Día de los derechos humanos

pah-efe-barcelona--644x362
Manifestación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Barcelona. Foto: EFE

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez
Ldo. en Ciencias del Trabajo

Muchos españoles que hemos vivido bajo la dictadura franquista no podíamos imaginar que tuviésemos que echar mano de la Declaración de Derechos Humanos 74 años después de la guerra incivil. Ha tenido que gobernar un partido de derechas para que nos demos cuenta que la “ejemplar transición española” no fue más que un maquillaje pseudo-democrático. Maquillaje que no  podía sustentarse en una transición que dejó casi  intactos los poderes clásicos que siempre han mandado en España.

Derechos, muchos de ellos, recogidos de manera light, en la Constitución Española  que, esos mismos poderes no quieren cambiar, pero que hacen caso omiso a lo que la Constitución recoge en sus páginas. Es decir se la saltan a la torera de forma sistemática y que, cuando no les cuadra exactamente para hacer lo que quieren, pues no tienen empacho alguno en cambiarla como pasó en el verano 2011 con el art. 135 de la misma, para que no haya déficit y:  “Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión”.

Los derechos laborales, el sistema educativo, el sistema de salud, las pensiones, el derecho a un trabajo decente, a la vivienda, etc.  Todo ello se recoge en la Constitución pero no importa que lo estén perdiendo millones de españoles. O la atención a la dependencia, que siendo un derecho subjetivo y universal, el Gobierno del PP también se lo salta sin aspaviento alguno. Todo ello son mamandurrias a las que se estaba acostumbrando el “pueblo soberano” queriendo poner su derecho a estas mamandurrias, incluso, por encima de las necesidades financieras de la banca.

Con motivo del día De los Derechos Humanos el pasado 10 de diciembre, Amnistía Internacional hizo públicos, además de un Manifiesto y otros documentos de sensibilización, un Documento con cuatro mensajes: Reproduzco dos que nos atañen directamente.

“Mensaje 2. En Europa, la soberanía al revés. Los gobiernos nacionales utilizan la excusa de que las medidas de austeridad son responsabilidad de la Unión Europea, sin asumir sus propias obligaciones sobre el impacto que esas medidas que aplican tienen en los derechos de acceso a salud, educación y vivienda. Muchas de estas medidas tienen un efecto negativo en las personas inmigrantes, desplazadas o solicitudes de asilo, que ven cómo sus derechos no se respetan.

Mensaje 3. Frente a este panorama hostil para los derechos humanos, dentro del contexto de la crisis económica que se vive en muchos lugares de Europa, se ha producido una respuesta ciudadana que los gobiernos no han escuchado, sino todo lo contrario: han intentado reprimirla o deslegitimarla.

Activistas del derecho a la vivienda en España, como los miembros de la PAH, también han sufrido estigmatización. Amnistía Internacional ha lamentado y considerado graves declaraciones que diversas autoridades y algunos miembros del  Partido Popular contra las protestas pacíficas protagonizadas en su mayoría por miembros y simpatizantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Amnistía Internacional considera que la protesta social, sea en la forma que sea y siempre que se lleve a cabo de forma pacífica, es un derecho inalienable”.

La llamada Ley de Seguridad Ciudadana que debería llamarse Ley de Represión Ciudadana (LRC) va claramente en la línea que Amnistía Internacional denuncia, así como lo hacen otras instituciones Europeas. Todas ellas coinciden en que esta Ley no persigue otra cosa que reprimir y/o deslegitimar toda respuesta ciudadana a las atrocidades que el “pueblo soberano” está padeciendo desde que el actual Gobierno empezó su particular forma de imponer el pago de la crisis/estafa a los únicos que no tienen ninguna responsabilidad directa con  los efectos de esta estafa llamada crisis, el pueblo. Pueblo que, de soberano, ha pasado a ser plebe y a ser tratado como tal. Ley que nace, entre otras razones, del miedo que las altas esferas del poder tienen a que el pueblo quiera, de verdad, ejercer su soberanía y se levante para ejercerla. Es lo que se llama ponerse el parche antes de que les salga el grano. Además la táctica para que sea menos contestada ha sido bien estudiada. Primero se habla de 600.000 euros de multa y de años de cárcel, luego se baja a 30.000 euros de multa y de meses de cárcel. Con  objeto de que el pueblo baje los brazos y se resigne, ya se ha ganado una gran batalla. No se ha ganado nada. El Gobierno lo que quiere es meter una Ley en la que los jueces no intervengan en su aplicación y, luego, ya habrá tiempo de ir subiendo las multas y los meses de de cárcel. Con seiscientos o treinta mil euros la Ley es la misma y consigue el efecto deseado: aumentar la indefensión de los ciudadanos ante los excesos de la policía y del resto del sistema represivo. Las fuerzas policiales que nunca o pocas veces, han estado para dar seguridad a los ciudadanos ahora tendrán mano libre para emplearse con toda la ferocidad que les pida el cuerpo.

Mientras, los verdaderos responsables de la crisis/estafa, los verdaderos delincuentes, los verdaderos malhechores y sus capataces en el Gobierno, se carcajean de lo que aparece en la Constitución. Eso de que  “la soberanía reside en el pueblo”.

En Andalucía seguimos con nuestro paro, con nuestra escasez, con las ONG recogiendo alimentos, con nuestros ERE fraudulentos, con nuestro “caso de la UGT” , con la nueva Presidenta hablando ya de adelanto de elecciones y con nuestro Fiscal Superior de Andalucía diciendo que: “En Andalucía se ha abonado el terreno para la corrupción.” Según esto en otras Comunidades y en otros partidos y otras organizaciones no han tenido abono y la corrupción brilla por su ausencia. ¡manda huevos! que decía el otro.

 

 

Un pensament a “Día de los derechos humanos”

  1. Magnífica radiografía de la cara dura y la desvergüenza de la derechona franquista,los herederos de la siempre oligarquía española.Los impulsores de la transmisión de poderes que se consagraron en una consulta de sí o no,sin libertad constituyente.Con el chantaje de Carrillo del ruido de sables ,los asesinatos de los abogados de Atocha,ETA,ect…No se hizo lo que hay que hacer ahora y que no queda mas remedio , deslegitimar el poder y conquistar la Democracia ( división de poderes y representación por distritos). La democracia no es un referendum en el se decidan hechos de existencia histórica.
    La libertad y los derechos no se otorgan ,se conquistan.Y esto no es una Constitución ,es un régimen de poder.Una constitución debe simplemente anunciar la manera de cómo se ejerce el poder.
    Desmontado ya el mito de la transición ,hay que seguir rompiendo mitos,como por ejemplo el que la soberanía reside en el pueblo.
    La soberanía la obstentaban los reyes absolutistas en el antiguo régimen.En la rev.francesa,una vez guillotinado el Rey ,Rousseau creó el término soberanía popular.Antes ,la soberanía residía en Luis XVI ,el soberano y de la noche al día ese concepto metafísico se traspasa al pueblo.
    Rousseau el primer socialdemócrata de la Historia,los asesino de Rosa Luxemburgo ,de los que decía Lenin que cuando la economía va bien está a favor del obrero y que cuando esta la necesita le da palos.Lo mismo que ahora,todos son socialdemócratas,un único pensamiento,unos defienden mas derechos sociales y otros menos,pero ninguno defiende la libertad política.Todos agarrados a la teta del Estado.
    Imposible entonces luchar contra el poder estatal con partidos y sindicatos subvencionados con la eterna promesa del santo concenso.Claro ejemplo de la ausencia de ideologías ,y lo peor de ideas.
    Mientras la sociedad civil no tenga representación política no habrá democracia,ya que no tendremos representantes leales y honestos del conjunto de la sociedad.

Els comentaris estan tancats.