junio-13
Rajoy, ayer, en carne y hueso, sin pantalla de plasma de por medio

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez
Asesor de Cooperativas

He visto en las noticias que Rajoy hablaba en persona y con su guardia pretoriana en la primera fila. Se trataba de un acto montado por el Gobierno y hecho para que todos los medios, sobre todo las TV, abrieran sus informativos y dieran cumplida cuenta del mismo. Sí, esta vez no había que verlo en un televisor de plasma. Se trataba de un montaje de esos que se hacen para dar importancia a algo que no la tiene. Cuando vi tanto boato pensé, solo por un momento la verdad, que iba a decir al país que todas las grandes empresas privatizadas, en los quince últimos años, iban a ser nacionalizadas en este mismo mes. Y que todas ellas iban a cerrar sus cuentas en paraísos fiscales e iban a pagar los impuestos, que teóricamente deben pagar, en España. Mi gozo en un pozo. Su aparición en carne y hueso era para explicar la futura ley de emprendedores. Ahora, cuando no corre un euro ni por las tragaperras, el Sr. Presidente quiere que todos los españoles montemos nuestro propio negocio. ¿Es que cree usted que todos somos Bárcenas o la Mesa del Parlamento andaluz? Es curioso, porque si algo hay en España, a pesar de los muchos que han chapado su tienda o su bar, son autónomos o sea emprendedores. De las 3.199.000 de empresas españolas, el 55,2% lo son sin asalariados o, lo que es lo mismo, me reitero, autónomos. Pero es más, en España, empresas que tengan de 1 a 5 trabajadores son, según el INE son 2.631.000. y, si se cuentan las empresas de 1 a 9 trabajadores, la cifra llega a 2.979.000. Don Mariano el 93,12 % de las empresas españolas son autónomos y microempresas. Ahora que España está en recesión, que los autónomos y resto de empresas micros, pequeñas y medianas no “pillan” crédito ni firmándoles toda la familia incluidos la abuela y el perro ¡con este panoráma! ¿lo único que se les ocurre a ustedes es una Ley para emprendedores? ¿no se da Vd. cuenta que su “montaje” de esta mañana lo que pone de manifiesto es que España aún está peor de lo que todos imaginamos? Y mire que imaginamos un futuro negrísimo. Pues con usted, las preclaras mentes que le rodean y los comités de expertos que se busca, vamos apañaos, Sr. Presidente. Cuando prepara una puñalada trapera para los pensionistas que los va a convertir en medio-pensionistas, como mucho, cuando es un clamor que los niños están subalimentados, cuando no con hambre a secas, ¿usted sale, con toda la prosopopeya, a hablar de la ley de emprendedores?

Y hablando del hambre o subalimentación de los niños ¿quién está detrás de esa campaña mediática de los Bancos de Alimentos de los que hay uno en cada ciudad o pueblo que se precie? ¿Así se piensa resolver el problema del hambre? ¿con la “caridad” y “generosidad” del pueblo español? Ese pueblo que no se rebela contra la injusticia de que se salve a los bancos y se deje que los niños se desnutran? ¿con cuántos cartones de leche o paquetes de arroz o de espagueti, se ganan indulgencias?
Señores del bipartito andaluz, esto va también por ustedes. ¿con una dotación de dos millones de euros para alimentar a 50.000 niños andaluces a cuánto tocan por cabeza?; con 40 euros ¿cuántos días pueden hacer las tres comidas?. ¿A qué juega el Gobierno Autonómico de Andalucía? ese Gobierno que quiere ser referente de cómo la izquierda aborda la crisis y los recortes. No les parece, como dice Sebastián Martín Recio, “Poco dinero y mucha propaganda… y una visión paternalista, caritativa… Cáritas lo hace mejor, no se hace tantas fotos y tanto autobombo… Parece así que entramos en una etapa donde, para afrontar la crisis, las bolsas de comida, los comedores colectivos y estas medidas de beneficencia son más ciertas y concretas que, por ejemplo, LA RENTA BÁSICA. Este es el tema, la necesidad de una renta básica para la familia, para subsistir dignamente, que se deja aparcada y ni se trata”.
Sr. Vicepresidente Valderas ¿Qué ocurre, que si usted defiende medidas que le corresponderían, en coherencia con esa ideología de izquierda que dice representar, se le van a ir los votos y no van a “subir como la espuma”?. ¿Para cuándo anunciar, de una jodida vez, una ley que recoja una verdadera propuesta de izquierda? ¿Cree, con lo que está haciendo, que la gente de izquierda no ve, en su gestión de gobierno, más de lo mismo?
No me puedo creer que usted piense que no se ataca a la dignidad de esos niños y familias que recogen la bolsa de un euro y algo al día. Que no se les humilla cada vez que cogen el bocadillo y la manzana. Que piense que el Programa que ustedes han montado para paliar el hambre de los niños se diferencia mucho del montaje “caritativo” del show de los bancos de alimentos. No me lo puedo creer pero desgraciadamente lo estamos viendo.
Sr. Griñán, Sr. Valderas, el hambre de los niños en Andalucía no es producto de un cataclismo, de un terremoto o tsunami. Son otras las causas y, desde la izquierda, han de ser otras las respuestas.

 

 

 

Un pensament a “El show caritativo”

  1. Jesús. Siempre he dicho que nuestro futuro estaría en mantener geriátricos y profesionales en limpieza de culos a domicilio.
    Sólo nos queda eso. Después de despreciar cualquier idea que no les aportase una comisión inmediata, y practicar el enchufismo en las empresas. Ahora pretenden que nos convirtamos todos en autónomos o nos vayamos al extranjero. Para poder decir en las próximas elecciones que han bajado el paro.
    Por qué no potencian las empresas que existen. Acaso no se dan cuenta de que están aguantando hasta el límite de sus fuerzas?
    Hay poco trabajo y además difícil de cobrar. Y si no se cobra, queda perdido pues no hay ley que les ampare.
    Se ha de dar confianza al mercado para que las ventas o trabajos realizados no resulte una aventura cobrarlas. Esto fomenta cobrar al contado y en B.
    Hoy en día hay medios suficientes para resolver el problema. Las facturas están gravadas por el IVA. Gravadas cuando había de ser beneficiadas. Toda factura emitida tendría que tener una seguridad de cobro de al menos el 80%. La administración tendría que hacerse cargo del cobro al moroso con el correspondiente recargo y abonar al empresario, que vería mermados sus ingresos pero no toda la cantidad.
    Informáticamente es posible saber a quien se le puede facturar sin temor al impagado. Acabaríamos con el dinero B, es muy posible.

    Perdona mi empanada mental pero me tienen de los nervios.

    Un abrazo.. J.Mª Páez

Els comentaris estan tancats.