¿Hay alguien pensando?

e-Mail del País Basc
Ander Gurrutxaga
Catedrático de sociología

Desde cierta distancia, las elecciones del domingo en Cataluña, se han situado en un punto donde no sólo los “puentes” han desaparecido,  las voces críticas casi no se escuchan y los ingenieros de construcción han cambiado de funciones, se dedican a demoler y no a construir. La pretendida racionalidad política ha olvidado sus funciones reales y todo consiste en “manifestarse”, en decir,  pronunciarse,  tomar partido.

demagogia-1El ruido y la cacofonía son de tal intensidad que nada que no sea el ruido y los decibelios emitidos se “oye”. Es como si hubiese que caminar, y en consecuencia, decidir sobre: la teoría de las catástrofes -sólo queda pronunciarse a la Junta de Jefes del Estado Mayor del Ejército, ya lo ha hecho el deporte, la banca, la cultura… augurando, eso, “catástrofes”: corralitos, expulsión de Europa, padecimientos mil, en una palabra- o la de los sistemas emergentes.

Un orden nuevo es posible si llevamos adelante el programa máximo, aunque no se conozca con precisión sus contenidos, pero el movimiento gestado lo explica todo, hacer=moverse=pronunciarse= estar en la movilización. La primera es difícil de sostener, y sobre todo de mantener, y la segunda imposible de sostener a medio plazo. Mientras tanto, ruido, decibelios, más ruido y más decibelios. Hay alguien pensando en el día después ¿Hay alguien gestionando el fracaso de las catástrofes y la imposibilidad de los sistemas emergentes, o sin más, hay alguien pensando?

Un pensament a “¿Hay alguien pensando?”

  1. Usted es catedrático de sociología, qué no sabrá usted, la gente no piensa, la gente piensa, sólo unos pocos parecen hacerlo, o mejor, poder hacerlo.
    Ayer, en la parada del autobús, un hombre con ropas de trabajo y la cara enrojecida bebía de un tetrabrik, pensé: está bebiendo cacaolat, pero luego vi el cartón de cerca y lo que bebía era vino. Tenía la mirada cansada y perdida. Era sólo un ser humano más con derecho a ser educado para pensar y a ser tratado con dignidad. Ésta será la única catástrofe después del 27S y de todos los 27S que vendrán, que unos podrán seguir pensando, mientras otros seguirán en la parada del autobús con su tetrabrik.

Els comentaris estan tancats.