Dejar el Algarrobico donde está

LaRinconadaPPVirginiaPerez280311
Virginia Pérez, vicesecretaria general del PP andaluz

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez
Licenciado en Ciencias del Trabajo

No sé si la “ley mordaza” auspiciada por el ultracatólico de misa diaria Ministro del interior le impide ver con complacencia cómo sus subordinados “ayudan” a morir, con botes de humo, tiros al aire y uso de pelotas goma, a pobres criaturas que, dentro del mar, apenas son capaces de mantenerse a flote. No sé, digo, si “su” ley prohibirá la crítica a las barbaridades que sus correligionarios de partido sueltan por esas boquitas suyas. La última de estas barbaridades es la de doña Virginia Pérez. Ésta es diputada provincial del PP en Sevilla,  portavoz del PP en  el municipio de La Rinconada (Sevilla) y Vicesecretaria General del PP andaluz del equipo de Bonilla, el nuevo Secretario General, elegido a  “la búlgara” en el Congreso del PP de este fin de semana.

Virginia Pérez, no sé si para que su nombre sonara antes de llegar al Congreso,  se ha dado a conocer con dos comentarios  de altísimo contenido político expresados con una gran elegancia y respeto personal y político. El primero reza así: “Sánchez Gordillo es un vulgar delincuente, miserable y despreciable”;  el segundo, dirigido a Alba Doblas, parlamentaria andaluza de Izquierda Unida es del siguiente tenor: “Apoyas todo lo que quiere el Psoe porque habéis colocado en la Junta a TODA vuestra familia. Os tragáis la basura  de #ComisiónERES”. Esto es lo que se entiende en el PP como comportarse como una gran estadista. Virginia Pérez nunca caerá tan bajo. Eso de enchufar a familiares, en el partido de la que es miembro, jamás ha ocurrido, ocurre ni ocurrirá.

La tal Virginia comparte asiento en el nuevo Comité Ejecutivo Regional  con otros jóvenes emergentes de un talante sensible, cumplidores de las leyes y un alto sentido de la justicia social.  Tal es el caso de José E. Fernández de Moya, Alcalde de Jaén, que no ha tenido ningún empacho en dejar sin servicio de ayuda a la dependencia a los usuarios del Servicio de Ayuda a Domiclio (SAD) de Jaén capital. Hasta ser obligado por un juez a reanudar dicho servicio. Pero nada de esto nos puede pillar desprevenidos cuando el “ungido” Bonilla, hasta ahora, además de otros cargos que le han permitido juntar en pocos años 1,5 millones de euros entre sueldos y sobresueldos, Secretario de Estado de Servicios Sociales, ha sido, en el Ministerio que dirige Ana Mato la del  Jaguar invisible,  el  encargado de desmantelar la denominada Ley de la Dependencia.

Señalan los medios que esta nueva dirección del PP-A supone la renovación generacional del PP andaluz en el que la media de edad es de 39 años. Hacen bien los medios de comunicación en señalar lo de generacional. Parece que no quieren  confundir a nadie. Solo con los ejemplos  reseñados es evidente que la regeneración es puramente biológica. Para nada ideológica o programática. Estos cachorros, empezando por “ungido” Presidente Bonilla, se han criado dentro del redil pepero, alimentados con “buenos piensos”.  No creo que ninguno de ellos o ellas hayan pasado muchas horas haciendo cola en la puerta del Inem. Desde chiquititos tuvieron claro que de mayores,  no querían ser jornalero como el abuelo y que, de las carreras profesionales menos exigentes  y más lucrativas existentes hoy,  quitada la de banquero por parte de padre,  la mejor es la de  “medrar” dentro del “aparatich” de un partido político grande que reparta sobresueldos y, para no tener problemas éticos o de moral, si es de derechas mejor.

20080914elpepinac_6
Hotel inacabado en una de las playas vírgenes de la costa andaluza, en el Algarrobico, en el Cabo de Gata de Almería

Mucho me temo, no obstante, que este nuevo equipo de dirección del PP-A, compuesto por sonrientes y ambiciosos jóvenes (!)  de 39 años de media  no ha llegado en el mejor momento para hacerse con las riendas de la gobernanza de Andalucía. La “ciclón” Susana no se lo va a poner fácil. Ella, además de llegar primero, y eso siempre da ventaja, está “fabricada” con la misma madera y, por ambición, no le van a ganar. Además, y esto también es importante, les será difícil ganarle en el terreno de las propuestas políticas que puedan sacar a Andalucía de las colas del paro, de las colas de  los “bancos de alimentos” o  de las colas para viajar al extranjero a buscarse la vida. Susana también tiene estómago suficiente para “pisarles” cualquier idea innovadora que a este nuevo equipo del PP-A se le pudiera ocurrir. Por lo pronto ya se les ha adelantado en lo de resucitar el sector de  construcción, eso sí sostenible. Y es muy capaz de, por muchas sentencias que haya y muchos ecologistas que protesten, dejar el hotel del Algarrobico donde está y llenarlo de turistas para antes de las próximas elecciones.

PD. No a la venta de la finca La Almoraima.