Bankia

En sus primeros tiempos, este blog se abría con una frase que recogía la frase, unas veces estúpida, otras brillante, dicha por alguien. Durante unas semanas, mientras Bankia triunfaba en el mercado tras su salida a Bolsa jaleada por la prensa, se repitieron en nuestra cabecera frases como “el problema será Bankia” y otras similares. Las suscribía la redacción pero el informante, una mujer, estaba en el secreto de lo que ha terminado siendo un delito: Bankia fue atraco a mano armada a la Hacienda del país y a miles de pequeños ahorradores. Como diría el fiscal José María Mena, lo perpetraron desvergonzados atracadores de moqueta, tan peligrosos como los atracadores de metralleta.