Cruzando ‘Despeñapedros’

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez Narváez
Licenciado en Ciencias de la Empresa

Consumó el golpe de mano en Ferraz, dejó la Gestora atada y bien atada, cruzó Despeñapedros, entrada natural a Andalucía desde la meseta, y al día siguiente, ya en su Sevilla, estaba reparando y abrillantando su imagen. Para ello que mejor que devolver a los funcionarios su jornada de 35 horas y rescindir el contrato a las empresas adjudicatarias de servicios u obras de la Junta que no paguen durante dos meses seguidos el salario a sus trabajadores. Las noticias tenían que ser bien sonoras. Había que poner toda la carne en el asador. Y vaya si la puso.

A no ser que la Presidenta andaluza le haya sonsacado ese regalito al Sr. Rajoy a cambio de hacerle Presidente de Gobierno, todo el mundo sabe, ella la primera, que eso es un brindis al sol. Lo de las 35 horas es una cuestión del Gobierno central. Para darle verosimilitud el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó la semana pasada un decreto ley para la recuperación de las 35 horas semanales para los empleados públicos de la Junta. El Gobierno de Rajoy, al que los representantes del Psoe-A, con Susana Díaz a la cabeza, van a hacer Presidente lo recurrirá y hasta otro día.

1464866654_831426_1464866883_noticia_normal
Susana Díaz, con la consejera María Jesús Montero y los representantes sindicales

Y lo de la Guía de cláusulas sociales y medioambientales es más de lo mismo. Por mucho que lo haya pactado con los sindicatos mayoritarios -del régimen, les llaman muchos- y la CEOE andaluza no deja de ser  una broma. En primer lugar los contratos públicos se rigen por la Ley de Contratos del Sector Público o, más usualmente, de Contratos del Estado. Lo cual viene a significar que nada de lo que la Guía pida o exija puede ir en contra de lo estipulado en la Ley de Contratos. Nada que no puedan cumplir, al menos en el papel, las empresas. Entre otras, esas a las que hasta ahora  la Junta viene  adjudicando los contratos. Por ejemplo las que tienen adjudicada desde hace poquito el servicio de atención del EPES.

Más que de broma habría que denominar el invento de la Guía de sarcasmo. ¿Alguien que conozca, aunque sea de refilón, lo que son los concursos públicos puede creer que la Guía va a servir para cambiar algo? En la crónica de hace tres semanas se hacía alusión a las  teleoperadoras que trabajan para la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061 y 112 Emergencias) del Servicio Andaluz de Salud (SAD) pero dependientes laboralmente de una empresa adjudicataria del servicio. Me puede decir la Sra. Presidenta que las condiciones precarias en que trabajan las teleoperadoras de EPES es porque no hay una Guía de cláusulas sociales para los contratos. La Junta, con su Presidenta al frente, podría, de haber querido, rescindir el contrato a esa empresa hace unos pocos de años y no por una sola causa. ¿Es que la Junta y su Presidenta no conocen desde hace años las condiciones laborales deplorables de las teleoperadoras de un servicio esencial en el SAS?

Y Junta, Diputaciones y Ayuntamientos ¿a qué Guía tendrán que  atenerse a la hora de redactar los Pliegos y, sobre todo, presupuestar y fijar el precio de licitación de los servicios u obras  a contratar? ¿Y a la hora de pagar? ¿Le va a rescindir el contrato a una empresa que no pague durante dos meses seguidos a sus trabajadoras si la Administración de que se trate lleva 5, 6 o 12 meses sin pagarle a la empresa? Por favor, menos ruido y más nueces. Mientras la Junta y otras administraciones  presupuesten, pidan mejoras sin ton ni son y adjudiquen los contratos a la oferta más baja –en muchas ocasiones  temeraria–  ¿quiénes van a pagar los platos rotos si no los trabajadores, los usuarios de los servicios y las pequeñas y medianas empresas?

De que hablan cuando hablan de una Guía de cláusulas sociales, si la Junta, con su Presidenta al frente no se guía ni por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la propia  Junta. Hará un mes dicho Tribunal ha considerado inasumible la licitación del servicio de monitores de educación especial en las escuelas públicas porque, entre otras cosas y sobre todo, el precio de licitación está “muy por debajo del mercado” e impide llegar a los salarios fijados en el convenio del sector. De los, más o menos, mil setecientos monitores existentes, al menos 900 empleados de empresas adjudicatarias de ese servicio no llegan a cobrar ni 4 euros por hora. Con el agravante de que el resto son personal laboral contratado –tal vez haya que decir, todavía- por la Junta. Veremos, veremos, cómo cuadra esto la Guía.

Pero sí. Si de lo que se trataba era de salir en las portadas y las noticias radiofónicas matutinas dando titulares de buenas noticias y no como la  Cruella de Vil que despellejó a Pedrito en Ferraz, eso lo ha conseguido.

Pero la Andalucía real tiene demasiados descosidos como para andar en distracciones. Que se lo pregunten a los beneficiarios de las ayudas al alquiler de la vivienda. Este programa siempre  ha funcionado a trancas y barrancas. Y puede que sea por falta de una Guía de cláusulas sociales y medioambientales pero desde luego no lo es por falta de normativa ni por el sin número de requisitos y papeleo que los solicitantes de dicha ayuda han de cumplir. Veamos uno de los ejemplos más recientes.

El controvertido caso de las ayudas al alquiler

A mediados de octubre se han empezado a pagar las ayudas al alquiler correspondientes al año 2015. Menos mal que la abundante normativa de la Junta señala reiteradamente que  las medidas referidas a las cuestiones de la vivienda son de suma urgencia y han de tomarse sin dilación alguna para salvaguardar el derecho constitucional a una vivienda digna.  Lo que no recoge la normativa es qué entiende por urgencia para la Junta.

ayudas-alquiler-andaluciaEl actual  programa de “Ayuda al alquiler de vivienda” se financia casi en su totalidad con dinero del Plan Estatal de vivienda 2013-2016.  Aunque el Plan era para 2013-2016 entre dimes y diretes el convenio con la junta se firmó el 15 de septiembre de 2014, tampoco el Gobierno central corre mucho. El importe para los 3 años ascendía a 68,8 millones.

Corramos un tupido velo sobre el desfase de fechas del programa de ayuda al alquiler de vivienda. Teóricamente está a dos meses vista de su fin.  Lo que no hay velo que tape, lo que es admisible desde todo punto de vista, es que tuviesen que transcurrir 6 meses –septiembre 2014-marzo de 2015- para que la Junta publicase el decreto de convocatoria de la ayuda. Y que a los beneficiarios les esté llegando  la necesaria ayuda a partir de octubre de 2016. Pues esa es otra, la Junta no ha hecho un envío general a los nueve o diez mil beneficiarios sino que lo está haciendo provincia a provincia.  Y  ello después de muchas presiones e incluso del pronunciamiento del Defensor del Pueblo Andaluz hablando de los “excesivos retrasos” y presionando para la “inmediata resolución definitiva de los expedientes”.  La lista de beneficiarios de las ayudas correspondientes a la primera convocatoria -marzo de 2015- se conocía hace poco.  El Sr. Consejero de Fomento y Vivienda, responsable de la gestión de esta medida de urgencia, achaca el retraso a la avalancha de solicitudes recibidas que han superado “cualquier previsión con más de 29.000 presentadas”. Debe pensar que el paro, la precariedad laboral y la pobreza son cuestiones imaginarias.

Las ayudas llegarán a unos 10.000 hogares con la que pagarán el 40% de su alquiler siempre que este no supere los 500 euros. La ayuda en ningún caso puede superar los 200 euros mensuales ni los 2.400 anuales. El 5 de agosto pasado se cerró el plazo para solicitar las ayudas para este año 2016. Como la anterior convocatoria llegó tan rápida sacándola en marzo la segunda la han retrasado cuatro meses para que llegue antes. Desde ningún punto de vista es entendible el retraso padecido por los beneficiarios de la ayuda de la primera convocatoria, pero lo es mucho menos que sabiendo de la “avalancha” la Junta no publicase la nueva convocatoria, al menos, en septiembre del año pasado. Y doña Susana de picos pardos.

 

4 pensaments a “Cruzando ‘Despeñapedros’”

  1. El excelente titular de Jesús Páez ya vale por sí solo todo el artículo.

  2. Magnífico artículo, con información excelente. Ya suponía que Susanita era una artista camelando ancianitos, pero no que intentara camelar a todo bicho viviente. Por cierto que el intento golpista de despeñar- a-pedro contando apoyos, con alevosía y nocturnidad,( en lugar de presentar una moción de censura) perseguirá a Holasoytuabstención, Susanita, por los siglos de los siglos.

  3. No todos los que leemos dejamos comentarios ,
    Pero tengo que decir que es muy buena la información .-

  4. Sr. Paez… como siempre fantastico… solo se me ocurre parodiando al inclito ex-entrenador del Barsa… d. Luis van Gaal.. nunca positiva.. siempre negativa… siga asi, desvelando la agenda de la sultana aunque no se cuantos votantes del PSOE-A o en general del PSOE leen esta columna . Gracias

Els comentaris estan tancats.