Acuerdo por Andalucía

e-mail de Andalucía
Jesús Páez 

24/4/2012 (9:30)
“El Gobierno aprueba el mayor recorte social de la democracia” se puede leer a cuatro columnas en El País del día 21 de abril. Ya en el interior en su editorial “Líneas rojas”   empieza  diciendo que “el Gobierno tomó ayer una batería de decisiones graves”. Y la concluye calificando las medidas tomadas por el PP afirmando: “Es un cambio de modelo”. Efectivamente esto sí que es  un cambio de modelo absolutamente radical que empuja  hacia un Estado del Malestar y no el “gobierno radical” que según Javier Arenas van a formar, en Andalucía, PSOE-IU.  Lo que está haciendo el Gobierno del PP en España sí que es radical y con unos tintes de autoritarismo que, se lo digo de verdad Sr. Arenas, dan cada vez más miedo.

Supongo que usted, del que cuentan,  que viene de la demócrata cristiana y la socialdemocracia estará verdaderamente preocupado de los derroteros que está tomando el PP. Estará usted conmigo en que una cosa son los ajustes y recortes económicos que, está claro hasta para el FMI, que van a llevar a España a una depresión de caballo, durante, como poco, los próximos 15 años –a no ser que D. Mariano y “El Oculto” o “El Escurridizo” como le llaman otros, no hace un milagro- y otra las medidas que se están adoptando contra los derechos sociales, cívicos  y políticos de la ciudadanía e instituciones españolas. Ahí están a una los señores ministros Gallardón y Fernández con la ayuda, es de suponer,  del Fiscal General  del Estado, este señor que sabe tanto de películas. Si los hados no lo remedian el “Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político” con el que empieza la Constitución española va a quedar hecho unos zorros.

Me da Sr. Arenas que, incluso,  le dolerá y le enervará como a tantos andaluces,  la política de acoso y derribo que su Partido, bajo cuyas “alas” usted ha obtenido la mayoría minoritaria de votos en las elecciones andaluzas, sigue llevando a cabo contra Andalucía incluso ahora ya concluidas las elecciones. Ya no se trata de que se rían de cómo hablamos,  de que les digan torpes a nuestros  escolares y vagos y pancistas a los adultos, de que pretendan denigrarnos diciendo que vivimos de la limosna o que “Los andaluces han votado que les sigan tratando como a pobrecitos y no como a hombres libres”, etc, etc. Se trata Sr. Arenas que  el PP está pasando a mayores: su amigo el Sr. Montoro, desde Hacienda se está pasando diez pueblos con las cuentas.  El Sr. Beteta  parece estar deseando entrar con los blindados por Despeñaperros para “intervenirnos”. Leo en el periódico que ya vamos por el tercer recorte en Educación obligatoria sin hablar de la Universidad;  y de Sanidad y Servicios Sociales ni hablamos. Yo le vengo oyendo desde hace un año que para el Gobierno del PP de Andalucía esas tres cosas eran sagradas.  Que usted iba a resolver el paro y, “sin tocar un euro, de Educación, sanidad ni servicios sociales”. Como andaluz que soy, yo le diría que usted, como ha dicho, empiece la legislatura emplazando al nuevo Gobierno andaluz  a que explique claramente “la situación financiera de la comunidad”  pero, por favor, también le ruego que se comporte con coherencia con sus propias palabras y honestamente con todos los andaluces y andaluzas defendiendo sus promesas electorales  y que no permita que el Gobierno Central del Sr. Rajoy le dé una patada al Gobierno PSOE-IU en el trasero de los andaluces, incluidos los miles que le votaron a usted.

Una última cosa Sr. Arenas ¿si usted fuese  hoy el Presidente de la Junta de Andalucía el Gobierno Central  nos trataría con respeto, delicadeza, incluso, con condescendencia,  como trata a otras Autonomías que están, financieramente hablando,  mucho peor que Andalucía?

Andalucía: difícil legislatura
El socialista Manuel Gracia presidirá el nuevo Parlamento andaluz que quedó constituido este jueves pasado. El nombramiento de Gracia se produjo con 57 votos a favor (de los diputados socialistas y los de Izquierda Unida), 50 votos en blanco y un voto nulo – previsiblemente el del diputado de IU opuesto al acuerdo con los socialistas, Juan Manuel Sánchez Gordillo. Parlamento en el que de 109 integrantes 52 son mujeres y 54  de aquellos llegan por primera vez.

PSOE e IU ya han ultimado un documento de 75 páginas que recoge los términos de un acuerdo programático bajo el título de ACUERDO POR ANDALUCÍA (clicar encima para ver el documento íntegro).  Acuerdo que se califica de “fuerte y coherente” quedando por resolver  la incógnita de si IU-CA entrará a formar parte o no del Gobierno. Cuestión que se despejará mediante un referéndum vinculante entre la militancia de IU a celebrar el día 24 de 18 a 21 horas.

 Índice del Documento acordado1. El empleo, prioridad de la política andaluza.2. Renovación de nuestra economía: hacia un modelo de desarrollo más sostenible y solidario.3. Avanzar en Democracia.

4. Sostenibilidad y cohesión territorial.

5. Educación pública, democrática y de calidad.

6. Defensa de nuestro sistema público de salud.

7. Andalucía diversa, inclusiva e integradora.

8. Andalucía para todas las personas en igualdad de oportunidades.

9. Andalucía diálogo corresponsable, serio y activo con el Gobierno de España desde la defensa del Estatuto de Autonomía para Andalucía.

10. Andalucía una región fuerte en Europa.

11. Compromisos Legislativo.

El pacto recoge 250 medidas y el compromiso de elaborar 28 leyes  así como cuatro  “Respuestas inmediatas para las demandas más urgentes”  referidas a empleo, defensa de las políticas sociales, defensa de la Autonomía y profundizar la democracia.  Es verdad que en las 250 medidas o metas acordadas no aparece cuantificación ni cifra alguna. Es decir no se redactan verdaderos objetivos que contesten a las clásicas, pero necesarias, preguntas: qué, cómo, con quién, con qué,  cuánto y  cuándo. Pero esto tal vez sea pedir mucho a un acuerdo de estas características y cuya negociación y redacción no estaba en el horizonte ni la agenda de ninguno de los firmantes hasta  la noche del 25M. En mi opinión, con independencia que IU forme o no parte del Gobierno, el contenido del Pacto es demasiada faena para una legislatura. Sin haberlo estudiado todavía en profundidad,  lo veo,  como se dice por aquí,  “mucho arroz pa un pollo”.  Y más en unas circunstancias en que los pollos tienen más plumas que carne y se dispone de poco grano para cebarlos. Y, para colmo, cuando las Autonomías, en este caso la andaluza, son las penúltimas de la cadena y tiene por encima a un Gobierno Central  que en vez de vara de mando tiene una guadaña  y te es hostil, y a una UE también segadora y hostil y, claro está, a unos “mercados” que solo actúan pensando en  hacer su agosto, caiga quien caiga.

A estos pequeños detalles, en el caso de Andalucía, hay que sumar la matraca diaria de  los aprendices de brujo del neoliberalismo que vomitaron sapos y culebras a través de sus medios digitales y escritos y que aún les sigue sabiendo la boca a hiel desde la noche del 25M.

En todo caso, a los andaluces, al menos a una gran mayoría, el futuro se nos presenta muy entretenido y nos va a dar mucho de sí para platicar en el bar del pueblo mientras no gastamos las  subvenciones en vino y cubatas.

 

P.E. José Bono, como no podía ser de otro modo, ha opinado de lo que se debería hacer en Andalucía .  «¡Al suelo que vienen los nuestros!» fue lo  que les vendría a la cabeza  a más de un socialista  cuando escuchara o leyera al expresidente del Congreso e histórico barón José Bono instando a sus compañeros a abandonar la idea de pactar el Gobierno de la Junta con IU  y hacerlo mejor con el PP  de Javier Arenas. D. José Bono no es un “verso suelto” es todo un  interminable romance épico-lírico que el PSOE debiera abandonar en los primeros  Juegos Florales que se convoquen.