Mostra totes les entrades de NC

Lady Clementina Hawarden, la fotógrafa autodidacta

Lady Clementina hacía las fotos en su casa,  en estudios improvisados con telas y cortinajes, con una cuidadísima puesta en escena y  selección de accesorios.

Colita
Fotógrafa

Lady Clementina Hawarden nació con los apellidos Elphistone Fleeming en 1822 y creció con sus cuatro hermanos en la finca familiar de Cumberland, cerca de Glasgow (Inglaterra). Su vida asemeja a un cuento de hadas, hija de familia feliz y afortunada,  excelente educación, matrimonio por amor.

Continua la lectura de Lady Clementina Hawarden, la fotógrafa autodidacta

‘Manspreading’: la invasió dels espais

Hi ha una mena d’invasió masculina que es manifesta en el domini de l’espai, tan físic (manspreading), com discursiu (mansplaining) com d’ambdós territoris (manel) i és una actitud que ve de lluny, és tan antiga com el patriarcat.

Elvira Altés
Periodista

Des de la cultura anglosaxona ens arriben encunyats uns conceptes que fan referència a situacions quotidianes que vivim les dones: la invasió dels espais, dels físics i del discurs. Donar nom a les accions és una forma de construir significat i, per tant, de tenir existència social, només així podem reconèixer i denunciar aquestes pràctiques.  El manspreading o la tendència masculina a expandir-se; el mansplaining, o la facilitat en què els homes expliquen a una dona de forma condescendent una cosa sense tenir en compte si ella en sap més; i finalment, el manel, que és la contracció de man i panell, situació que es produeix sovint quan un debat, taula rodona o tertúlia està format exclusivament per homes. No sé si el nom fa la cosa, però sense el nom no tenim manera d’esmentar unes situacions que fa molt que es produeixen i que fins ara les dones no hem tingut la possibilitat d’assenyalar.

Continua la lectura de ‘Manspreading’: la invasió dels espais

De compras por Europa

Ander Gurrutxaga Abad
Catedrático de Sociología

En junio del 2016 se celebró en Gran Bretaña el referéndum del Bréxit. Como se sabe, los jóvenes, las grandes ciudades y las periferias escocesa e irlandesa se alinearon a favor del Remain-quedarse. Los votantes maduros, las ciudades pequeñas, medianas y la campiña inglesa dijeron que querían irse de la Unión, 17,4 millones de ciudadanos ingleses dieron el sí al Bréxit.

Continua la lectura de De compras por Europa

La posguerra en la memoria de un niño

Por José Martí Gómez

A mi nieto Pol le encargaron en el Instituto que me hiciese una entrevista  recordando como era la posguerra cuando yo era niño. Aquí está el resultado. Me gustaría que nuestros lectores nos hiciesen llegar su memoria de aquellos años. Compartir experiencias es enriquecedor.

La entrevista

– ¿En que año naciste y dónde?

-En 1937, en Morella, un hermoso pueblo del Maestrazgo del que salí cuando tenía tres años y no volví hasta cumplidos los 60.

-¿Por qué?

– A mi padre lo metieron en la cárcel por republicano. Cuando salió en libertad no quiso saber nada más del pueblo y nos vinimos a vivir a Barcelona, donde estaba la familia materna.

-¿Qué recuerdas de la posguerra?

– Que había restricciones de luz  y en el piso nos iluminábamos con un quinqué cuando oscurecía. También había restricción de agua y teníamos que hacer colas en la fuente con nuestros cubos y garrafas. Los pisos eran fríos, porque la única manera de calentarse era la mesa camilla con un brasero de orujo. Y para bañarnos, mi madre, y las madres de los otros niños, tenía que calentar una olla en la cocina económica alimentada con carbón porque el gas no había llegado todavía. La nevera era un objeto de lujo y la compra se hacía en el mercado y en algún colmado porque no habían supers.

-¿Oíste hablar del estraperlo?

-Sí. Y aunque no sabía mucho de que iba si recuerdo que entendía que algo raro había en la compra de pan blanco y cigarrillos de tabaco rubio americano cuando al anochecer de algunos días iba con mi padre a la calle Bailén esquina con Travessera y allí veía a mujeres vestidas con largos faldones que iban calle arriba calle abajo musitando “pan blanco, tabaco rubio”. Veía a mi padre hablar con una de ellas y cómo la mujer se metía en un portal y salía con un paquete envuelto en papel de periódico que le daba a mi padre y mi padre le daba dinero y aquella noche mi padre encendía un cigarrillo mentolado mientras en la cocina escuchaba muy bajito la emisión en castellano de la BBC en un enorme aparato de radio. En la mesa habían rebanadas de pan blanco, tan distinto al pan negro de racionamiento que iba a comprar con mi madre con unas cartillas que se mantuvieron hasta el año 1952, porque la posguerra fue muy larga.

-¿Era una Barcelona muy triste?

-De adulto he sabido que sí. Muchos vecinos tenían familiares en la cárcel y a mucha gente le habían fusilado amigos o familiares. Yo no entendía porqué cuando pasaba un desfile de falangistas mucha gente saludaba brazo en alto y otros muchos trataban de camuflarse en el bar o en  un colmado para no tener que levantar el brazo. De adulto lo entendí. Pero entonces yo era un niño con una familia que me quería y por lo tanto era feliz y no veía la Barcelona triste.

Dos niñas jugando en El Raval durante la posguerra. Foto: Joan Colom

-¿Por qué eras feliz?

Porque por la calle apenas pasaban coches y podíamos jugar al fútbol  con pelotas de trapo anudadas con cordeles. Y podíamos hacer excursiones a descampados próximos y cazar mariposas. Y jugar en la acera a churro, media manga, mangotero… Había vida en la calle hasta la hora de ir a dormir porque las madres cogían una silla y bajaban a sentarse en el portal para conversar con las vecinas.  A veces un niño o una niña desaparecían misteriosamente y cuando preguntaba a mi madre donde estaba me respondía no te preocupes, un día volverá. Algunas veces no volvían. Eran niños castigados por la tuberculosis, la gran enfermedad de aquellos años en los que el frío hacia salir sabañones. Los años de la  posguerra fueron años de más solidaridad, pero eso lo veo ahora, ya de adulto, cuando las relaciones humanas se han deteriorado, la vida de barrio apenas existe y salvo los hijos de inmigrantes en el extrarradio no hay niños jugando en las calles.

-¿Añoras a aquel niño de la posguerra?

-Lo recuerdo con afecto. Como te decía, fui un niño feliz pero ahora sé que para mis padres y los padres de mis amigos no fueron buenos años. No quise aquel tiempo para mis hijas ni lo quiero para mis nietos. La posguerra fue muy larga y a veces puedes caer en la nostalgia recordando al niño que lo pasaba bien. Pero la nostalgia puede oler a podrido solo con rascar un poco con memoria de adulto.

Irene Montero y la chusma machista

Se han demostrado dos realidades: la gran valía de Irene Montero y la torpeza machista de Rafael Hernando, que parece empeñado en demostrar que es el portavoz idóneo para un partido como el suyo.

Antología de sandeces políticas (62)
Ángel Sánchez de la Fuente
Periodista

Solamente por escuchar, en el solemne marco del Congreso de los Diputados, la catarata de denuncias de corrupción que desgranó la portavoz de Podemos, el martes y 13 de este mes de junio, ya mereció la pena la moción de censura que de antemano muchos consideraban absolutamente superflua. Continua la lectura de Irene Montero y la chusma machista

La gentrificación se extiende por Barcelona

En Barcelona, uno de los factores claves para entender la gentrificación es el crecimiento exponencial de la afluencia turística.

Alberto Montufo Pérez
Estudiante de Ciencias Políticas en UAB
Ancor Mesa Méndez
Sociólogo y doctor en Psicología Social por la UAB

La palabra gentrificación lleva escuchándose por todos lados, medios de comunicación incluidos, durante los últimos meses, pero lleva años viviéndose en los barrios de Barcelona por gran parte de su vecindad. Estrictamente nos referimos a un anglicismo que viene a describir un proceso de sustitución vecinal de un lugar concreto por clases sociales con mayor poder adquisitivo, mediante el encarecimiento de las condiciones de vida necesarias para residir en él.

Continua la lectura de La gentrificación se extiende por Barcelona

La arquitectura en peligro de Barcelona ya está censada

En el ‘Llibre Blanc del Patrimoni’ se realiza un diagnóstico sobre el origen y las causas del progresivo deterioro de edificios en situación de indefensión.

M. Eugenia Ibáñez
Periodista

El patrimonio arquitectónico en peligro o amenazado de Barcelona ya está censado y documentado. Ochenta edificios o conjuntos constituyen la relación de conflictos urbanísticos realizada por un grupo de especialistas interesados por preservar la integridad de una parte de la cultura de la ciudad, siempre amenazada y no suficientemente protegida. Ese peculiar censo forma parte del Llibre Blanc del Patrimoni, probablemente el mejor diagnóstico realizado hasta la fecha sobre el origen y las causas del progresivo deterioro de edificios en situación de indefensión.

Continua la lectura de La arquitectura en peligro de Barcelona ya está censada

El noucentisme català entre el modernisme i el marxisme

Els primers noucentistes catalans van dedicar un gran esforç a mirar d’eradicar de la societat catalana el que consideraven els seus grans mals endèmics: la tendència a la improvisació, la grolleria, la carrincloneria, el pairalisme, la crispació genialoide i la crispació social. La pretensió era fer dels catalans uns ciutadans europeus.

Eugènia de Pagès
Catedràtica d’Història

L’historiador Jordi Casassas en el seu recent llibre La voluntat i la quimera explica que des de finals del segle XIX a Catalunya s’han succeït tres cosmovisions: el modernisme, el noucentisme i el marxisme, tres grans visions del país i del lloc que aquest ocupa en el món, i a les seves corresponents polítiques.

Continua la lectura de El noucentisme català entre el modernisme i el marxisme