El eterno retorno

Volvemos a elecciones. Las segundas después de las primeras ¿Habrá terceras? Mismas palabras, idénticos ajustes de cuentas, discursos sin contenido, “peleas de gallos” -a no ser que la falta de contenido sea el contenido de los nuevos discursos-. Primera piedra de toque: el coste de la campaña.

No pasa nada -para eso siempre hay dinero-. España -se sabe-, es un país generoso. Los demás, ya se sabe….El PP a esperar y a decir que son los mejores. El PSOE a clarificar su campo de dudas: no crece por el centro, tampoco por la izquierda y los propietarios de la derecha están en otra parte. Queda mantener -en el mejor de los casos-, lo que tiene. La regionalización del voto mirando al Sur, seguramente, se lo permitirá. El único problema es que no es suficiente. Resultados menguantes, pero es lo que hay. Ciudadanos a no perder lo que ganó, el centro derecha es un espacio muy alargado, lleno de gentes y siglas. Podemos ha pactado -no se sabe si con IU o con Alberto Garzón-, sus otras alianzas territoriales serán decisivas para saber hacia donde puede llegar. Crecer es difícil, pero no imposible, los viejos militantes son fieles, la izquierda del PSOE está “que arde” y la ilusión del movimiento, de momento, se mantiene. Nacionalistas y regionalistas quedan supeditados al juego de los “cuatro reinos”. No hay margen para más. Mientras, los contenidos, las diferencias, la ideología, deben estar en algún sitio. No desesperen, igual aparecen. Y sino, ya saben, siempre hay terceras oportunidades, luego están las autonómicas, las municipales…Que no decaiga la esperanza.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *