Mostra totes les entrades de NC

‘Putileaks’: Cuando Donald conoció a Vladimir

Este artículo escrito para El País no ha sido publicado por considerar la dirección del rotativo que su contenido es ‘inadecuado”. La Lamentable lo publica con entusiasmo.

John Carlin
Periodista y escritor

“Un político que se queja de la prensa es tan absurdo como un marinero que se queja del mar.”
Enoch Powell, antiguo parlamentario inglés.

Iban a hablar media hora, según la agenda oficial, pero al final la reunión entre Donald Trump y Vladimir Putin en Hamburgo, en el marco de la cumbre de los líderes de la G20, duró dos horas y cuarto. Lo que todo el mundo quiere saber es, ¿de qué hablaron?

Continua la lectura de ‘Putileaks’: Cuando Donald conoció a Vladimir

¡Vuelve Ortega!

José Ortega y Gasset dejó dicho mucho; pero además dejó las bases para poder seguir comprendiendo este país durante mucho tiempo.

La soberbia autista de las élites (12)
Bibliografía – La rebelión de la masas 

Miguel Aznar
Consultor

Comencé, en la primera entrega de esta serie, con una amplia referencia a la Rebelión de las Masas. Ahora, cuando estoy desarrollando esta bibliografía histórica comentada sobre el tema que nos ocupa –la soberbia autista de las élites– al llegarle el turno a esta obra, comprendí que no tiene sentido desarrollar su millonésima interpretación. Ahí están todas las anteriores, con las legiones de detractores y admiradores del libro y del autor.  Ahora he querido, sencillamente (pero ¡es tan difícil ser sencillo!), señalar algunos elementos que me parecen claves para los propósitos de esta serie.

Continua la lectura de ¡Vuelve Ortega!

El junio del cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor

 El mes de junio trajo unas cuantas perlas para la colección de Sandeces.

Antología de sandeces políticas (63)
Ángel Sánchez de la Fuente
Periodista

Si no existiera esta sección de Antología de sandeces políticas, habríamos de inventarla, aunque solo fuese para poder almacenar sabrosas ocurrencias del actual presidente del Gobierno, como esta: “Cuanto peor, mejor para todos y cuanto peor para todos, mejor. Mejor para mí, el suyo. Beneficio político.” Nadie más que Mariano Rajoy sería capaz -como hizo él un martes y 13 de junio durante la moción de censura dirigida en su contra—de proclamar semejante despropósito en un tono tan solemne que suscitó el entusiasmo de los diputados y diputadas del PP. En realidad, se aplaudían a ellos mismos, conscientes de que lo importante era dejar de escuchar nombres  y más nombres de compañeros y compañeras acusados de corrupción. No ovacionaban la frase ininteligible de su jefe, sino la habilidad de este para no darse por aludido del estercolero en que están metidos él y su partido.

Continua la lectura de El junio del cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor

Bajo el cemento está el sustento

Barcelona tiene aún algunos espacios agrarios que deben seguir ejerciendo de huertos.

Gustavo Duch Guillot
Coordinador de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas

Hasta hace unos poquísimos meses, quienes habitamos el barrio de Horta, en Barcelona, podíamos comprar alimentos de cercanía, de mucha cercanía, de kilómetro cero. Entre los pisos blancos que se construyeron para alojar a personal relacionado con los Juegos Olímpicos resiste el huerto del señor Marcel·lí, un agricultor profesional que en unos 2.000 metros cuadrados producía los alimentos que el clima recomendaba.

Continua la lectura de Bajo el cemento está el sustento

Sanitat catalana: cerrando por vacaciones

¿Cuántos y qué servicios de atención sanitaria se van a cerrar, reducir, optimizar, adecuar, recortar…  en verano?

Toni Barbará
Dempeus per la Salut Pública / Marea Blanca de Catalunya

¡Llegó el verano!  Como cada año por estas fechas la ciudadanía enfila el largo y tórrido verano. Como es ya costumbre se repiten inquietudes varias a resolver, algunas domésticas, otras más generales. Y, por supuesto, no podía faltar en la agenda de supervivencia estival el tema de la salud. No pretendemos descuidar las consideraciones climáticas ni las fatídicas patologías caniculares, que también programamos junto a los golpes de calor y golpes de otra condición, o catarsis gastrointestinales típicas y tópicas.

Continua la lectura de Sanitat catalana: cerrando por vacaciones

Bacallà (va callar) a la basca

Les comunitats autònomes de règim comú obtenen 2.030 euros per càpita. Catalunya n’obté 1.973. Les comunitats autònomes de règim foral n’obtenen 3.965; el País Basc, 4.170.

Eugènia de Pagès
Catedràtica d’Història

El ministeri d’Hisenda està publicant les dades de finançament públic per comunitats autònomes -ara cuentas públicas territorializadas (CPT)-, i la darrera (del 2016) correspon a l’exercici del 2013. En sortir a la llum en ple estiu, -una manera de fer  típica de l’era franquista-, va passar força desapercebuda per a l’opinió pública. En canvi, els resultats són força espectaculars. Cal subratllar que els autors de les CPT distribueixen la despesa segons el criteri de “a qui beneficia”. Això es concreta en el fet que molta inversió estatal que es destina a Madrid es reparteix per totes les comunitats autònomes. El saldo de la comunitat autònoma de Madrid sembla molt pitjor del que realment és, i el de totes les altres, una mica millor.

Continua la lectura de Bacallà (va callar) a la basca

España, país de impunidad

Escuchamos los relatos de Chato, Felisa y Lidia, víctimas de las torturas de Billy el Niño.

Conchi Cejudo
Periodista
A vivir que son dos días

Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, “era el funcionario ideal de la Brigada Político Social del Régimen franquista. Era un torturador compulsivo que disfrutaba haciendo daño” dice Chato. “Lo mostraba con su media sonrisa, que era risa, mientras sus ojos se salían de las órbitas” afirma Lidia. “Su aliento, que apestaba a alcohol, lo sentíamos especialmente cerca las mujeres. Era su manera de imponerse” narra Felisa.

Continua la lectura de España, país de impunidad

El día que fui Dios una horita

Por Fabricio Caivano

Hace más treinta años y durante una hora yo fui Dios, así, con mayúsculas. Era una mañana de abril del año 1985. En una de mis escapadas a visitar escuelas  prodigiosas por las españas, recalé en Sevilla, acogido con afecto por un grupo de docentes ecologistas.  El entusiasmo era el color de aquellos tiempos en los que íbamos a sembrar un hombre nuevo para que habitara dignamente un mundo nuevo también. La moderación no es un vicio juvenil,  eso llega con el paso del tiempo y si acaso llega.

Al acabar el encuentro de seis días, una maestra maravillosa, mayor y hechicera de nombre Carmen,  me propuso alojarme por una noche en  el Coto de Doñana, donde ella había iniciado un trabajo de campo sobre las aves migratorias. Nos trasladamos en su viejo R4 verde de la consejería de agricultura de la Junta, al anochecer, hasta una precaria casetilla encalada, cuatro camastros desvencijados y una ducha de “cordel regadera” en un cañizo exterior,  aneja al Palacio de Doñana que entonces estaba en obras. Recuerdo que me musitó esta orden mágica: “salimos al amanecer”. Un eco de la inolvidable voz  de mando de R.L. Stevenson y compañía, promesa de todas las aventuras… “! zarpamos al amanecer ¡”

Poco después de las cinco, oscuro, echamos a andar por los arenales hacia el mar. Imposible describir el gozo inquietante del azote moral de tanta belleza, recién nacida a la luz flameante, rojiza. Dicen que los niños estrenan el mundo cada mañana y que por eso mismo, para no olvidar nunca esa primigenia sensación que les hace nacer el lenguaje,  preguntan el nombre de cada cosa asombrados de su propio asombro fundacional.  Hasta que optan por calla.  Por eso la única patria verdadera acaba siendo la infancia.

Eso hice yo, lo mismo que Dios según el fastuoso relato del Génesis: descansar el séptimo día y dedicarse a nombrar toda cosa o animal  alumbrado por su descarada omnipotencia.  Yo también fui Dios por una horita. La verdad, un gustazo.  Sin palabras ante el espectáculo inesperado del paraíso bajo la luz del sol naciente:  humedales, pinos, caballos, corzos,  aves, dunas, tortugas, nutrias, dos ríos, un mar color vino… Y un silencio coral como  callada música. Ese es mi recuerdo original del Coto de Doñana, recuerdo que aún conservaba intacto.  Hoy, enfangados en estos tiempos de desencanto y fuego, me lo ha borrado la brutalidad de las imágenes del reciente incendio en Doñana; eso sí, ya declarado “totalmente controlado” por unos bufones  militarizados y con mando en plaza… hasta el próximo parte de guerra.  Fingen luchar contra el fuego que ellos mismos alimentan.

Hoy el último fuego corroe el borde de aquél vergel de Doñana.  Ayer fue la tan repetida imagen, cenicienta y trágica,  de una larga carretera portuguesa, a vista de dron,  sembrada de automóviles calcinados…  Mientras una docena de ladrones encorbatados nos mienten desde el pulpiTV, una vez más, con la indolente solemnidad del cínico, los ciudadanos del planeta entramos, algunos conscientemente, en  una nueva era de desasosiego, soledad y  miedo, tan bien descrita por Corman McCarthy en su inquietante distopía titulada, con profética precisión a la vista de esa imagen portuguesa, “La Carretera”.

Realidad y ficción cantan un largo cuento:  una narración iniciada ayer con nuestra expulsión del paraíso original, hasta hoy, en que los cuatro perros usureros del apocalipsis nos llevan pastoreando, al alegre berrido planetario de !!GOOOOOOOL ¡¡, hacia la caverna final de un infierno de plasma y aire acondicionado. Esto huele a fin del mundo, amigos. Pero que me quiten este baile inolvidable:  yo también fui Dios por una horita.

 

Que sea delito dejar a una familia sin recursos

Entre las diez ciudades con más paro en España, nueve pertenecen a la comunidad de Andalucía.

e-Mail de Andalucía 
Jesús Páez Narváez
Licenciado en Ciencias de la Empresa

A las diez de la mañana el sol que caía sobre Jaén evaporaba hasta los marmolillos de las esquinas. Era el sábado 17. Viaje hasta allí para asistir a una Jornada organizada por la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados (AABI). Constituida en 2011, esta modesta organización tiene como portada de su web una reivindicación contundente: Que sea delito dejar a una familia sin recursos.

Continua la lectura de Que sea delito dejar a una familia sin recursos