Año nuevo, memeces nuevas (y cuatro más del año viejo)

bf88be66dc1d725de431843c2ac388b6927058b0
Los reyes, con el príncipe Felipe y Mariano Rajoy en la celebración de la Pascua Militar, el 6 de enero de 2014 en el Palacio Real de Madrid. Foto: AFP/AFP

Antología de sandeces políticas (33)
Ángel Sánchez de la Fuente
Periodista

No parece que el año que acabamos de estrenar vaya a ser menos pródigo en sandeces políticas que el que despedimos días atrás. Prueba de ello es que importantes personajes del panorama de nuestro país ya han soltado alguna que otra memez. Si echamos un vistazo al diccionario de la Real Academia Española comprobaremos  que el término memo remite a tonto, a simple y a mentecato. Y un mentecato es también un fatuo, o sea, un tipo lleno de presunción o vanidad infundada y ridícula. Las frases que recogemos a continuación, tanto de estos días como de los últimos de 2013, tienen mucho que ver con los vocablos citados. Allá van.

La grandeza de la familia del Rey…

¿En qué estaría pensando Juan Carlos de Borbón y Borbón el día de la Pascua Militar (6 de enero, para más señas) cuando confundió la palabra familia con la de milicia? Dicen que estaba mal iluminado el faristol que sostenía el discurso que leía a los militares, pero quizá lo que sufrió fue un lapsus freudiano.

 

En el momento en que el Rey trataba de arengar a los miembros del estamento castrense, castigados en mayor o menor medida por los recortes económicos, y les animaba “a ser los primeros en ofrecer y los últimos en recibir”, concluyó: “Esa es la grandeza de la familia, la vuestra y la mía.” En realidad, según figuraba en el texto original, lo que tenía que haber dicho era “esa es la grandeza de la milicia, la vuestra.” Teniendo en cuenta lo mal que lo están pasando en la Zarzuela con la infanta Cristina y con Urdangarín, el patinazo es excusable, habida cuenta de que el Rey no tiene la cabeza ocupada en otra cosa que no sea el choriceo de su yerno. Lo fastidiado es que equiparar, aunque sea un lapsus, la familia real a la de los militares, tal y como está el panorama de los duques de Palma, suena a típico borboneo.

urdangarin
La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín. Foto. La Voz Libre

…Y el amor de la infanta a su marido

Estábamos en lo que estábamos, y al abogado Jesús María Silva –letrado del prestigioso bufete dirigido por Miquel Roca Junyent que se encarga de la defensa de la infanta Cristina—no se le ocurrió otra cosa que recurrir a los cuentos de hadas. El suyo, protagonizado por la inocente esposa del perverso Urdangarín, es el siguiente: “Cuando una persona está enamorada de otra, confía, ha confiado y seguirá confiando contra viento y marea en esa persona: amor, matrimonio y desconfianza son absolutamente incompatibles. Lo que no se puede pretender es que el legislador diga: ‘Mujeres, cuando vuestros maridos os den algo a firmar, primero llamad a un notario y a tres abogados’. O viceversa: ‘Maridos, cuando vuestras mujeres os presenten algo, desconfiad y esperad a firmar.’” Y para que no quedase ningún resquicio de duda, el ilustre abogado Silva subrayó: “Esa inocencia [de la infanta] pasa obviamente por su fe en el matrimonio y el amor por su marido.” O sea, prohibido divorciarse. Al menos de momento.

images
Felipe González

El aburrimiento de Felipe González

El expresidente del Gobierno Felipe González anunció el día 9 de enero en Sevilla: “Dejaré mi puesto en el consejo de administración de Gas Natural no porque haya incompatibilidades, sino porque es muy aburrido.” El exlíder del PSOE habrá estado en dicho cargo de consejero tres años, que es lo que dura un mandato. Ha explicado que lo que le interesaba era conocer el tema de la energía y que le habría ido mejor “asesorando a empresas con domicilio fiscal en las islas Caimán.” Se ha publicado que la remuneración de González como consejero de Gas Natural era de 126.500 euros al año por reunirse una vez al mes. Es decir, que en el caso de que haya habido reunión todos los meses habrá ganado algo menos de dos millones de pesetas por cada una de ellas. Si se aburría tanto, ¿por qué ha aguantado tres años y no lo dejó mucho antes? En esta época de especiales dificultades económicas del pueblo llano, el fatuo comentario del excamarada Isidoro resulta obsceno y blasfemo.

Cospedal-prioridad-candidato-PP-Andalucia_EDIIMA20130930_0477_4
María Dolores de Cospedal. Foto: eldiario.es


“El PP está francamente bien”, según Cospedal

Señoras y señores del PP, ¿cómo están ustedes? “El PP está francamente bien tal y como está, como se pone de manifiesto con el apoyo a las políticas y las reformas del Gobierno.” Este fue el diagnóstico que el pasado día 11 difundió María Dolores de Cospedal, secretaria general de los populares y presidenta de la autonomía de Castilla-La Mancha. La frase la pronunció sin pestañear, con su proverbial aire chulesco, ajena a todo lo que estaba cayendo. Y es que, precisamente en esos momentos, algunas encuestas que se hacían públicas pronosticaban una enorme bajada en las expectativas electorales del PP. ¿Cómo se puede afirmar, sin ruborizarse, que el PP está bien cuando las discrepancias sobre la reforma de la ley del aborto se han instalado hasta en la dirección del partido? ¿A quién pretende hacer creer la señora Cospedal que el PP “está bien tal y como está” cuando algún sondeo da como ganador, si hoy se celebrasen unas elecciones, a un PSOE bajo mínimos? De la frase esa de que “el PP está francamente bien” se podría decir que bien no, pero sí que cada vez el PP está “francamente”. De Franco, claro.

324340_1
María Antonia Trujillo. Foto: El Periódico de Extremadura

Cuatro perlas de bisutería

Como homenaje a la época de rebajas, he aquí cuatro perlas baratas de otros tantos integrantes de la clase dirigente de este país.

“Vamos a ver, ¿para qué asuntos importantes sirve saber catalán?”

(María Antonia Trujillo, ministra de Vivienda con Zapatero de presidente del Gobierno, en un tuit redactado el 16-12-13)

A pesar de haber conseguido un doctorado en Derecho y dar clases de Derecho Constitucional en la Universidad de Extremadura, la señora Trujillo puede ser una ignorante y hacer este tipo de preguntas. Lo que es inadmisible es el desprecio.

“No se vayan, por favor. No se vayan de España. Los necesitamos. Son valiosos, son ustedes extraordinarios. Yo les ruego a los miembros del Grupo Parlamentario Popular que sigan dando chocolatinas, que les sigan vendiendo el producto. Pero es que son muy útiles, señor Sánchez Llibre, no se vayan.”

(José Segura, diputado canario del PSOE, dirigiéndose en el Congreso a Josep Sánchez Llibre, de CiU, el 19-12-13)

Algunos políticos socialistas se empeñan en azuzar el secesionismo catalán para hacerle la competencia al españolismo del PP. Hablar de dar chocolatinas a Cataluña es mofarse del sentimiento de los catalanes.

“Es una batalla, no la guerra, pero un bofetón a la rubia. Llega un momento en que todo te produce satisfacción. Atento a los próximo días. Un abrazo.”

(Miguel Blesa, en un mensaje como presidente de Caja Madrid a su director general Matías Amat, el 2-10-09)

Sabemos que la rubia aludida es Esperanza Aguirre, pero no comprendemos cómo Blesa hablaba de motivos de satisfacción cuando la entidad de ahorros estaba ya en las últimas. ¿Será sadismo lo de este banquero?

“Todos hemos de respetar las decisiones que adopte la justicia, y colaborar.”

(Mariano Rajoy, el 20-12-13)

Perfecto. Lo que sucede es que el presidente del Gobierno dijo esa frase nada más recibir la noticia del registro de la sede central del PP. Y negó que la actuación judicial obedeciese a una orden de registro. Que le pregunten al juez Ruz si el PP colabora con la justicia o la entorpece todo lo que puede. Diógenes de Sínope era un aprendiz de cínico comparado con Rajoy.