Andalucía, más lejos de España y de Europa

e-Mail de Andalucía
Jesús Páez Narváez
Licenciado en Ciencias de la Empresa

Esta semana pasada ha tenido lugar en el Parlamento de Andalucía el debate sobre el estado de la Comunidad. Por lo general estos debates, a mí entender, tienen tres características: en ellos se anuncian numerosas mejoras cifradas en millones de euros,  no se habla de la realidad de la Comunidad ni, por ende, de sus ciudadanos y tienen muy poco de debate  y mucho de ataques broncos y hasta zafios.

En su ingenuidad uno espera que quien gobierna detalle los objetivos concretos y cuantificados de su programa o plan, dé a conocer cuánto se ha avanzado en la consecución de cada uno de ellos y explique a los parlamentarios, que allí representan a los ciudadanos, el cómo, con qué, con quién, donde, cuándo  y cuánto se ha conseguido respecto a cada uno de los objetivos que el gobierno se había fijado al empezar la legislatura. Respeto al fracaso escolar, por ejemplo, objetivo: disminuir en un 2,6 % la tasa de fracaso escolar que al inicio de la legislatura estaba en x. El modo de conseguir dicha disminución era tal y cual y se ha ejecutado de tal manera; para ello se disponía de tales recursos; se haría con tales profesionales; se interactuaría  con los alumnos, las familias y, por supuesto, con el profesorado, etc.  Algo así parece lo lógico y, desde luego contribuiría a que  los ciudadanos nos enterásemos de como se afrontan  las carencias, se resuelven los problemas y  cuánto cuesta y cómo se financia y qué tiempo se tarda y por qué. Ayudaría a entender que gobernar no es un huevo que se echa a freír; a comprender cómo y qué se gastan los recursos, conocer los errores cometidos, etc. Contribuiría  a concienciar e implicar a la ciudadanía en los asuntos de interés general.

Yo no estuve en el Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre, sede del Parlamento de Andalucía. Sevilla a los que vivimos en Granada nos queda a 250 kms y el tren/autobús  puede tardar 3,24 h. Sí me he leído las 35 páginas del discurso de la Sra. Presidenta. Una vez leído, mi opinión sobre la intervención coincide con el resumen de Antonio Maíllo (IU) que, después de afearle que la primera media hora de su intervención la había dirigido al Comité Federal del PSOE para convencerles de que Rajoy y la derecha gobierne en España,  le dijo:  “Usted no está rindiendo cuentas, usted está en la reventa” de sus políticas. Esa fue la intervención de la Sra. Presidenta: hablar de cosas ya habladas y prometer, prometer y prometer. Alguien le dijo: “Señora Díaz, me encantaría vivir en su Andalucía”.

No es la Sra. Díaz la primera que habla de una Andalucía inexistente. El larguísimo periodo de gobiernos del Psoe en Andalucía ha dado para grandes campañas publicitarias sobre las Andalucía del futuro.

Como seguro usted conoce, de los 36 años de gobiernos del Psoe-A en Andalucía, los primeros 27 años los cubrieron tres presidentes: Rafael Escuredo, 2 años;  José Rodríguez de la Borbolla, 6, y Don Manuel Chaves, que estuvo la friolera de 19. Desde que este dimitió se han necesitado tres personas para cubrir los últimos siete años de presidencia. A efectos prácticos hay que decir que dos. Gaspar Zarrías Arévalo sólo fue Presidente interino durante 18 días. El interregno entre Chaves y Griñán. Del 7 al 23 de abril de 2009.

img_9696
José Rodríguez de la Borbolla, expresidente de la Junta de Andalucía

Pues bien, ya el Sr. Rodríguez de la Borbolla, allá a principios de los ochenta,  vendía  su sueño de hacer de Andalucía la California del Sur de Europa. No se sabe si pensaba en un Silicon Valley o en Las Vegas. Durante sus seis años de mandato el paro –ese barómetro maldito de estas tierras- bajó del 28,91% al 25,53%. Algo es algo. Aunque para que el paro baje  0,56 puntos por año no hay que irse a California.

El Sr. Chaves González con tantos años  gobernando tuvo tiempo de soñar más de una Andalucía. En la década de los noventa, Chaves convocó a unos 200 expertos para que se encargasen de definir las líneas generales de la comunidad para el siglo XXI. El invento se bautizó como Foro Andalucía Siglo XXI. Más adelante, el Presidente acometió un plan de envergadura: “La segunda modernización”, un Plan de Innovación y Modernización de Andalucía que pretendía hacer de esta la Finlandia del mediterráneo. Y para saber de qué hablaba el Sr. Chaves se fue al país nórdico con 27 acompañantes para ver in situ como se lo habían montado los finlandeses para pasar salir de pobres en solo una década. “Si Finlandia lo ha podido hacer, nosotros podemos hacerlo”, cuentan que afirmó Chaves. Claro que Andalucía no era es ni la Finlandia del 2000. Para animar la modernización en febrero de 2002, Gaspar Zarrías  presentaba en el Palacio de San Telmo la campaña Andalucía Imparable. En cuanto al barómetro maldito a Manuel Chaves no le pilló una mala época y bajó la tasa en 7,6 puntos. Empezó su mandato con 25,33% y la dejó, en 2009, en el 17,73 %. Bien es verdad que al estar gobernando 19 años el descenso anual fue más bien discreto. Un 0,4 punto por año. La Andalucía era imparable pero lenta.

A José Antonio Griñán le tocó peor suerte. Gobernó los años de la crisis. Cuando se fue en el 2013 la tasa de paro que estaba en el 17,73 en el 2009, la dejó en el 33%.

Volviendo  al Sr. Chaves se puede decir que como  profeta no podría ganarse la vida. Cuando se asentó en San Telmo soñó  que para el año 2020 Andalucía  sería una de  las 20 primeras regiones de Europa. ¡Qué patinazo señor mío! Cuando faltan apenas tres años para esa fecha, para nuestra desgracia, Andalucía está en la cola de las últimas 20 regiones de Europa.  Andalucía, junto con Melilla y Extremadura, está entre el 25% de las más pobres de la UE.

No, la Sra. Díaz no es la primera en vender más o menos humo ni en hacerse campañas de imagen. Pero la realidad es la que es. Y la realidad dice que las cosas no van muy bien. Lo dice por boca del Observatorio Económico de Andalucía (OEA), organismo este nada sospechoso de radicalismos. Según el OEA, en Andalucía “el crecimiento interanual del IOEA para el segundo trimestre de 2016 fue del 3,0 %, cinco décimas menos que en el primer trimestre de 2016 y dos menos que el estimado para el PIB español. Y, añade,  que el crecimiento que prevé para el 2016 se quedará en el 2,7%. Pero dice algo más serio y preocupante  como que “La crisis afectó severamente a estas actividades provocando una intensa destrucción de empleo. Sin embargo, esta destrucción de empleo, aunque ha sido desigual sectorialmente está lejos de suponer un cambio en la idiosincrasia productiva andaluza y, menos aún, de alumbrar un ”nuevo modelo productivo”.

Es decir que después de la California del sur de Europa, el Foro Andalucía Siglo XXI, la Segunda modernización, la Andalucía imparable… estamos donde estábamos, con el mismo modelo productivo de hace treinta y ocho años. Y respecto a España y Europa a la cola de la cola.

Foto de portada: Susana Díaz, entre sus cuatro predecesores en el cargo: José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Rafael Escuredo

Anexo

Evolución de la tasa de paro en Andalucía 1980-2014
Año Tasa de paro %
1980 17,45
1982 20,50
1984 28,91
1986 30,08
1988 28,68
1990 25,53
1992 28,10
1994 32,34
1998 29,13
2000 24,13
2002 19,50
2004 16,99
2006 12,62
2008 17,73
2010 27,77
2012 34,35
2014 34,78
2016 29,1      (último dato)

 

Comparativa de tasa de paro por provincias  1980-2014
Cádiz
1980 23,95
2014 42,30
Almería
1980 9,67
2014 35,58
Córdoba
1980 13,85
2014 33,73
Granada
1980 17,17
2014 35,92
Huelva
1980 13,95
2014 31,94
Jaén
1980 15,97
2014 33,25
Málaga
1980 18,31
2014 32,60
Sevilla
1980 18,11
2014 32,77

 

 

 

 

 

 

2 pensaments a “Andalucía, más lejos de España y de Europa”

  1. Pido disculpas Daniel.

    El acrónimo IOEA aparece al principio del Informe del Observatorio Económico de Andalucía ( OEA) referido al segundo trimestre de este año. Dice así: “En el segundo trimestre de 2016 el crecimiento de la economía andaluza fue inferior al del trimestre anterior. Concertadamente, el Indicador Sintético de Actividad para Andalucía del Observatorio Económico de Andalucía (IOEA)… ”
    El Indicador Sintético de Actividad no es otra cosa que una herramienta estadística que en vez de decir lo que ha pasado informa de lo que va a pasar a medio plazo. Este indicador se conoce por su acrónimo ISA. Es un estudio trimestral y se aplica igual en cada uno de los países de la UE.
    Lo que no sé es la razón por la que en el informe referido aparece como IOEA.

Els comentaris estan tancats.