Caer del guindo

Rajoy quiso que se votara la elección del presidente del Eurogrupo. Y se votó. Y Guindos se volvió para casa haciendo comentarios propios de esas finales de los equipos españoles en las que los unos dicen ‘jugaron como nunca’ y los otros ‘perdieron como siempre’.

Lo de presentar a España en general y a Guindos en particular para ocupar el máximo poder financiero de Europa es una ocurrencia que no se le ocurre ni al que asó la manteca: En primer lugar, que España, con un record europeo de paro, ocupe esa posición es un sarcasmo, y más si se considera que pertenece a un gobierno que se dice especialmente satisfecho por haber llegado al final de su mandato habiendo conseguido devolver el paro y el empleo a los niveles en que se encontraban cuando ellos llegaron al poder, aunque, eso sí, después de echar fuera de las fronteras a cientos de miles de parados y rebajar sueldos y condiciones de los empleados a niveles muy por debajo de los que existían cuando ellos llegaron. Lógicamente, cuando alguien viera a ese señor presidiendo el Eurogrupo lo primero que pensaría es: ¿no tenían a nadie más para ese puesto?

En segundo lugar, ese señor tiene un currículum del que lo menos que se puede decir es que no es éste un buen momento para lucirlo. Fue miembro del Consejo Asesor de Lehman Brothers a nivel europeo y Director en España y Portugal hasta su quiebra en 2008, lo que le coloca en el paquete de los causantes de la actual crisis más que en el de los salvadores. Y Draghi, que fue el más alto ejecutivo en Europa de Goldman Sachs, en la época de la ocultación del déficit de la deuda griega, cuando esta entidad, por otra parte en el origen de las subprime, ayudó a los gobiernos derechistas griegos a engañar a Europa… Draghi, decía, hoy lavándose la conciencia haciendo de caballero blanco de Grecia, lo último que puede querer es que aparezcan por ahí gente que recuerde los viejos tiempos.

Y hay más. Europa recuerda con nítida claridad lo poco fiable que son los gobiernos  españoles de esta ralea: Cuando el 11M el gobierno de Aznar y Rajoy, mintió con todo descaro al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; mal ejemplo de fiabilidad. Cuando la guerra de Irak, ese mismo gobierno traicionó a Europa y sus intereses para ponerse al lado de los Estados Unidos, a cambio de poder poner las patas sobre la mesa y la foto de las Azores.  Y Guindos siempre rondando por ahí ¿España gobernada por el PP es fiable?  Niemals!, que en versión libre es ’¡ni de coña!’.

¿Que como maneja Europa (o sea, Alemania) este cotarro? Con habilidad y soluciones estándar que los viejos consultores conocemos bien: Cuando a un amigo importante le pides que te contrate te muestra toda su simpatía y te dice que vayas a ofrecer esa idea tan buena a sus empleados, que son los que en la práctica tratan esos asuntos. Si tú le dices que él ‘haga algo’ te contesta que puedes contar con su voto si la cosa se la llevan al Comité. Eso es lo que te pasó con la Merkel, ¿eh, Mariano? Luego, cuando la cosa sale que no, se descubre que jugaron las fuerza lógicas para que salgan los resultados razonables. Incluyendo el de no humillar en la votación a Guindos. Que no conviene irritar a un criado bienmandado…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *