‘Beeeeeeeeee…!

Tenemos una clase política que busca el voto del ciudadano pero al ciudadano se lo pasa por el forro. Así estamos.

En las jornadas del Círculo de Economía celebradas en Sitges el último fin de semana de mayo el presidente de la entidad, Anton Costas, hizo un ruego a todos los líderes de los partidos invitados a las jornadas:

-Por favor, pacten, formen gobierno.

Me llamó la atención, como supongo que se la llamaría a la mayoría de los  asistentes, que todos vinieron a responder lo mismo: que había temas en los que se podía llegar a acuerdos pero también había líneas rojas, lo que lleva a recordar aquel principio del viejo régimen que nos decía que podíamos estar en desacuerdo en lo accesorio pero no en lo fundamental.

La ciudadanía se lo podría tomar a broma o con cabreo pero creo que ha optado por algo peor: por pasar de la política que se cuece y nos sirven. Recuerdo que en el inicio de la democracia un querido amigo, el colega Bru Rovira, fue a votar. Cuando estaba a punto de entrar en el colegio electoral pasó junto a la puerta un camión con el conductor asomado a la ventanilla gritando un sonoro ¡Beeeeeeeeee….! dirigido a  los votantes.

Habrá que empezar a pensar que el camionero tenia razón.