Mostra totes les entrades de La Lamentable

La Lamantable és un blog d'informació crítica, format per un grup de persones heterogènies, tant en l’aspecte personal com en el professional, a les quals els uneix el sentiment de l’amistat.

Lo que Roma no da, Canterbury lo conceda

Estatua de monseñor Romero en la abadía de Westminster
Estatua de monseñor Romero en Westminster

Miguel Aznar
Consultor

Ignacio Ellacuría, vasco de Portugalete, discípulo de Rhaner y de Zubiri, jesuita defensor de los pobres, mártir junto con sus compañeros precisamente por esto. Despreciado por el papa polaco precisamente por esto. Se cumplen veinticinco años de su asesinato. Los medios de comunicación dan amplias referencias. Personas muy autorizadas están desgranando su vida y las circunstancias de su martirio. Ya es suficiente información, no voy a ir por ahí. Continua la lectura de Lo que Roma no da, Canterbury lo conceda

Mucho más que pan y tomate

Le he robado el título a Cristina Jolonch.

Hoy, en La Vanguardia, publica un artículo sobre el pan con tomate. Tema catalán y transcendente.
Nos dice que el pan con tomate está documentado literariamente desde hace ciento treinta años. Se apoya ampliamente en Leopoldo Pomés y cita autoridades varias. Se pasea por los últimos cincuenta años y por varios locales catalanes de aquí y del extranjero. Llega, citando a las dichas autoridades, a conclusiones sencillas pero irrebatibles: “Nada tan apetitoso como saborear la memoria de la infancia”. “No hemos sabido promocionarnos en el extranjero seguramente porque somos tímidos y nos cuesta vender lo nuestro”. “Ni tan sólo hemos logrado que pasara la frontera de Cataluña”. “También hay que decir que en la Península a muchos les toca las narices que sea nuestro”.

En resumen, pasa uno por unos por los temas del día. Sólo que hablando del pan con tomate. Y diciendo cosas serias y ciertas.
Tenía yo en la cabeza que hoy tocaba hablar con paz y distanciamiento, pero sin alejarnos de la realidad ni tratar de mayo y las flores. Incluso había pensado en referirme al melancólico otoño, preludio de un probablemente largo, frío y chejoviano invierno. Pero esta mujer me ha hecho ver la luz.

P.S.- Ni que decir que los habituales trolls la han frito a improperios…

Guatemala o Guatepeor

A veinticuatro horas del nuevo asalto de las nuevas tropas del nuevo rey Felipe, vale la pena considerar sus últimos movimientos:

Cazas de combate realizaron vuelos rasantes sobre Cataluña.

La policía nacional (nacional española) ha detenido a los que ondean señeras esteladas y redacta denuncias falsas como en sus mejores tiempos.

La guardia civil (civil militar) ha robado señeras esteladas izadas por autoridades municipales en lugares públicos, usando un coche oficial.

Una sección del ejército de tierra (o sea, unos treinta guripas) en un arriesgado ejercicio durante unas maniobras, ha rasgado una señera estelada.

Es de suponer que para que ningún cacho de las invictas fuerzas armadas nacionales (nacionales españolas) quede al margen de tanta heroicidad, el asalto a los mesas y urnas del día nueve de noviembre corresponderá a la marina, lo que se advierte para que la ciudadanía no se extrañe si ve a la infantería de marina desembarcando en Esterri d’Aneu, un submarino subiendo por el Llobregat hasta Berga o una fragata patrullando el lago de Puigcerdà. Por el Ebro no hay peligro, porque aún recuerdan que hace años intentaron meter un barco de guerra por el delta y se les encalló.

¿Hay alguna otra opción?

Sí: Gemma Robles, la espía de El Periódico en la corte del Caudillo Rajoy, ha informado que hay secretas negociaciones entre las tres partes implicadas. ¿Tres? Sí. Rajoy, Mas… y el PSOE. ¿Qué pinta aquí el PSOE?

Es fácil de entender: Por Rajoy va su alma negra, Arriola, el intrigante mayor del reino. Por Mas va Rigol, doctor en Teología. Arriola dijo que había que meter al PSOE, para poder echarle las culpas de todo lo que pasara y decir que, además, se había puesto de parte de los catalanes. Rigol dijo ‘amén’. Así que incorporaron a José Enrique Serrano, que ustedes no saben quién es, pero se trata del eterno Jefe de Gabinete de todos los presidentes y candidatos socialistas, lo que servirá para que se le pueda echar la culpa por aquello de la herencia recibida.

¿Están seguros que, cuando Arriola les robe la cartera, no será aún peor?

Un día en Berlín Oriental a la espera de una rubia con ojos azules y coleta

A los 25 años de la caída del muro

g_MDA_Fo_09788_01
Robert Havemann (primero por la izquierda) en el patio de su casa, el 27 de junio de 1981, cuando fue autorizado a salir de su domicilio, donde había estado confinado por orden de las autoridades comunistas de la RDA. (En la foto superior, Havemann, en el estudio de su casa).

José Martí Gómez
Periodista

Todo empezó un día del verano de 1980. El abogado y catedrático de Derecho penal Enrique Gimbernat puso en mis manos una foto en la que se veía a una mujer de mediana edad, rubia de ojos azules y peinada con coleta. Era la esposa de Robert Havemann, disidente en la Alemania Oriental.
–Su esposo está sometido a arresto domiciliario. Tienes que retener bien la fisonomía de esa mujer y cuando lo hayas conseguido destruir la foto. Debes pasar a Berlín Oriental y esperar sentado en un banco a que ella pase y si te mira la sigues. Te llevará hasta su casa y allí entrevistarás a Robert Havemann. Continua la lectura de Un día en Berlín Oriental a la espera de una rubia con ojos azules y coleta

¿A quiénes tenemos que matar?

morenes--644x362
Pedro Morenés, ministro español de defensa

Los periódicos trajeron la noticia. Los políticos y los tertulianos consideraron que había temas más divertidos para darse marcha.

Defensa invertirá casi 10.000 millones en nuevos programas de armamento. El ministro Morenés ya ha comenzado a enseñar la chequera a la industria militar. Los profesionales de la relaciones publicas de los unos y de los otros ya están estudiando cómo pueden colar como I+D los desarrollos de sistemas mata-gente y estructurando una campaña que venga a decir: “Si facilitamos que maten por ahí nos evitaremos morir de hambre por aquí”.

Pasan dos cosas: La primera que a fuerza de marear la perdiz se ha conseguido que no tengamos presente, en estos tiempos de recortes y vacas flacas, cuántos miles de millones estamos aún pagando cada años por un armamento que no sólo es chapucero en más de una ocasión (recordemos los submarinos de la serie ‘economía española’, tan sumergibles que luego no pueden vuelven a la superficie), sino que no sabemos para qué nos puede servir, porque no está claro de qué enemigo nos puede defender. Pero se comprometieron por 30.000 millones, sólo se han pagado 6.000, no se acabarán de pagar hasta el 2.030 (o sea, se estarán pagando todavía durante otra generación) y tienen un sistema de financiación tan complejo que acabará reventando en nuestras narices. A parte de que sería curioso saber cuántos miles de millones han ido directamente a las cloacas.

La segunda es que no me creo que las necesidades de defensa estén definidas en un plan estratégico digno de ese nombre. Papeles habrá, porque hay cientos de personas que cobran sus sueldos por generarlos. Que lo que esté escrito en esos papeles resista el juicio de los españoles es lo que niego. Ahí debería estar puesto, negro sobre blanco, qué enemigos tenemos y con qué nos amenazan; que amigos tenemos y cómo vamos a colaborar con ellos; qué funciones debemos desarrollar para defendernos de los unos y colaborar con los otros; qué medios consideramos necesarios para todo eso y cuánto cuestan. Y, darle al tema todas las vueltas necesarias hasta que las cifras cuadren. Que quiere decir, hasta que la gente lo considere razonable. No digan que se trata de secretos: Todos eso es notorio y se publica en los medios especializados y hasta en los generales.

Hurtar ese tema a la opinión pública es canallesco. ¿Dejamos que lo hagan?

Lo que faltaba

Manuel Marchena, nuevo presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo
Manuel Marchena, presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo. (En la foto superior, Ángel Acebes, con su esposa, en la boda del presidente de Iberdrola, para el que trabaja ahora).

José María Mena
Jurista. Ex Fiscal Jefe de Catalunya

Parecía que estaba todo visto, pero siempre hay más. Lo cuenta El Confidencial. “Un incidente de tráfico frente al restaurante Ciriaco de la calle Mayor de Madrid, entre los escoltas de un coche oficial y un conductor, ha servido para poner al descubierto una comida pantagruélica, cuyos comensales se habrían preferido mantener en el anonimato. Sobre la mesa: una fuente con casi dos kilos de angulas, otra de percebes y una botella magnum de Petrus que cuesta más de 2.000 euros. Y de plato fuerte, un descomunal chuletón de Ávila por barba”. Continua la lectura de Lo que faltaba

Hic, Rhodus. Hic salta

1415017143_456671_1415017739_noticia_normal
El director de inversiones del Santander, José Manuel Campa; el director general del CEC, Fernando Casado, y el presidente de Telefónica y del CEC, César Alierta. Foto: P. Campos (EFE)

Los principales empresarios del país han propuesto un plan para la creación de tres millones de puestos de trabajo legales. Han detallado dónde y cómo.

Podría parecer un ‘Viva Cartagena’, pero resulta que las diez y ocho empresas representadas son ciertamente entidades de mucho peso, y los empresarios firmantes, de primerísima fila en nuestra economía. Respaldando esa afirmación están Isidre Fainé y Ana Botín. Y están Brufau y Lara. Y Florentino Pérez y Juan Roig. Y gente que sabe lo que es generar empleo, como los primeros espadas de El Corte Inglés, Mango o Inditex. Y gente de la empresa familiar, que no son precisamente pymes, como Leopoldo Rodés y Barceló, el de los hoteles. Así hasta diez y ocho.

Se trata de gente muy seria, y el feo hecho de que el que ha salido a dar la cara sea César Alierta, que fue a la presidencia de Telefónica en vez de a la cárcel por el delito, que la audiencia consideró probado, de tráfico de influencias pero que se libró por las triquiñuelas de sus abogados, no quita fuerza a esas rotundas afirmaciones que han hecho.

Los medios, en general, se lo han tomado a guasa: Desde un zafio ‘¡que les den!’ hasta un displicente ‘¡pues que lo hagan!’. Los periodistas y tertulianos más creativos han correlacionado ‘empresarios’ con ‘chorizos’ y, apoyándose en Díaz Ferrán y los cuarenta ladrones, han ordeñado el escándalo y han tirado a la basura la vaca, sin mirar si era gorda o flaca. Los más finos se han limitado a preguntar si esos señores han pensado en el marco político, para poder seguir arreando contra el soberanismo catalán.

Esa señora y esos diez y siete señores son líderes, que saben reconocer una misión; definir para conseguirla una estrategia; plantear para implementarla unos cambios; ofrecer una visión de a dónde se llegará y por qué camino; fijar unos objetivos; establecer unos indicadores que midan hasta qué punto se van cumpliendo las previsiones; establecer una selección de metas muy precisas; lanzar una batería tras otra de iniciativas para alcanzarlas; y nombrar a responsables capaces de activar y desarrollar esas iniciativas.

Todo eso es el trabajo suyo de cada día. Si para lograrlo tienen que aliarse o pelearse, reafirmarse o desdecirse, avanzar o retroceder, es cosa suya. Están acostumbrados a todo eso, y lo hacen cada día.

¿De verdad que lo único que se nos ocurre es despreciarlos?

Eduardo Bueno

Ex candidato a la Generalitat por Alianza Popular, el empresario Eduardo Bueno es uno más de los que puede entrar en la cárcel por el llamado caso Hacienda. Hace años le entreviste para la serie De que quiere usted hablar. Me habló del placer de fumar cigarros habanos comprados en un  estanco de Ginebra. Ferrer Salat me comentó, al leer la entrevista: “Se necesita ser imbécil. Un empresario que fuma habanos no lo explica”.